Nacional
Martes 11 junio de 2019 | Publicado a las 17:14 · Actualizado a las 19:34
Beat cobra a usuaria 9 viajes por altos montos realizados por terceros: empresa no se responsabiliza
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Fueron 9 los viajes por distintos montos, sumando en total cerca de $63.000 y cruzando varios sectores del centro de Santiago a lo largo de 2 días, los que le fueron cobrados a Bernardita durante las horas que sucedieron a su registro en la aplicación Beat.

Dicha aplicación móvil, competencia de Uber y Cabify, llegó a Chile en 2017 desde Grecia, con un sistema de transportes que hace poco comenzó a estar disponible también en regiones, ofreciendo precios en apariencia, más bajos que servicios similares.

Pero a Bernardita le sali√≥ mucho m√°s caro. Seg√ļn explic√≥ a BioBioChile, todo comenz√≥ el mediod√≠a del mi√©rcoles 5 de junio, cuando se registr√≥ directamente en la aplicaci√≥n, introdujo sus datos y efectu√≥ un viaje.

Fue el viernes que se dio cuenta de que un tercero hab√≠a replicado sus datos en un segundo dispositivo a nombre de “Javier”, efectuando 6 viajes entre las comunas de Providencia, Las Condes, Santiago e Independencia por montos de $12.118, $12.446, $10.503, $8.483, $7.171, y $1.100.

Así queda evidenciado en una planilla enviada por el mismo servicio de Beat a la víctima:

viajes

Junto a este registro, Bernardita present√≥ a BioBioChile los cargos hechos a su tarjeta de cr√©dito, los que muestran que en la planilla de Beat a√ļn faltar√≠an otros 3 viajes que ella no efectu√≥, por los que se le cobr√≥ $2.014, $8.158 y $1.100. Con esto, totalizar√≠a la p√©rdida en $63.093.

Este √ļltimo cargo por $1.100, seg√ļn indic√≥ Bernardita, no figura como devuelto seg√ļn la planilla de su cuenta pese a que ser√≠a un monto para validar la tarjeta.

La v√≠ctima recurri√≥ mediante m√ļltiples correos electr√≥nico al servicio al cliente de Beat pensando que se tratar√≠a de un error en el sistema, para pedir que se le reembolse el dinero. Desde la aplicaci√≥n procedieron a bloquear la cuenta fraudulenta, darle escasa informaci√≥n sobre el supuesto victimario, indic√°ndole s√≥lo su primer nombre y los √ļltimos 4 d√≠gitos de su n√ļmero telef√≥nico.

Pese a esto rechazaron devolver el monto sustra√≠do argumentando que Bernardita habr√≠a sido v√≠ctima de un “fraude externo” por una persona que ya pose√≠a los datos de su tarjeta, y resolvieron no dar m√°s informaci√≥n salvo que sea solicitada por las autoridades.

Bernardita, por su parte, acudió a la PDI y a la emisora de su tarjeta de crédito para dejar las constancias correspondientes, pero hasta el momento nadie se ha hecho responsable por el robo.

No es el √ļnico caso

El de Bernardita parece no ser el √ļnico caso. Basta con una revisi√≥n de los √ļltimos meses en Twitter para percatarse de varios casos similares de suplantaci√≥n de identidad y otras fallas de seguridad a las que se exponen tanto conductores como clientes.

Desde Beat suelen tomar contacto p√ļblicamente con los clientes, pero los problemas persisten.

Como el de Bernardita se pueden encontrar al menos otros 3 casos similares en los √ļltimos meses:

Al cierre de esta nota, Beat indicó que definitivamente no devolverá el dinero sustraído de la tarjeta de crédito de Bernardita. Sin embargo, la misma empresa indicó a BioBioChile que decidieron realizar una investigación interna por el hecho, del que tendrían resultados -recién- dentro de una semana.

Tendencias Ahora