Internacional
Lunes 11 febrero de 2019 | Publicado a las 09:48
Partido de extrema derecha participar√° en juicio contra independentistas catalanes
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Gracias a una particularidad del sistema penal espa√Īol, el partido de extrema derecha Vox podr√° fungir de acusador en el juicio a los independentistas catalanes, una situaci√≥n inc√≥moda para el gobierno espa√Īol y rechazada de plano por los acusados.

En el Tribunal Supremo que juzgar√° a los doce exdirigentes independentistas, el abogado Javier Ortega Smith se sentar√° al lado del fiscal y del abogado del Estado, con potestad de interrogar a procesados y testigos.

Este abogado es el secretario general del partido Vox, que carga contra “los enemigos de la Naci√≥n” en actos electorales, inflamando a los separatistas.

“La justicia espa√Īola est√° dando apoyo a una campa√Īa de la extrema derecha”, denunci√≥ en una entrevista escrita antes del juicio el principal acusado, el exvicepresidente catal√°n Oriol Junqueras. “Esto es imposible que hubiese pasado en pa√≠ses como Holanda, B√©lgica, Alemania o Dinamarca”.

El hecho de que Vox pueda sacar provecho de esta tribuna, durante un proceso de tres meses muy mediatizado, “me da pena”, admiti√≥ un alto responsable del ministro de Justicia del gobierno socialista de Pedro S√°nchez.

Esta fuente deplor√≥ que la figura jur√≠dica de la acusaci√≥n popular pueda ser utilizada “torticeramente, con intenciones no exactamente puras, limpias, sino partidistas”.

Esta figura es “una singularidad del proceso penal espa√Īol”, explica el profesor de Derecho Julio P√©rez Gil, quien escribi√≥ una tesis al respecto.

La figura, que no tiene equivalente en Europa seg√ļn el Tribunal Supremo, permite a cualquier ciudadano espa√Īol y por extensi√≥n a toda organizaci√≥n, a perseguir una acci√≥n penal incluso sin ser afectado directamente por el delito, y luego desempe√Īar un papel de acusador adem√°s de la fiscal√≠a.

“Escaparate espectacular”

Vox, fundado en 2013, se sirvió de su papel de acusación popular durante la fase de instrucción del juicio para ganar notoriedad.

El partido equipara sistemáticamente a los independentistas catalanes, que reivindican haber llevado a cabo un proceso pacífico, a los miembros de la desaparecida organización armada vasca ETA,
que dejó más de 800 muertos.

Tras obtener apenas un 0,20% de los votos en la legislativas de 2016, Vox remeció el paisaje político en diciembre al entrar por primera vez en un Parlamento regional, en Andalucía, con 11% de los votos, mientras aspira a entrar en mayo al Parlamento Europeo.

En el Colegio de Abogados de Madrid, el penalista Rub√©n Mart√≠n de Pablos recuerda que la acusaci√≥n popular ha sido reconocida en todas las constituciones espa√Īolas desde hace 200 a√Īos y que otros partidos se han valido de ella en el pasado.

“Ha venido bien para destapar muchos asuntos de corrupci√≥n”, afirma. O para lanzar el caso Augusto Pinochet, que desemboc√≥ en la detenci√≥n en 1998 del exdictador chileno.

Pero es cierto que un partido nuevo “puede usar esa herramienta jur√≠dica para darse a conocer y l√≥gicamente es un escaparate espectacular, gratuito”, concede el abogado. “La ley lo permite, no se puede hacer nada, podemos criticarlo, podemos regular la ley en el futuro”.

Tendencias Ahora