Internacional
Domingo 09 febrero de 2020 | Publicado a las 14:42 · Actualizado a las 15:51
Presidente de El Salvador militariza el Congreso: denuncian autogolpe y piden intervención de la OEA
visitas

Una crisis institucional se est√° viviendo en El Salvador, luego de que el presidente Nayib Bukele decidiera asediar la Asamblea Legislativa este s√°bado con fuerzas militares y llamar a la poblaci√≥n a la “insurrecci√≥n”, tras una serie de fuertes desacuerdos con los congresistas.

El centro del problema es la solicitud de un pr√©stamo por 109 millones de d√≥lares al Banco Centroamericano de Integraci√≥n Econ√≥mica (BCIE), con el cual Bukele pretende financiar la tercera fase de su Plan de Seguridad P√ļblica.

El presidente asegura que el monto es necesario para mejorar las condiciones de trabajo de las fuerzas armadas y de la Policía Nacional Civil (PNC) contra el crimen organizado, mediante la compra de dos helicópteros, un buque y cámaras de televigilancia, entre otros. Sin embargo la oposición critica que estas adquisiciones no pueden considerarse urgentes, y que la empresa a la cual se comprarían las cámaras por un monto de 25.9 millones de dólares, sería la mexicana Seguritech Integral Security, en la polémica tras financiar un viaje en jet privado al director de centros penales de El Salvador, Osiris Luna Mesa.

A fin de obtener la autorizaci√≥n, Bukele invoc√≥ el jueves por la noche art√≠culo 167 de la Constituci√≥n, que permite al Consejo de Ministros ‚Äúconvocar extraordinariamente a la Asamblea Legislativa, cuando los intereses de la Rep√ļblica lo demanden‚ÄĚ.

ElSalvador.com
ElSalvador.com

Los legisladores respondieron con una sesi√≥n este viernes, donde rechazaron la convocatoria presidencial y, con 67 de 84 votos, aprobaron un comunicado indicando que “el pr√©stamo es analizado y que no existen las condiciones que justifiquen una convocatoria extraordinaria por no ser una emergencia constitucional”.

Enfurecido por la respuesta, el Ejecutivo retiró a los escoltas y personal de seguridad asignado a los parlamentarios, tras lo cual varios congresistas del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) -el anterior partido de Bukele- denunciaron estar siendo hostigados en sus hogares por las fuerzas de seguridad.

Adicionalmente, Bukele hizo que su Consejo de Ministros convocara nuevamente a una asamblea extraordinaria para este domingo, a las 15:00 horas (12:00 horas en Chile), pero esta vez llamando a manifestarse a la poblaci√≥n citando el art√≠culo 87 de la Constituci√≥n, que confiere el derecho a “insurrecci√≥n”.

Sin embargo el hecho que m√°s llam√≥ la atenci√≥n a nivel internacional fue el despliegue de efectivos militares que cercaron el edificio de la Asamblea Legislativa durante la ma√Īana del s√°bado, interpretado como una amenaza directa entre ambos poderes del Estado.

Al Jazeera
Al Jazeera

El presidente de la Asamblea, Mario Ponce, perteneciente al Partido de Concertación Nacional (PCN) y afín al gobierno de Bukele, intentó resolver el impase convocando a una asamblea extraordinaria el sábado a las 21:30 horas (18:30 en Chile), sin embargo a esta sólo llegaron 23 de 84 legisladores, fracasando la instancia por falta de quórum.

Admitiendo el fracaso, Ponce citó a una nueva asamblea para este lunes, al mediodía.

Denuncia de “autogolpe” y la intervenci√≥n de la OEA

Luego de que tanto las fuerzas armadas como la polic√≠a respaldaran el actuar del Mandatario, las principales fuerzas pol√≠ticas en la Asamblea rechazaron el “amedrentamiento” de Bukele.

El m√°s enf√°tico fue el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), cuyo diputado Carlos Reyes, ley√≥ un comunicado donde su colectividad pide la intervenci√≥n de la Organizaci√≥n de Estados Americanos (OEA), para que “active de inmediato los mecanismos preventivos establecidos en la Carta Democr√°tica Interamericana para evitar el incumplimiento del orden constitucional en El Salvador y se actu√© para detener de inmediato el proceso de autogolpe actualmente en curso“.

De la misma forma, el secretario general del FMLN, √ďscar Ortiz, exigi√≥ al presidente Bukele “frenar sus amenazas, propias de una dictadura” y se√Īal√≥ que “los costos pol√≠ticos de sus acciones podr√≠an ser elevados para el pa√≠s, pero tambi√©n para √©l”.

Sus palabras no pasaron desapercibidas para el Gobernante, quien usó la red social para recordarle su pasado como guerrillero durante la Guerra Civil que azotó al país centroamericano.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, tomó una postura intermedia, destacando los logros del plan de seguridad de Bukele y pidiendo su continuidad, pero al mismo tiempo abogando por el respeto entre cada uno de los poderes del Estado.

Tendencias Ahora