Tecnología
La fascinante conquista de Marte
Publicado por: Bernardita Villa La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Desde hace milenios, el hombre está fascinado por Marte. Tras creer equivocadamente vislumbrar canales de agua en su superficie y pensar que podía estar habitado por marcianos, los terrícolas se lanzaron a su conquista y quieren enviar el primer vuelo tripulado hacia 2030.

El planeta color sangre –a causa de la presencia de √≥xido de hierro en su superficie– lleva el nombre del Dios de la guerra. Y conquistarlo no es f√°cil.

Desde los a√Īos 1960, hubo m√°s de cuarenta misiones espaciales al planeta m√°s cercano, m√°s bien hostil con su delgada atm√≥sfera, sus g√©lidas temperaturas, la aridez de su suelo y tormentas de polvo. Hubo muchos fracasos, sobre todo rusos.

– Estrenos en serie –

La Unión Soviética es la primera en enviar sondas al planeta vecino a partir de 1960, pero sufrió una serie de reveses.

Estados Unidos obtiene un primer éxito con la sonda Mariner 4 que sobrevuela Marte en 1964, trayendo de regreso imágenes que muestran una superficie árida cubierta de cráteres.

Mariner 9, en 1971, logra una primer puesta en órbita exitosa.

Por su parte, los soviéticos logran posar Marte 3 también en 1971, pero ésta deja de emitir al cabo de unos pocos segundos.

Gracias a sus costosos programas Viking, los norteamericanos dan un paso decisivo hacia la conquista de Marte. Las dos sondas Viking 1 y Viking 2 envían con éxito sus respectivos módulos de aterrizaje en 1976.

Lanzado en 1996, el m√≥dulo norteamericano Mars Pathfinder es el primero en llevar un peque√Īo robot m√≥vil a Marte, el Sojourner, franqueando una nueva etapa.

– Schiaparelli no est√° solo –

El miércoles, si todo sale bien, la sonda ruso-europea TGO se colocará en órbita marciana y el módulo de aterrizaje Schiaparelli se posará en la superficie.

Pero no estarán solos. Hay cinco sondas en órbita alrededor de Marte. Y dos robots norteamericanos que trabajan en su superficie.

La norteamericana Mars Odyssey trabaja allí desde 2001. Las sondas Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), llegada en 2006 y Maven (en 2014), también estadounidenses, siguen en acción.

La sonda europea Mars Express gira en torno al planeta rojo desde 2003 e intentar√° captar la se√Īal de Schiaparelli tras el impacto.

India se sumó al club lanzando con éxito la sonda Mars Orbiter Mission (Magalyaan) en 2013.

El robot norteamericano Opportunity, que llegó a Marte en 2004, sigue funcionando. Intentará observar a Schiaparelli y su gran paracaídas durante el descenso. Y el robot Curiosity trabaja desde 2012 en el suelo marciano.

– En 2020, riesgo de saturaci√≥n –

El interés por Marte no ha disminuido y hay nuevos actores que intentan la aventura.

En 2018, la Nasa enviar√° al robot norteamericano InSight para escrutar las entra√Īas de Marte. Llevar√° un instrumento de fabricaci√≥n francesa para medir la actividad s√≠smica.

El a√Īo 2020 promete mucho.

La misión ruso-europea ExoMars 2020 enviará un robot para perforar a dos metros de profundidad el suelo marciano y buscar rastros de una vida bacteriana pasada.

Gracias a Mars 2020, la Nasa quiere enviar un robot móvil y realizar otras perforaciones.

China también planea enviar una nave espacial alrededor de Marte hacia 2020, antes de desplegar un vehículo teledirigido en su superficie.

Y los Emiratos √Ārabes Unidos est√°n preparando una peque√Īa sonda cient√≠fica.

– ¬ŅMa√Īana, vuelos tripulados? –

El presidente Barack Obama confirm√≥ la semana pasada su voluntad de que Estados Unidos “env√≠e seres humanos a Marte en la d√©cada del 2030 y hacerlos regresar en seguridad a la Tierra”. Ese “paso de gigante” se lograr√° gracias a una estrecha colaboraci√≥n con el sector privado.

Desde hace d√©cadas, decimos que vamos a enviar hombres a Marte con la esperanza de que aumente el presupuesto de la Nasa para lograrlo“, dijo a la AFP el planet√≥logo franc√©s Fran√ßois Forget, director de investigaci√≥n del Centro Nacional franc√©s de Investigaci√≥n Cient√≠fica (CNRS).

La gran revoluci√≥n, es que ahora se piensa en lo que puede hacer la Nasa, eventualmente con socios extranjeros, con un presupuesto constante“, agrega.

El multimillonario Elon Musk, fundador de la empresa SpaceX, es a√ļn m√°s ambicioso. A fines de septiembre, present√≥ un proyecto para establecer una “aldea” en Marte, enviando seres humanos a bordo de grandes naves espaciales equipadas con cabinas, al precio de 100.000 d√≥lares por persona.

Dijo ser “optimista” acerca de la posibilidad de enviar la primera misi√≥n tripulada en 2024, que llegar√≠a a Marte al a√Īo siguiente.

URL CORTA: http://rbb.cl/ez5j
Tendencias Ahora