Internacional
Miércoles 09 enero de 2019 | Publicado a las 15:01 · Actualizado a las 17:17
De lujos y motores, a comer arroz y dormir en un colchón: presidente de Nissan un reo más en prisión
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El brasile√Īo Carlos Ghosn, presidente de Nissan, Renault y Mitsubishi ya no escucha el rugir de los motores. Ahora, crujen los barrotes de su celda cada vez que se cierra y ha terminado sus labores en la prisi√≥n de Kosuge, a 40 kil√≥metros de Tokio. Se trata de un lugar descrito como “siniestro”, por peri√≥dicos de Francia como Le Figaro.

A ese lugar fue llevado por la supuesta evasi√≥n de 39 millones de euros. La justicia de Jap√≥n pisa el acelerador a fondo a la hora de reunir m√°s pruebas en su contra, pese a que el multimillonario trataba (seg√ļn la acusaci√≥n) de evadir a toda marcha cada obst√°culo para no ser descubierto.

La acusaci√≥n asegura que pagaba sus gastos personales con dinero de la compa√Īia. No obstante, su vida de lujos ha quedado en cero kil√≥metros y millas de vuelo. De hecho, antes de ser apresado en su jet privado, fue interrogado durante 3 horas. Ese tiempo bast√≥ para que las autoridades lo llevaran a detenci√≥n, cambiando su estilo de vida por el m√°s precario en las prisiones donde no hay privilegios, seg√ļn el n√ļmero de ceros en las cuentas de los imputados.

A la prisi√≥n de Kosuge, la llaman adem√°s “La Lavander√≠a Judicial”. El t√≠tulo se lo ha ganado “limpiamente” por el tratamiento que le da a quienes ensuciaron el prestigio de un pa√≠s, con delitos que para el japon√©s promedio han pasado la l√≠nea de la lealtad y el honor por los que son conocidos sus ciudadanos. Ghosn, lleg√≥ a ese lugar por ir presuntamente a m√°xima velocidad y en sentido contrario a las costumbres niponas.

Le Soir Plus Francia
Le Soir Plus Francia

Ahora lo paga caro y sin chequera que valga en la prisi√≥n. 3 platos de arroz al d√≠a, raciones que dejan atr√°s los banquetes de un millonario, muy oportunos en almuerzos-ruedas de negocio. Los ecos de las risas en esos encuentro, ahora fueron sustitu√≠dos por los que deja el cierre de su celda. Medios como RT Francia retoman la publicaci√≥n de RTL, dando cuentas de este trato al reo no tan com√ļn, pero que es uno m√°s en el sistema.

Facebook
Facebook

Duerme en un colchón dentro de la prisión, que aunque tiene calefacción, no se compara a las casa y hoteles que le ponían sello de garantía a sus negocios internacionalmente provechosos. De hecho, su familia pelea porque la justicia no confisque otro inmueble en Río de Janeiro, Brasil.

Las visitas de sus familiares tambi√©n tienen un contexto com√ļn en la vida de cualquier reo. Nada de salas especiales equipadas con radio, TV u otro artefacto que engalane el encuentro. 15 minutos son necesarios seg√ļn la justicia local para que pueda ver a sus seres queridos durante la semana. No puede hablar en otra lengua que no sea la japonesa, menos su idioma natal, el portugu√©s. Los otros idiomas con los que tanto se relacion√≥, han quedado fuera del trato.

RTL Francia
RTL Francia

Periodistas o socios no pueden entrar a verlo para conseguir una exclusiva. El poder judicial teme que haya destrucción de pruebas ante cualquier visita fuera del contexto familiar.

Nada de enviar o recibir correos electrónicos, llamadas telefónicas u otra comunicación a distancia. Los reos tratados con deferencia, en otras partes del mundo, en eso le llevan kilómetros y kilómetros de ventaja.

Es una prueba de fuego que vive un hombre, que ha pasado de los reflectores y el √©xito, a la sombr√≠a realidad de una celda. Las autoridades deben decidir con el proceso en marcha, si logra ser exculpado, libre bajo una fianza o le ponen el freno necesario a toda medida cautelar que lo deje en libertad. De ser as√≠, ya comenz√≥ su nueva vida carcelaria, la cual purgar√≥a durante diez a√Īos, tiempo en que estar√≠a en la c√°rcel por el delito del que se le acusa.

Ludovic Marín AFP
Ludovic Marín AFP
Tendencias Ahora