Nacional
S√°bado 19 mayo de 2018 | Publicado a las 18:57
Chilena diagnosticada de cáncer de mamas subió a la cima del Everest: "Salí adelante"
Publicado por: Gonzalo Cifuentes La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La madrugada de este s√°bado, Mar√≠a Paz Valenzuela, deportista de 54 a√Īos de edad, se convirti√≥ en la quinta mujer chilena en llegar a la cumbre m√°s alta del planeta, el
Everest, en un ascenso lleno de simbolismo. Fue diagnosticada de c√°ncer de mamas hace un a√Īo.

Sus dos hijas, Natalia y Elisa Jord√°n, han sido el n√ļcleo fundamental de la expedici√≥n. “Lo m√°s maravilloso es que mis hijas, que desde siempre han estado relacionadas al mundo de la monta√Īa, se hayan sumado a esta expedici√≥n femenina”, indic√≥ Mar√≠a Paz antes de iniciar esta aventura.

Mientras Natalia se hizo cargo de la log√≠stica, Elisa se encarg√≥ de las comunicaciones y difusi√≥n de todas las etapas del ascenso al Everest. Desde Chile la acompa√Īa emocionalmente otra mujer, su m√©dico tratante, la doctora Jamile Camacho, especialista del Centro de la Mamas de Cl√≠nica Alemana, qui√©n reaccion√≥ con total alegr√≠a esta ma√Īana al conocer la noticia.

“Junto con invitar a las mujeres a realizarse los ex√°menes radiol√≥gicos como la mamograf√≠a anualmente desde los 40 a√Īos, o antes si existen antecedentes familiares para lograr detectar esta enfermedad precozmente disminuyendo su mortalidad, el proyecto de Mar√≠a Paz tambi√©n es una se√Īal de esperanza para muchas mujeres que han sido diagnosticadas y estuvieron, o est√°n, en tratamiento”, indic√≥ la doctora Camacho.

Valenzuela asumi√≥ este desaf√≠o con una clara convicci√≥n: “hay una deuda con esta enfermedad, y al preguntarme desde d√≥nde hacer mi aporte, y ya que me gusta subir cerros, invent√© un proyecto que uniera ambas cosas: el Everest causa el suficiente impacto como para decir: yo tuve c√°ncer, hice mi tratamiento completo y sal√≠ adelante”, nos dijo antes de partir.

Se trata de una ambiciosa iniciativa que la conecta a su larga relaci√≥n con este deporte ‚Äďque naci√≥ en la universidad y la llev√≥ en 2017 rumbo a las cumbres del Aconcagua y el Denali (la m√°s alta de Norteam√©rica)‚Äď, sino tambi√©n de un proyecto familiar que apoyan dos de sus hijas y, sobre todo, de la partida de una campa√Īa de salud in√©dita en nuestro pa√≠s.

“No tengo antecedentes familiares y hasta ese momento era un tema absolutamente desconocido. Pero me toc√≥, al igual que a muchas mujeres. Me detectaron el c√°ncer en mayo del a√Īo pasado, lo cual finalmente result√≥ en una cirug√≠a de mastectom√≠a total y un tratamiento de quimioterapia en ocho sesiones que termin√© en diciembre”, detall√≥.

En este trance que define como “muy dif√≠cil, muy √≠ntimo y muy personal”, ella asumi√≥ el proceso de recuperaci√≥n buscando “la manera de encontrar el lado m√°s bueno a todo esto, y empec√© a investigar sobre esta enfermedad y las causas que la convierten en la primera causa de muerte de mujeres por c√°ncer en Chile, a un ritmo de entre tres y cuatro al d√≠a, que son demasiadas”.

Hoy su victoria es el símbolo de la batalla que muchas mujeres dan en contra de esta enfermedad, que pese a lo duro de la batalla, puede ser derrotada.

Tendencias Ahora