Internacional
Trump y el futuro del socialismo: las preguntas tras la muerte de Fidel Castro
Publicado por: Patricia Acu√Īa La informaci√≥n es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Fidel Castro llev√≥ las riendas del poder en Cuba durante 48 a√Īos y sigui√≥ influyendo en el destino de la isla hasta su muerte.

Con Fidel se va el rival firme de Washington, el defensor del socialismo a ultranza, el símbolo de la terca resistencia y de la intransigencia que no permitió disidencias.

¬ŅQu√© pasar√° con el modelo socialista que implant√≥ y con las reformas que emprendi√≥ su hermano Ra√ļl?, ¬ŅSeguir√° el acercamiento con Estados Unidos ahora que el imprevisible Donald Trump llegar√° a la Casa Blanca?

Varias preguntas asoman tras el deceso del dirigente a los 90 a√Īos.

¬ŅAdi√≥s al socialismo?

No, al menos as√≠ lo creen varios analistas consultados por la AFP. “El socialismo cubano ha sobrevivido a la larga enfermedad de Fidel Castro y probablemente tambi√©n lo har√° a su muerte”, dijo Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida.

Bajo el modelo de corte soviético, los cubanos reciben salud y educación gratuitas, pero perciben quizá los salarios más bajos de América que en promedio no superan los 29 dólares al mes. Al mismo tiempo el Estado, que controla el 80% de la economía, acumula serios problemas de ineficiencia.

“Lo que dif√≠cilmente continuar√° intacto es el modelo de un estado centralizado de bienestar, con un solo partido pol√≠tico (el comunista), y monopolizador de los medios de producci√≥n y comunicaci√≥n”, a√Īadi√≥.

Para Arturo L√≥pez-Levy, profesor de la de Universidad de Texas Rio Grande Valley, la poblaci√≥n cubana “no es dada a devaneos” y “es conservadora en la defensa” de la tranquilidad social, por lo que dif√≠cilmente la ausencia de Fidel abrir√° tensiones.

De ah√≠ que la incipiente oposici√≥n cubana enfrente “las peores circunstancias”, porque por un lado est√° desconectada de “lo fundamental de los problemas centrales del cubano medio” y, por el otro, sus principales l√≠deres se identifican con el pedido a Trump para que desmonte los avances logrados con el presidente Barack Obama.

¬ŅY la apertura econ√≥mica?

“La muerte de Fidel Castro probablemente acelerar√° las reformas econ√≥micas en curso en Cuba bajo el liderato de su hermano Ra√ļl. Quiz√°s haya que esperar al retiro de Ra√ļl de la presidencia en el 2018, seg√ļn lo anunciado, para percibir con m√°s claridad si habr√° cambios sustanciales en la c√ļpula dirigente” cubana, se√Īala Duany.

Sin apartarse del rumbo socialista, el menor de los Castro, de 85 a√Īos, emprendi√≥ una cauta apertura frente al trabajo privado y la inversi√≥n extranjera.

Cuba está en mejores condiciones que antes para continuar las reformas, apunta López-Levy. Para este experto, la clave está en las buenas relaciones diplomáticas que ha logrado consolidar.

La isla “est√° m√°s integrada que nunca con su entorno regional”, y posee v√≠nculos de afinidad tanto con aliados de Estados Unidos (Europa y Jap√≥n), como con sus rivales (Rusia y China), subray√≥.

Por su parte, Duany insiste en que “la facci√≥n m√°s ‘pragm√°tica’ del gobierno cubano, encabezada por Ra√ļl Castro, debe tener ahora m√°s espacio de maniobra para continuar con el proceso de ‘actualizaci√≥n’ del modelo cubano”.

Sin embargo, Ra√ļl Castro ha insistido en que los cambios previstos se aplicar√°n paulatinamente, sin pol√≠ticas de choque, y cuando se den las condiciones necesarias.

¬ŅY Trump?

En su primer pronunciamiento sobre Cuba desde su elecci√≥n, Trump reaccion√≥ a la muerte de Fidel calific√°ndolo de “dictador brutal” y prometi√≥ hacer “todo lo posible” por ofrecer a los cubanos un camino de “prosperidad y libertad”.

“Creo que en un momento como √©ste, que es particularmente sensible para los cubanos por la muerte de Fidel, expresarse de esa manera, demuestra una incapacidad tremenda para lidiar con la diplomacia internacional”, dice el acad√©mico y exdiplom√°tico cubano Jes√ļs Arboleya.

A√Īade que “si alguna declaraci√≥n unifica a la mayor√≠a del pueblo cubano (…) es una declaraci√≥n como √©sta, que es particularmente ofensiva, irrespetuosa, incluso inhumana, sin ninguna √©tica”.

Duany es m√°s cauto. “Todo indica que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos ser√°n m√°s tirantes bajo la administraci√≥n de Trump que bajo la de Barack Obama. No obstante, a√ļn no sabemos en qu√© consistir√° exactamente la pol√≠tica del nuevo presidente”.

Otra “inc√≥gnita es c√≥mo la muerte del expresidente Castro afectar√° la visi√≥n sobre Cuba de la administraci√≥n presidencial de Donald Trump. Ser√≠a racional que el deceso del l√≠der revolucionario ratifique en Washington el diagn√≥stico de Cuba como pa√≠s en transici√≥n”, comenta L√≥pez-Levy.

Pero Arboleya insiste en que la declaraci√≥n de Trump “va afectar el desarrollo de las relaciones porque establece un precedente muy negativo en la posibilidad de un di√°logo con el gobierno norteamericano”.

URL CORTA: http://rbb.cl/f7p7
Tendencias Ahora