El rapero sueco fue asesinado la noche del jueves en las calles de Estocolmo. El músico, reconocido en su país, ya había sido víctima de un intento de secuestro el año pasado.

Einar, un rapero sueco de 19 años muy popular en su país, fue asesinado el jueves por la noche, anunciaron los medios de comunicación y la policía sueca, confrontada a una ola de ajustes de cuentas.

El rapero, cuyo verdadero nombre es Nils Kurt Erik Einar Grönberg, ya había sido objeto de un intento de secuestro en 2020. Fue acribillado a balazos en una calle del barrio residencial de Hammarby Sjöstad, cerca del centro de Estocolmo.

La policía recibió avisos de disparos alrededor de las 23:00 horas en ese distrito, que en general es tranquilo.

“Estaba gravemente herido cuando lo encontraron los servicios de emergencia, que intentaron salvarlo, y murió allí mismo”, indicó a la AFP Towe Hagg, un portavoz de la policía de Estocolmo.

Conforme suele hacer, la policía sueca no confirmó oficialmente la identidad de la víctima, revelada por varios medios durante la noche.

Se abrió una investigación por asesinato y la policía está interrogando a testigos, según precisó.

El rapero Einar se hizo muy popular en 2019 con su tema “Katten i trakten” (“El gato en el sector”), con el que escaló hasta el primer puesto en las listas de Suecia, donde recibió varios premios.

Muchas de sus canciones hablan de la delincuencia, las drogas y las armas.