Internacional
FARC comienza a dejar las armas tras m√°s de medio siglo de conflicto armado en Colombia
Publicado por: Carolina Reyes La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las FARC, principal guerrilla de Colombia, comenzarán este miércoles el proceso de dejación de armas, punto esencial del acuerdo de paz firmado con el gobierno para acabar medio siglo de confrontación.

“Noticia hist√≥rica para los colombianos”, tuite√≥ el presidente Juan Manuel Santos horas antes de que se iniciara el desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) en las zonas en todo el pa√≠s donde se preparan para su reinserci√≥n a la vida civil.

El l√≠der m√°ximo de las FARC, Rodrigo Londo√Īo (“Timochenko”), celebr√≥ tambi√©n en Twitter el cumplimiento de lo pactado como “condici√≥n necesaria para alcanzar la paz con justicia social” y dijo que la guerrilla est√° respondiendo “con entusiasmo”.

Las FARC, alzadas contra el Estado en 1964 después de una revuelta campesina, contabilizaron casi 7.000 combatientes al ingresar a los 26 sitios convenidos.

El acuerdo de paz, sellado el 24 de noviembre despu√©s de cuatro a√Īos de negociaciones en Cuba, establece que los rebeldes depongan las armas en un plazo de 180 d√≠as a partir del 1 de diciembre, o “D√≠a D”, en un proceso supervisado por las Naciones Unidas.

Seg√ļn el cronograma pactado, la recolecci√≥n de las armas “se hace de manera secuencial y en tres fases”: en D+90 se entrega el 30%; en D+120, el otro 30%; y en D+150, el 40% restante, para terminar “a m√°s tardar” el d√≠a D+180.

Pero antes de la primera fase, deb√≠an cumplirse pasos previos: registro de las armas, destrucci√≥n del armamento inestable (explosivos, minas) y almacenamiento de las armas de acompa√Īamiento (armas largas).

Esto se retrasó por problemas logísticos en la operación de agrupación de la guerrilla, que debía haberse finalizado el 31 de diciembre y recién se completó el 18 de febrero.

A√ļn as√≠, las partes coincidieron en iniciar el proceso este mi√©rcoles, sin modificar el l√≠mite de los 180 d√≠as, y anunciaron que trabajar√°n con la ONU para establecer una nueva fecha de entrega del primer 30% del armamento.

“El fusil por la escoba”

En la zona de concentraci√≥n de las FARC en el municipio de San Jos√© de Oriente, a unos 30 minutos de la ciudad de Valledupar (norte), Maritza Gonz√°lez sonr√≠e esperanzada. “Estoy dejando el fusil por la escoba”, dijo a la AFP esta ind√≠gena wayuu de 54 a√Īos, en la guerrilla desde los 14.

“¬°Ojal√° que todo esto se convierta en paz!”, exclam√≥, porque aunque “nunca” estuvo en combate, “s√≠ cargaba armas, hac√≠a guardias”.

La ONU, que destin√≥ 450 observadores internacionales para esta misi√≥n, salud√≥ el martes en un comunicado “el consenso de las partes de iniciar sin m√°s demora el proceso de dejaci√≥n de armas”, que seg√ļn lo acordado debe concluir “el pr√≥ximo 29 de mayo”.

Se proceder√° a identificar y registrar “todas las armas presentes en los campamentos de las FARC en las 26 zonas”, indic√≥ en un comunicado.

El “almacenamiento gradual” en contenedores instalados para ese fin se iniciar√° con la recepci√≥n de las armas de los 322 miembros de las FARC que integran el Mecanismo de Monitoreo y Verificaci√≥n (MMV), el ente tripartito (guerrilla, gobierno y ONU) que seg√ļn el pacto de paz debe controlar el cese al fuego bilateral y definitivo.

La ONU dijo que “en paralelo y en coordinaci√≥n con las FARC”, la misi√≥n “empezar√° de inmediato el proceso de planeaci√≥n y verificaci√≥n de la destrucci√≥n del armamento inestable, como municiones, minas y explosivos”.

El presidente Santos, que recibi√≥ el Nobel de Paz por sus esfuerzos de pacificaci√≥n, a los que a√ļn debe sumarse el Ej√©rcito de Liberaci√≥n Nacional (ELN), √ļltima guerrilla activa, dijo la v√≠spera que “el pa√≠s entr√≥ en una etapa irreversible de consolidaci√≥n de la paz”.

“Vamos como gobierno, como Estado y como sociedad a hacer realidad los frutos de la paz”, dijo el mandatario al anunciar el lanzamiento de programas para el posconflicto, algunos de ellos contemplados en el pacto con las FARC, como planes especiales de desarrollo en municipios golpeados por el conflicto y la debilidad institucional.

URL CORTA: http://rbb.cl/g3e2
Tendencias Ahora