TV y Espect√°culo
S√°bado 17 agosto de 2019 | Publicado a las 11:05
Las constantes críticas a Meghan Markle, la menos "royal" de la Familia Real Británica
visitas

Desde que comenzaron los rumores de una relaci√≥n entre el pr√≠ncipe Harry y la actriz Meghan Markle, esta √ļltima nunca m√°s dej√≥ de estar en el ojo medi√°tico.

La americana, que ya conoc√≠a la vida p√ļblica siendo parte del elenco de ‚ÄúSuits‚ÄĚ, la serie de televisi√≥n que la lanz√≥ a la fama, descubri√≥ lo descabellada que pod√≠a ser la prensa cuando escudri√Īaron hasta en su basura, buscando secretos, para as√≠ conocer m√°s acerca de ella.

Pese a los intentos del pr√≠ncipe, quinto en la l√≠nea de sucesi√≥n a la corona, por evitar que la prensa la acosara, tal como hizo con su madre Diana de Gales, los resultados no han sido favorables y la ahora Duquesa de Sussex ha sido blanco constante de las cr√≠ticas de la prensa, pero tambi√©n de los ingleses que ven como una americana es parte de la familia m√°s importante de Gran Breta√Īa.

Un príncipe feliz

“God save the Queen” es una frase muy arraigada en los ingleses, quienes valoran a la familia Real a tal punto que son participes de cada evento que organiza la realeza, as√≠ como de cada noticia que protagonizan.

Un claro ejemplo fue el funeral de la princesa Diana de Gales, cuando el mundo mir√≥ el triste rostro del pr√≠ncipe Harry, que con s√≥lo 12 a√Īos caminaba tras el f√©retro de su madre. Se dice que es por esto que los ingleses le perdonaron todas sus locuras de juventud y s√≥lo deseaban que alg√ļn d√≠a fuera feliz.

Y la anhelada felicidad la encontr√≥ en la actriz americana, de quien se enamor√≥ en una cita a ciegas organizada por una amiga en com√ļn. De esta forma, mantuvieron en el m√°s estricto secreto la relaci√≥n que s√≥lo 6 meses despu√©s fue dada a conocer por medios de prensa.

Harry se veía feliz y así se mostró el día que anunció su compromiso con la actriz, como también el día en que contrajeron matrimonio, cuando el mundo se volcó a seguir a través de las pantallas el enlace en el que participaron destacadas personalidades del espectáculo, así como los más importantes miembros de la familia real británica.

Hasta ese momento, todo era felicidad para la pareja, sin embargo, s√≥lo fue un “veranito de San Juan”, ya que el tiempo pas√≥ y las cr√≠ticas no se dejaron esperar.

La críticas constantes

Desde antes que se realizara el matrimonio, la ahora Duquesa de Sussex, era blanco de las críticas por parte de los ingleses, desde su origen afroamericano hasta que sea una mujer divorciada.

Aunque todo era felicidad hasta el enlace, algo sucedi√≥ con la duquesa y sus “s√ļbditos”, ya que la relaci√≥n de cari√Īo que manten√≠a con los ingleses se ha visto mermada debido a actitudes de Markle, que distan mucho de las que tendr√≠a cualquier miembro de la familia real.

Las cr√≠ticas m√°s relevantes han ocurrido desde que se anunci√≥ el embarazo de la actriz. Cuando esta particip√≥ en su “baby shower”, Vanity Fair comentaba que la duquesa hab√≠a cumplido la mayor√≠a de los cliches que una joven adinerada de Nueva York realizar√≠a, visitando Ladur√©e o viajando en un privado jet Gulfstream G450, algo que no se esperaba de ella.

Seg√ļn la publicaci√≥n, el diario The Times mencionaba que como miembro de la familia real ‚Äúquiz√°s en el futuro la duquesa podr√≠a considerar medios de transporte menos contaminantes‚ÄĚ, en concordancia con su defensa de las causas ecol√≥gicas.

Adem√°s, se le critic√≥ que su paso por Estados Unidos para la celebraci√≥n costara 300.000 libras (poco m√°s de 257 millones de pesos chilenos), seg√ļn indic√≥ The Daily Mail. Una frivolidad para Meghan, quien ha librado una lucha constante contra la pobreza.

Pese a que sus amigas, entre las que se encuentran Amal Clooney y Serena Williams, le realizaron ostentosos regalos, la actriz no abrió ninguno, ya que quería esperar a estar junto a Harry para abrirlos, indicó Vanity Fair.

El desconocido Archie

Cuando naci√≥ el peque√Īo Archie la pareja no lo present√≥ en sociedad saliendo del hospital, como lo hicieron los duques de Cambridge con sus tres hijos, sino que la noticia se dio a conocer a trav√©s de su reci√©n inaugurada cuenta Instagram, comentando “It’s a boy!.

El objetivo de esta acci√≥n era mantener la privacidad de Archie, para que tenga el anonimato que cualquier persona tendr√≠a y s√≥lo mantenerlo bajo el foco p√ļblico en actividades oficiales e importantes de la familia real.

Luego vino una imagen de los pies del peque√Īo en Instagram, justo en el “D√≠a de la Madre”, cuando Meghan quiso recordar ese momento a trav√©s de la red social. El Daily Mirror coment√≥ que “no quieren una foto art√≠stica del pie de Archie a los tres d√≠as. Son im√°genes muy estilizadas. La gente solo quiere ver a Harry, a Meghan, al beb√© con su camis√≥n y a los padrinos, eso es todo. Es lo tradicional. No hay nada malo con ser tradicional cuando se trata de un beb√© real”.

Esta declaraci√≥n, publicada por BBC, ven√≠a a mostrar la trascendencia que tiene para los ingleses el nacimiento de un beb√© real y la importancia de verle “en vivo y en directo”, considerando su posici√≥n dentro de las autoridades del Reino Unido.

Lo anterior se sum√≥ al bautizo privado de Archie, al que no pudieron asistir miembros de la prensa o el p√ļblico que les sigue constantemente y del que s√≥lo se conoci√≥ informaci√≥n cuando la pareja dio a conocer im√°genes del evento en el que participaron la familia real y la madre de la Duquesa.

Esta situaci√≥n gener√≥ que el Telegraph publicara una columna titulada “Carta abierta a Meghan: ¬Ņpor qu√© el secretismo por el bautizo de Archie? A nosotros, los brit√°nicos, nos duele”, manifestando su desagrado por la privacidad del evento.

Seg√ļn consign√≥ ABC, la prensa ha reclamado que as√≠ como la pareja recibe oficialmente dinero de las arcas p√ļblicas del Reino Unido, tambi√©n debieran hacer oficial el bautizo para as√≠ poder ver al peque√Īo p√ļblicamente.

A estas críticas se sumó la publicación anual del presupuesto que ha destinado el Estado para la monarquía inglesa, en lo que se consideran 2,6 millones de euros asignados exclusivamente a la reforma Frogmore Cottage, la residencia de los Duques de Sussex y Archie.

Sin embargo, esto no es lo √ļnico que ha afectado a Meghan, ya que se le ha cuestionado su aparici√≥n en Wimbledon, su paso como editora de Vogue y el reciente paseo que ha dado junto a su beb√© mientras Harry participaba de un torneo de Polo.

La Duquesa Difícil

El apodo de “La Duquesa Dif√≠cil” se lo ha ganado con las acciones que molestan tanto a los ingleses como a la prensa, que ha hecho de la actriz su principal fuente de esc√°ndalos.

Aunque William Pharrel, cantante de 46 a√Īos, afirm√≥ que la duquesa le confes√≥ que “no nos lo ponen f√°cil”, tras agradecer las felicitaciones que habr√≠a extendido el artista a la pareja por su matrimonio en el estreno de la cinta “El Rey Le√≥n”, destaca Vanity Fair.

Durante el evento tambi√©n se le escuch√≥ a Markle mencionar que el estreno era una cita para ellos, considerando las pocas participaciones p√ļblicas que han tenido tras el nacimiento de Archie.

Se espera que Meghan vuelva a la vida p√ļblica una vez que aparezca el n√ļmero “Forces for Change” de septiembre en Vogue UK, donde actuar√° como editora invitada, destacando a 15 mujeres del mundo de la pol√≠tica, deporte y las artes.

Tendencias Ahora