Internacional
Domingo 03 junio de 2018 | Publicado a las 11:34
Exguerrillero de las FARC regresa a c√°rcel de Bogot√° tras descartar problemas de salud
Publicado por: María José Villarroel La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Jes√ļs Santrich, el exguerrillero de las FARC pedido en extradici√≥n por Estados Unidos, regres√≥ a una c√°rcel de Bogot√°, tras su pol√©mico traslado a un centro eclesi√°stico donde termin√≥ con su prolongada huelga de hambre.

De 51 a√Īos y con una aguda deficiencia visual, el exnegociador de paz y dirigente del ahora partido FARC fue llevado la noche del s√°bado a la c√°rcel de La Picota, en el sur de Bogot√°, por decisi√≥n del gobierno, seg√ļn un comunicado oficial.

Santrich, a quien la justicia estadounidense investiga por presunta conspiraci√≥n para exportar coca√≠na, volvi√≥ a prisi√≥n tras ser valorado por los m√©dicos, que descartaron “un estado de salud grave” tras el ayuno que cumpli√≥ por 41 d√≠as.

“Por tal raz√≥n, se determin√≥ el traslado de Seuxis Paucias Hern√°ndez (nombre de pila de Santrich) a La Picota”, justific√≥ el ministerio de Justicia.

El exguerrillero, que forma parte de los 10 congresistas de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Com√ļn (FARC) que deber√°n asumir el 20 de julio, como parte de los acuerdos de paz, fue capturado el 9 de abril.

Al día siguiente inició una huelga de hambre en protesta por lo que él y su movimiento consideran un montaje jurídico de Estados Unidos, que espera el visto bueno de Colombia para su extradición en un plazo indeterminado.

El deterioro físico de Santrich llevó a que el gobierno aceptara, por pedido de Naciones Unidas, su traslado temporal a un centro de acogida de la Iglesia Católica, donde el exjefe rebelde aceptó deponer su protesta.

Firmado en noviembre de 2016, el pacto de paz concede beneficios jur√≠dicos a quienes confiesen sus cr√≠menes y reparen a las v√≠ctimas y prev√© que ning√ļn l√≠der de la otrora guerrilla sea entregado a Estados Unidos por acciones ocurridas antes de esa fecha.

Sin embargo, en caso de que violen la ley después de la firma del acuerdo, los excombatientes perderán esas concesiones y serán sancionados por la justicia ordinaria.

Estados Unidos asegura que Santrich incurri√≥ en delitos de narcotr√°fico despu√©s de la suscripci√≥n del acuerdo que condujo al desarme de unos 7.000 rebeldes y ha evitado unas 3.000 muertes al a√Īo.

Su caso ha puesto a prueba la ya difícil implementación de los compromisos de paz, y ha desatado temores de que excombatientes se sientan traicionados y puedan retomar las armas.

URL CORTA: http://rbb.cl/kcqe
Tendencias Ahora