Nacional
Miércoles 19 junio de 2019 | Publicado a las 17:37 · Actualizado a las 08:48
La estremecedora historia del chileno que se sometió a un suicidio asistido al margen de la ley
visitas

En medio de un debate de cinco a√Īos por legislar la eutanasia, Jorge Vald√©s Romo busc√≥ una forma de terminar con su vida con dignidad y sin dolor, tras sufrir durante 15 a√Īos una fibrosis pulmonar idiop√°tica incurable. Fue una organizaci√≥n, que opera al margen de la ley, la que accedi√≥ al pol√©mico requerimiento.

Jorge Vald√©s se transform√≥, a sus 84 a√Īos, en el primer relato de un paciente que experiment√≥ un suicidio asistido en Chile, sin que en el pa√≠s sea legal, dice el estremecedor reportaje de The Clinic.

El exmarino viudo viv√≠a desde 2012 en en la residencia √Āmbar y se conmocion√≥ al ver la noticia de dos adultos mayores que decidieron morir: un anciano mat√≥ de un disparo a su esposa y luego se dispar√≥ a s√≠ mismo.

Paulina, una de sus hijas buscó de qué forma podía aliviar el dolor de su padre, luego de que su enfermedad se agravara en julio de 2018 y él mismo les expresara a sus hijos su deseo de someterse a una eutanasia.

Cuando Paulina comenz√≥ a buscar resultados en Internet, se encontr√≥ con pistas costosas y poco confiables. “Como es ilegal y no hay informaci√≥n, me salieron una cantidad de cosas horrorosas, como mercados negros, bien oscuros”, relat√≥ al medio.

“Me contact√© con algunas personas que encontr√© all√≠, pero sin saber si era verdad, si me iban a timar o si al final eran procesos en que mi pap√° iba a tomar algo y le iba a hacer m√°s da√Īo. Es una angustia terrible, porque sientes que est√°s haciendo algo s√ļper sucio, cuando simplemente quieres terminar con una vida en forma amorosa y tranquila”, a√Īadi√≥.

“Si no encontramos nada, ¬Ņqu√© hago? ¬ŅMe tiro al metro?”, le pregunt√≥ Jorge.
– “No es lo que mereces”, contest√≥ Paulina.

“Amortanasia”

Francisco Tapia Salinas, m√°s conocido como Francisco Papas Fritas, prepara una exposici√≥n titulada Amortanasia, que “defiende el derecho a la muerte asistida como acto de amor y el fin del sufrimiento de un paciente terminal o en estado constante de sufrimiento f√≠sico y mental”.

La obra de Papas Fritas obedece a motivaciones personales, pero tambi√©n de “desobediencia civil”, como √©l expres√≥ a The Clinic.

“Cuando un grupo de personas decide que har√° algo en contra de una norma, pero hay un componente moral en ello, tiene mayor obligaci√≥n de hacerlo”, dice.

Así, Amortanasia contraviene el Artículo 393 del Código Penal, que condena a quien preste auxilio a otro para que se suicide, con conocimiento de la causa.

Frente a esto, Tapia asegura que ocho personas fueron “ayudadas” con Amortanasia, mediante su procedimiento plenamente concertado, del que se pueden arrepentir hasta el √ļltimo minuto.

Pasiva, activa o asistida

Alejandra Z√ļ√Īiga, doctora en Derecho, explic√≥ al medio que existen diferencias entre la eutanasia pasiva, activa y el suicidio asistido: las tres est√°n prohibidas en Chile y condenadas con c√°rcel.

En el caso del √ļltimo, “quien auxilia s√≥lo proporciona los medios para que el propio sujeto se quite la vida”. Mientras que la eutanasia pasiva se entiende como la “supresi√≥n o no aplicaci√≥n de medidas que pueden mantener a una persona con vida”.

“Yo directamente no presto auxilio, y no existe una ley que diga que yo colaboro indirectamente en el suicidio. S√≥lo lo hace quien da el medicamento para que el paciente los tome, beba o active una inyecci√≥n. Entonces, ¬Ņcu√°l ser√≠a mi delito? ¬ŅTener compasi√≥n por una persona que se encuentra sufriendo?”

Así, Jorge encontró Amortanasia a través de Internet y decidió, tras largas conversaciones, someterse al procedimiento.

“Nos detallaron el proceso y la forma en que ellos nos ayudar√≠an. Cuando nos explicaron de modo cient√≠fico, nos dio mucha tranquilidad. Lo que m√°s nos gust√≥ es que fuera sin dolor y que mi pap√° iba a estar rodeado de amor”, expres√≥ Paulina, quien tambi√©n explic√≥ que no hubo un pago de por medio, pero s√≠ decidieron costear algunas gastos.

“Eutanasia ahora y no s√≥lo cuando sufra una enfermedad terminal, sino que cuando uno decida”, escribi√≥ √©l mismo en las redes sociales. Su activismo digital tambi√©n lo llev√≥ a grabar videos y realizar presentaciones.

Eligieron el 29 de marzo para la muerte de Jorge, quien inici√≥ su d√≠a a las 07:00 horas, ya que estaba ansioso. A media ma√Īana y con una cat√©ter en su brazo, Jorge presion√≥ un bot√≥n que liber√≥ un l√≠quido que lo indujo al coma, hasta que un segundo medicamento (administrado de forma autom√°tica), le provoc√≥ su ansiado paro cardiorrespiratorio, dice el relato.

Eutanasia en tres causales

Vlado Mirosevic (PL), impulsor de legislar la eutanasia en Chile, explicó al citado medio las tres causales que permitirían acceder a la muerte voluntaria: sufrir una enfermedad terminal, sufrimiento físico incesante, o sufrimiento psicológico o psíquico producto del anterior.

No obstante, así como en la ley de aborto, los médicos también podrían objetar por conciencia, pero sólo de forma personal y no institucional. Esta medida fue respaldada por la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, valorando la neutralidad de Chile Vamos al respecto y también de los profesionales.

El organismo reveló que de 5.805 profesionales, el 77% aprueba la eutanasia, aunque sólo el 59% la aplicaría. Mientras que el 56% está de acuerdo con el suicidio asistido, pero sólo el 45% lo aplicaría.

“En 2014, cuando presentamos el proyecto, me cost√≥ hasta sacarle la firma a los diputados, porque hab√≠a un temor general: ‘El pa√≠s no est√° preparado’, dec√≠an muchos. Eso ha ido cambiando, y si aprobamos este proyecto, Chile pasar√≠a a la vanguardia del continente en t√©rminos liberales”. As√≠, Mirosevic plante√≥ que la eutanasia ha sido una “realidad silenciosa” y que urge legislar.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora