Internacional
Jueves 13 diciembre de 2018 | Publicado a las 17:22
Canad√° confirma que China ha detenido a dos canadienses acusados de amenazar la seguridad nacional
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ministerio de Relaciones Exteriores de Canad√° confirm√≥ el jueves que China detuvo a un segundo canadiense, que seg√ļn Pek√≠n era sospechoso de amenazar su seguridad nacional.

“Podemos confirmar que un ciudadano canadiense, Michael Spavor, ha sido detenido en China”, dijo el ministerio en un comunicado. “Hemos planteado este caso directamente con las autoridades chinas. El gobierno canadiense est√° al tanto de este caso y continuar√° hablando con el gobierno chino”.

Ottawa había dicho anteriormente estar al tanto también de que el exdiplomático canadiense Michael Kovrig fue arrestado en Pekín el lunes.

Los dos canadienses son “sospechosos de participar en actividades que amenazan la seguridad nacional de China”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, sin explicar si los casos est√°n relacionados.

Kovrig, quien trabaja para el centro de análisis International Crisis Group (ICG), estaba siendo investigado por la oficina de seguridad del estado de Pekín, mientras que la oficina de la agencia en la provincia de Liaoning, en el noreste del país, estaba manejando la investigación de Spavor, dijo Lu.

Spavor es un consultor de negocios residente en China que facilita viajes a Corea del Norte. Se ha reunido con el líder Kim Jong Un y organizó algunos de los viajes al país de la retirada estrella de la NBA, Dennis Rodman.

Las detenciones de los dos ciudadanos canadienses han alimentado las sospechas de que China está tomando represalias contra el arresto en Canadá de Meng Wanzhou, la directora financiera del gigante chino de telecomunicaciones Huawei. La medida se llevó a cabo ante la solicitud de Washington sobre acusaciones relacionadas con el incumplimiento de las sanciones de Irán.

Meng fue liberada el martes con una fianza de 10 millones de dólares canadienses (7,5 millones de dólares) por un tribunal de Vancouver en espera de una audiencia de extradición a Estados Unidos.

Su caso ha enfurecido a Pekín y ha sacudido las relaciones de Canadá con China, que a su vez está involucrada en una guerra comercial con Estados Unidos.

Tendencias Ahora