TV y Espect√°culo
Miércoles 20 junio de 2018 | Publicado a las 11:06 · Actualizado a las 11:13
Juan Pablo Queraltó relató humillantes maltratos que vivió en el jardín infantil
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este martes, Radio Bío Bío de Puerto Montt tuvo acceso a un video que muestra cómo una funcionaria agrede a una menor de edad al interior del jardín infantil del Hospital de Puerto Montt.

Aunque el hecho ocurri√≥ en septiembre de 2017, el clip fue reci√©n fue revelado esta semana, y en el se ve c√≥mo una docente castiga a una ni√Īa que bot√≥ una mesa del lugar mientras jugaba.

La noticia sorprendi√≥ e indign√≥ al p√ļblico, especialmente porque la mujer no fue desvinculada, sino que trasladada a otro sector.

El tema fue abordado por el matinal de Chilevisi√≥n, La Ma√Īana, donde Juan Pablo Queralt√≥ impact√≥ con su relato sobre el crudo maltrato que sufri√≥ en el jard√≠n infantil cuando apenas ten√≠a cuatro a√Īos.

“Yo quiero contar algo personal. Esto no lo hab√≠a contado nunca pero lo voy a contar ahora porque estas im√°genes me afectan”, comenz√≥ diciendo el periodista. “Yo cuando estuve en un jard√≠n infantil en Rancagua, despidieron a una de las parvularias por una situaci√≥n que me ocurri√≥ a m√≠ con ella”, explic√≥.

Seg√ļn cont√≥, √©l almorzaba en el jard√≠n y un d√≠a le dieron un plato de porotos, que a √©l no le gustaban. “Yo los vomit√©… y al vomitarlos, me los hicieron comerlos igual”, agreg√≥. “Eso para m√≠ fue s√ļper heavy, porque la parvularia que estaba a cargo me hizo comer eso. Yo todav√≠a tengo recuerdos de eso, y hasta el d√≠a de hoy, no puedo ver los porotos”, sentenci√≥.

“Yo me qued√© callado mucho tiempo, y despu√©s lo convers√© con mi mam√°, como tres o cuatro meses despu√©s. (…) Mi mam√° me recuerda que yo todos los d√≠as le preguntaba ‘mam√° qu√© hay de almuerzo en el jard√≠n porque yo no quiero comer porotos’. Ella me dec√≠a ‘ ¬Ņpero por qu√© si son tan ricos?’ y yo le dec√≠a, ‘no quiero, no quiero, no quiero’. Yo le dec√≠a eso, hasta que volvi√≥ a ocurrir la situaci√≥n”, record√≥.

Seg√ļn coment√≥ Queralt√≥, en otra oportunidad tambi√©n vomit√≥ la comida y nuevamente lo obligaron a comer. “Ten√≠a cuatro o cinco a√Īos, y yo lo recuerdo a la perfecci√≥n. Es m√°s, cuando yo le cuento a mi mam√° lo que estaba ocurriendo, ella no pod√≠a creerlo. Era la misma parvularia me recib√≠a todos los d√≠as en la ma√Īana, y saludaba a mi mam√° con una sonrisa de oreja a oreja, dici√©ndole lo mejor del mundo a m√≠. Ella era la misma que me daba los porotos vomitados”, a√Īadi√≥.

Juan Pablo afirm√≥ que cuando su madre se enter√≥ de la situaci√≥n, fue reclamar al jard√≠n y a hablar con la directora. Ah√≠ realizaron una investigaci√≥n muy r√°pida y puntual, por la cual la parvularia fue despedida, porque no s√≥lo ocurri√≥ con Queralt√≥, sino que tambi√©n con otros ni√Īos.

“Esa es una agresi√≥n que te afecta hasta el d√≠a de hoy y te marca (…) Tengo 33 a√Īos y yo no puedo ver los porotos, porque inmediatamente me hace recordar ese momento. Yo recuerdo dos veces que me ocurri√≥, pero quiz√°s cu√°ntas veces le ocurri√≥ a otros ni√Īos”, finaliz√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/kirl
Tendencias Ahora