Internacional
Lunes 06 agosto de 2018 | Publicado a las 12:48 · Actualizado a las 14:19
Santiago Merlo, el hombre trans que abortó: "Era abortar o matarme, no había otra opción"
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Santiago Merlo es el nombre de un docente y comunicador social argentino de 42 a√Īos. Su historia se ha vuelto conocida en el pa√≠s vecino a ra√≠z del debate por la despenalizaci√≥n del aborto. Naci√≥ en C√≥rdoba como “Paula” y creci√≥ sintiendo recelo por su cuerpo, pasando a ser incluso el hazmerre√≠r de su barrio, hoy se confiesa como alguien exitoso.

En una extensa entrevista con Infobae Argentina, Merlo relat√≥ c√≥mo fue su ni√Īez, adolescencia y etapa adulta sinti√©ndose un hombre en el cuerpo de una mujer. “Veo las fotos de mi infancia y puedo reconocer a un ni√Īo que fluye con naturalidad. Me veo feliz”, coment√≥.

Sus intereses de infante abarcaban juegos de ni√Īos, como el f√ļtbol, vestirse de h√©roe de guerra, los autom√≥viles e incluso andar sin polera en la calle cuando hac√≠a mucho calor. Esto √ļltimo le hizo pasar muchas verg√ľenzas con adultos.

Santiago Merlo
Santiago Merlo

“Mis tetas me daban mucha verg√ľenza. Mi pensamiento no era: ‘Soy una mujer, obviamente tengo tetas’. Mi l√≥gica era: ‘¬ŅC√≥mo un var√≥n va a tener tetas?’, record√≥ en la oportunidad.

Llegar a la adolescencia fue otro problema, ya que no se sentía en absoluto atraído por los hombres, pese a ser mujer de nacimiento. Tampoco creía ser una lesbiana, simplemente tenía claro que se sentía como un hombre.

“Lleg√≥ ese momento en que tienes la presi√≥n de definir todo: c√≥mo te vistes, si debutaste o no, tu sexualidad. Para m√≠ era muy complejo, ya era el hazmerre√≠r del pueblo. Yo viv√≠a como una lesbiana bien masculina pero no me sent√≠a una lesbiana”, relat√≥.

Pero lo peor vino a los 22 a√Īos, cuando reci√©n estaba empezando a definir su sexualidad por completo. A esa edad qued√≥ embarazada y sus peores temores se hicieron realidad, ya que en su pa√≠s est√° penado por ley el aborto y s√≥lo ten√≠a opci√≥n de hacerlo de forma clandestina.

Santiago Merlo
Santiago Merlo

“Era lo peor que me pod√≠a pasar. Lo pens√©: ‘¬ŅPuedo seguir adelante con esto?’, ‘¬Ņy si sigo y lo doy en adopci√≥n?’. Hasta que entend√≠ que yo no iba a sobrevivir a un embarazo, que no iba a soportar esos cambios en mi cuerpo: una gestaci√≥n, un parto. Hab√≠a vuelto a aparecer lo biol√≥gico, era reafirmar que yo no era el var√≥n que sent√≠a que era. Para m√≠ era una situaci√≥n extrema: era abortar o matarme, no hab√≠a otra opci√≥n. Morirme era tambi√©n una forma de negar esa feminidad que volv√≠a a aparecer”, record√≥.

Tras eso decidió dar el paso más triste de su vida: abortar. Lo hizo en un recinto clandestino en Buenos Aires, el procedimiento se llevó a cabo con anestesia general, sin antes realizarse un examen para saber si su organismo lo toleraría.

“Yo quer√≠a ser padre, no madre. La diferencia era gestar o no gestar, parir o no parir. Si yo era un var√≥n, ¬Ņc√≥mo iba a parir? Si yo jugaba al pap√° cuando era chico‚Ķ para m√≠, tener un hijo no pasaba por embarazarse sino por acompa√Īar a otra persona que pudiera gestar”, indic√≥.

Agence France Presse
Agence France Presse

Finalmente en 2015, a los 39 a√Īos, Paula cambi√≥ todos sus antecedentes en su DNI y pas√≥ a llamarse Santiago Merlo. Hoy es uno de los testimonios que se entregan en Argentina para que se apruebe la despenalizaci√≥n del aborto. Situaci√≥n que ser√° discutida esta mi√©rcoles.

A esto se suma que él mismo amplió sus intereses profesionales, ya que a su rol de docente sumó la carrera de comunicador, la cual le permitió ser conductor radial en la provincia de Córdoba.

“Yo s√≠ estoy a favor de la vida. A favor de mi propia vida. A favor de poder decidir qu√© hago con mi existencia y con toda mi historia para poder ser lo m√°s feliz posible”, concluy√≥.

Tendencias Ahora