Nacional
Lunes 27 agosto de 2018 | Publicado a las 07:48 · Actualizado a las 07:30
El antecedente que se guardó con llave para no "contaminar" el caso de chilenos presos en Malasia
Publicado por: Verónica Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ingeniero Felipe Osiadacz (28) y el chef Fernando Candia (30) llevan un a√Īo presos en Malasia acusados de homicidio y arriesgan pena de muerte en la horca. Durante las √ļltimas horas se reagend√≥ el juicio en su contra para el 24 de septiembre.

En el pa√≠s asi√°tico est√°n siendo representados por la abogada india Venkateswari Alagendra, quien reiter√≥ que ambos “actuaron en defensa propia” en el crimen que se les imputa y que ocurri√≥ en el contexto de una confusa pelea en el lobby de un hotel.

Pero ¬Ņqu√© se sabe del hombre que muri√≥?: en el expediente siempre se detall√≥ que era un “ladyboy”, como se le denomina a los travestis y transexuales en Malasia. Sin embargo, este antecedente estuvo -en t√©rminos comunicacionales- guardado bajo siete llaves.

“Siempre estuvo en el expediente. No es ninguna sorpresa”, dijo escuetamente Jorge Bofill, abogado que representa a los familiares de los detenidos, a principios de agosto a diario La Tercera.

En aquella oportunidad, el matutino detall√≥ que las familias y sus asesores acordaron -como estrategia legal- reservar la condici√≥n sexual del ciudadano malasio para que el caso no se viera “contaminado” dada su gravedad, ya que Osiadacz y Candia arriesgan morir en la horca en caso de ser declarados culpables.

Asimismo, se revel√≥ que la abogada Venkateswari Alagendra tambi√©n recomend√≥ “guardar estricta reserva sobre los detalles del caso y m√°s a√ļn sobre la sexualidad de la v√≠ctima” y as√≠ evitar que se hablara de un crimen de odio o de connotaci√≥n homof√≥bica antes de que se expusieran todas las evidencias en la mesa.

“La v√≠ctima ten√≠a la apariencia de una mujer, pero m√°s all√° de eso no hay ning√ļn cambio en el caso por esta condici√≥n sexual. Felipe estaba en el hotel, esperando que llegara Fernando, porque este √ļltimo ten√≠a la llave para entrar a la habitaci√≥n, y esta persona sigui√≥ a Fernando y ah√≠ se produjo el incidente que se describe”, explic√≥ Jorge Bofill en el reporte que public√≥ La Tercera el 2 de agosto.

A rengl√≥n seguido, el acad√©mico de la Universidad San Sebasti√°n, Iv√°n Navas, se√Īal√≥ que en los delitos de homicidio en ese pa√≠s no se distingue la condici√≥n sexual de la v√≠ctima para un tratamiento distinto.

En s√≠ntesis, que la v√≠ctima haya sido un “ladyboy” no tendr√≠a mayor implicancia en el tratamiento judicial de los hechos. En el c√≥digo penal de Malasia, donde prima una cultura que dista en varios aspectos de la occidental, se sancionan una serie de pr√°cticas sexuales, entre ellas el lesbianismo y el travestismo.

Tendencias Ahora