Internacional
Viernes 16 agosto de 2019 | Publicado a las 15:19
Argentinos ante el temor de una estampida de precios y una espiral de hiperinflación
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Los argentinos esperan una estampida de precios, pero nadie la puede calcular a√ļn y cada uno procura protegerse: los consumidores adelantan compras, los comercios detienen algunas ventas y el gobierno, en plena campa√Īa por la reelecci√≥n de Mauricio Macri, intenta medidas que aminoren el impacto inflacionario.

A√Īos de convivencia con una econom√≠a vol√°til ense√Īaron a los argentinos a cubrirse de los efectos indeseados de los impactos pol√≠ticos, como fue el resultado electoral de las primarias en las que el peronista de centro izquierda Alberto Fern√°ndez se impuso como claro favorito para las presidenciales de octubre con 15 puntos por encima del liberal Macri.

Los mercados reaccionaron con caídas estrepitosas, de más de 20% en la moneda y más de 30% en la bolsa, que inexorablemente se trasladarán a los precios.

“Nos tom√≥ por sorpresa”, dice a la AFP Juan Manuel Buj√≠a, gerente comercial de la cadena de electrodom√©sticos Rod√≥ que emplea a 400 personas en sus seis sucursales.

“Vino bastante gente a comprar para anticiparse a los aumentos, sabiendo que los precios son inferiores a los de la semana que viene o del mes que viene”, explica.

Sus proveedores ya aplicaron esta semana aumentos de 10% a los productos argentinos y de hasta 15% en los importados. “Tratamos de trasladarlos lo menos posible” a los precios, sostiene.

La frágil economía argentina presenta una de las inflaciones más altas del mundo (25,1% hasta julio y 54,4% en 12 meses), caída del consumo, cierre de comercios, y aumento de la pobreza (32% en 2018) y el desempleo (10,1% en 2018).

Una mayor espiral inflacionaria es una amenaza para todos.

AFP
AFP

A la espera de la lista

“A partir del lunes recibimos llamados de proveedores avisando que a fin de esta semana o la semana que viene, posiblemente recibamos alguna lista con aumento de precios”, relata a la AFP Juan Pablo Quiroga, gerente de relaciones institucionales de la cadena de supermercados Walmart con 92 sucursales en Argentina.

La cadena de origen estadounidense a√ļn no remarc√≥ los precios, y los carritos se ven llenos en la sucursal de la calle Constituyentes.

“Entre lunes y mi√©rcoles tuvimos un incremento en volumen en las ventas 15% a 20%. Nos pasa cuando hay un movimiento cambiario y la gente quiere ganarle a cualquier corrimiento de precios. Muchos adelantaron compras sobre todo en categor√≠as esenciales, como el aceite, az√ļcar, harina, yerba mate (infusi√≥n) y algunos l√°cteos”, explica.

Se espera un aumento de entre 10 y 15% en promedio por parte de los proveedores. De todos modos, “no hay situaci√≥n de p√°nico generalizado”,
dice.

Los que no tienen lista nueva de precios optan por racionar o demorar las entregas. La mayoría de las ventas por internet aparecen pausadas hasta que se estabilice la moneda.

AFP
AFP

Eliminar el IVA

Mientras digiere el rev√©s electoral, Macri anunci√≥ algunos beneficios salariales y elimin√≥ hasta fin de a√Īo el impuesto al valor agregado (IVA) de 21% sobre los alimentos b√°sicos, un reclamo de larga data de sectores desfavorecidos, pero que podr√≠a afectar el equilibrio fiscal pactado con el Fondo Monetario Internacional a cambio de un pr√©stamo de 56.000 millones de d√≥lares.

La medida debe impactar favorablemente en insumos básicos claves como la harina, que el lunes ya había aumentado su precio.

“Yo pagaba 820 pesos la bolsa de harina de 50 kilos y la mandaron (del molino) a 1.100 pesos, un 30% de aumento. Lo mismo la manteca, la margarina, la levadura, aumentaron entre 15% y 30%. Fue un golpe bastante duro”, dice Gabriel Fern√°ndez, vicepresidente de la Asociaci√≥n de Panaderos de Buenos Aires.

Las panader√≠as, como otras peque√Īas y medianas empresas, sufren junto con una ca√≠da sostenida del consumo un fuerte aumento en las tarifas de los servicios p√ļblicos que estuvieron subsidiadas durante el gobierno anterior de Cristina Fern√°ndez de Kirchner (2007-2015), ahora aspirante a la vicepresidencia en la f√≥rmula de Alberto Fern√°ndez.

El panadero refiere que en 2015 pagaba unos 5.000 pesos mensuales (555 dólares de entonces) por los servicios de agua, luz y gas, por los que ahora abona 130.000 pesos (2.200 dólares al cambio actual). El costo se cuadruplicó en dólares pero en pesos se incrementó en 2.500%, mucho más que la inflación.

En los √ļltimos dos a√Īos cerraron 1.200 panader√≠as sobre unas 38.000 en todo el pa√≠s.

Tras el impacto electoral, Macri admiti√≥ las dificultades: “Lo que les ped√≠ fue muy dif√≠cil, fue como trepar el (monte) Aconcagua. Est√°n afectados y cansados. Llegar a fin de mes se transform√≥ en una tarea imposible”.

Los opositores calificaron sus medidas de “paliativos” insuficientes ante la crisis.

Tendencias Ahora