Internacional
El im√°n marroqu√≠ que "comi√≥ el cerebro" de los autores de atentados en Espa√Īa
Publicado por: Felipe Delgado La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En una peque√Īa ciudad pr√≥xima a los Pirineos catalanes, todo el mundo sospecha que el im√°n marroqu√≠ que viv√≠a ah√≠ desde hac√≠a dos a√Īos “comi√≥ el cerebro” de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils.

En el apartamento decr√©pito de dos habitaciones donde resid√≠a Abdelbaki Es Satty -a 150 euros mensuales por persona, seg√ļn su compa√Īero- hay vistas a la monta√Īa y a los tejados de pizarra de Ripoll, situada 90 km al norte de Barcelona.

“El martes por la ma√Īana, se fue explicando que iba de vacaciones a Marruecos“, dijo Nordeen El Haji, de 45 a√Īos, vendedor de fruta, que llevaba cuatro meses en el apartamento.

Es Satty se esfum√≥ y la polic√≠a mencion√≥ la posibilidad de que muriera en la explosi√≥n de una casa de Alcanar el mi√©rcoles por la noche, donde la c√©lula de los atentados de Cambrils y Barcelona preparaban “uno o varios atentados” con bombas.

“Hablaba poco, pasaba tiempo con su ordenador en la habitaci√≥n, ten√≠a un viejo tel√©fono celular sin internet, pocos libros”, a√Īade Nordeen El Haji.

En un mueble descansa la orden judicial de registro, fechada el viernes, pocas horas después de los atentados que dejaron 14 muertos y 120 heridos.

Salido de la c√°rcel

El diario espa√Īol El Mundo, citando fuentes antiterroristas, revel√≥ que Abdelbaki Es Satty sali√≥ de la c√°rcel en enero de 2012, “donde entabl√≥ una amistad particular con Rachid Aglif”, alias El Conejo, condenado a 18 a√Īos de c√°rcel por los atentados yihadistas contra varios trenes de cercan√≠as el 11 de marzo de 2004, que causaron 191 muertos en Madrid.

“El im√°n hab√≠a tenido alg√ļn problema judicial, pero no vinculados al terrorismo”, dijo el comandante de la polic√≠a auton√≥mica catalana, Josep Lluis Trapero.

Seg√ļn El Mundo, Es Satty fue encarcelado por su relaci√≥n con el tr√°fico de hachis entre Ceuta y Algeciras (sur).

Al tiempo que la prensa especula sobre la influencia que pudo ejercer en los j√≥venes -en alg√ļn caso menores- implicados en los atentados, su coinquilino asegura que “en cuatro meses, no recibi√≥ a ning√ļn joven” en casa.

Este im√°n era normal y corriente en p√ļblico“, explic√≥ a la AFP Mohamed Akhayad, electromec√°nico de 26 a√Īos que frecuentaba el nuevo oratorio abierto en 2016 en el que predicaba.

“Si les ha comido el cerebro a los chavales, ser√° a solas, a escondidas, en alg√ļn lugar secreto, porque ahora aprendemos que tenian relacion y formaban una celula”, dijo, en la cafeter√≠a marroqu√≠ Esperanza.

Pasó por Bélgica

“Era muy solitario, frecuentaba m√°s a los j√≥venes que a las personas de su edad”, asegur√≥, an√≥nimamente, un marroqu√≠ de 43 a√Īos, explicando que organizaba partidos de f√ļtbol sala en los que participan los j√≥venes implicados en los atentados, como Moussa Oukabir, de 17 a√Īos, muerto en el atentado de Cambrils, descrito como “uno de los mejores jugadores”.

En la calle donde viv√≠a el religioso, un catal√°n de 64 a√Īos, Francesc Gimeno, pintor, afirm√≥ que “ten√≠a reputaci√≥n de ser muy islamista, quer√≠a que todos los marroqu√≠es pensaran como √©l, pon√≠a la religi√≥n por encima de la convivencia y de todo”.

Gimeno le acus√≥ de “haber querido obligar las mujeres marroqu√≠es del pueblo a taparse”.

“Es mentira”, reaccion√≥ Hammou Minhaj, marroqu√≠ de 30 a√Īos, secretario de la comunidad musulmana de Ripoll “Annour”. “Aqu√≠ en la mezquita no dec√≠a eso. Fuera, no lo s√©”.

Seg√ļn √©l, Abdelbaki Es Satty lleg√≥ en 2015 a Ripoll, y luego “se fue a B√©lgica como im√°n, eso es lo que dec√≠a”, antes de volver: “empez√≥ en abril 2016 en nuestra nueva mezquita. Lo importante era que conoc√≠a el Cor√°n mejor que nosotros”.

“A finales de junio, habia pedido tres meses de vacaciones para irse a Marruecos”.

El im√°n estuvo ciertamente en B√©lgica en 2016, en la localidad de Machelen, en los suburbios de Bruselas, “entre enero y marzo de 2016”, dijo a la AFP el alcalde de la vecina Vilvorde, Hans Bonte, que supervisa a la polic√≠a municipal de ambas localidades.

En M‚Äôrirt, una peque√Īa ciudad marroqu√≠ de 35.000 habitantes, la familia de dos sospechosos, los hermanos Youn√®s y Houssein Abouyaaqoub culpan a “un im√°n de Ripoll” de ser el cerebro de los atentados de esta semana.

“Hace dos a√Īos que Youn√®s (quien habr√≠a conducido la furgoneta que atropello a la multitud en Barcelona) y Houssein empezaron a radicalizarse, bajo la influencia de este iman ‘yebli’ (del norte de Marruecos”, dijo a la AFP su abuelo.

Tendencias Ahora