Internacional
Jueves 21 marzo de 2019 | Publicado a las 12:30
La batalla de los lazos: la causa independentista catalana que amarra a las elecciones espa√Īolas
Por Paola Alem√°n
La información es de Agence France-Presse
Con información de Paola Alemán.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Conminado por la junta electoral espa√Īola a retirar los s√≠mbolos independentistas de los edificios gubernamentales, el presidente regional catal√°n, Quim Torra, lleva d√≠as jugando al gato y al rat√≥n, evitando obedecer la orden a pesar de las posibles consecuencias judiciales.

Desde su elecci√≥n en junio de 2018, Torra coloc√≥ en la fachada de la sede del gobierno catal√°n una pancarta con el lema “Libertad presos pol√≠ticos y exiliados” junto a un lazo amarillo, s√≠mbolo del independentismo para reclamar el fin de las acciones judiciales contra sus l√≠deres implicados en el intento de secesi√≥n de 2017.

Pero el 11 de marzo la Junta Electoral Central, a petici√≥n de un partido antiindependentista, requiri√≥ su retirada al considerarlos “s√≠mbolos partidistas” que vulnerar√≠an la neutralidad institucional de cara a las elecciones legislativas del 28 de abril.

Después de desoír en dos ocasiones el plazo impuesto por el organismo, el gobierno catalán lo retiró este jueves pero lo sustituyó por otra pancarta con el mismo mensaje y un lazo blanco tachado por una franja roja, otra denunciando un supuesto ataque a la libertad de expresión y focos de luz amarillos en el tejado.

En un comunicado emitido la v√≠spera, Torra subray√≥ que no obedece a la junta electoral sino que act√ļa siguiendo las indicaciones del defensor del pueblo regional que, a pesar de no tener competencias al respecto, emiti√≥ un informe recomendando su retirada.

Aunque Torra conocía la opinión del defensor del pueblo desde un día después del requerimiento, lo mantuvo oculto durante nueve días en los que, ante las críticas de los más radicales por no ser suficientemente rupturista con Madrid, escenificó su desobediencia.

Pau Barrena / Agencia France-Presse
Pau Barrena / Agencia France-Presse

“Pat√©tico”

Mof√°ndose “de la valent√≠a sin l√≠mites que ha demostrado Torra para resistirse a los dictados de Madrid y urdir una f√°bula para poderse autojustificar”, el ministro espa√Īol de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, calific√≥ el episodio de “pat√©tico”.

A su vez, el presidente del gobierno espa√Īol, Pedro S√°nchez, record√≥ desde Bruselas a los l√≠deres catalanes que “las instituciones p√ļblicas son instituciones de todos”, y que por tanto deben respetar su “neutralidad” en lugar de “patrimonializarlas”.

La Junta Electoral debe reunirse este jueves para decidir si toma acciones contra Torra, que se arriesga desde una multa hasta la inhabilitación por desobediencia.

Los lazos amarillos con los que los independentistas han invadido la región, colocándoles en balcones, edificios, farolas o incluso monumentos, han sido foco de debate recurrente ante las quejas de los contrarios a la secesión.

En un pueblo del noreste de la regi√≥n, Port de la Selva, el alcalde independentista fue todav√≠a m√°s original y sustituy√≥ el lazo amarillo por otro azul con el lema “libertad peces pac√≠ficos”.

JOHN THYS / Agencia France-Presse
JOHN THYS / Agencia France-Presse

La batalla de los lazos y elecciones a la vista

El pr√≥ximo 28 de abril, los espa√Īoles tienen una cita con las urnas. Las elecciones generales pr√°cticamente est√°n a la vuelta de la esquina pero para llegar a estas, se sortean obst√°culos evidentes en el camino.

Con el panorama complicado, la independencia catalana es uno de los caballos de batalla utilizado electoralmente por la derecha e izquierda espa√Īola, asistida por partidos minoritarios que auxilian a un debilitado bipartidismo.

El ultraderechista Partido Popular, (PP) condena en√©rgicamente la causa independentista. Casi es parte del eslogan de su campa√Īa, condenando el movimiento separatista que vislumbra como el antipatriotismo puro de la Espa√Īa que hoy pretende recuperar a trav√©s del poder.

Sin embargo, el fantasma de la desconfianza que dejaron los escándalos de corrupción, dificulta su labor. Mariano Rajoy terminó sustituido en la presidencia de gobierno por Pedro Sánchez, quien se había mostrado bastante más tibio en sus posturas ante la causa catalana.

Hoy, y a más de un mes de las elecciones generales, puso un grado más a la temperatura que emerge del tema, instando a no patrimonializar a las instituciones. La batalla de los lazos por la independencia también se amarra en las urnas.

Es una realidad que revive a menudo y se hace notoria, internacionalmente hablando, de vez en cuando. La independencia catalana, como los partidos mismos, tiene sus adeptos como sus detractores. Sin embargo, en periodo electoral, forma parte de los temas √°lgidos que los espa√Īoles deben analizar a la hora de elegir un rumbo, que aunque ya conocen de sobra, gana el mismo inter√©s que el estado de la econom√≠a, la seguridad o el combate a la corrupci√≥n, a la hora de buscar liderazgos.

Pau Barrena / Agencia France-Presse
Pau Barrena / Agencia France-Presse
Tendencias Ahora