Tecnología
Viernes 21 febrero de 2020 | Publicado a las 04:12
Los primeros avances que se han logrado en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus
Por Camilo Suazo
Con información de Agence France-Presse.
visitas

Este jueves el Ministerio de Salud confirm√≥ que una persona chilena que viajaba en el crucero “Diamond Princess”, atracado en cuarentena en Jap√≥n, contrajo el coronavirus.

“Se trata de una persona de 45 a√Īos, quien durante el fin de semana present√≥ un cuadro de infecci√≥n respiratoria aguda con fiebre alta y dolores musculares”, dijo en un comunicado oficial Minsal.

La nota agrega que tras el resultado positivo del examen de confirmaci√≥n diagn√≥stica, esta persona “fue derivada hasta un hospital en Tokio, Jap√≥n, donde se encuentra en buenas condiciones generales, recuper√°ndose de un cuadro de neumon√≠a, seg√ļn lo reportado por la autoridad local”.

Durante esta jornada, las autoridades japonesas confirmaron que otras 13 personas confinadas en el crucero “Diamond Princess” dieron positivo al coronavirus, lo que elev√≥ el n√ļmero de personas infectadas en el buque a 634, el mayor n√ļmero de contagiados en un solo lugar fuera de China, donde han muerto 2.118 personas y m√°s de 74.500 han sido infectadas por el virus COVID-19.

Por su parte, la Comisión Nacional de Salud de China anunció 114 nuevos muertos en la nación asiática en 24 horas, lo que eleva el total a 2.118 fallecimientos en todo el país (sin contar Hong Kong y Macao).

Esta crisis sanitaria ha llevado a la comunidad cient√≠fica a comenzar a trabajar en una vacuna que permita cnotrarrestar el virus, siendo un grupo de investigadores del Imperial College de Londres uno de los primeros en estar haciendo pruebas al respecto, con la esperanza de tenerla disponible para finales de a√Īo.

‚ÄúAcabamos de inyectar la vacuna que hemos generado a partir de bacterias en ratones y esperamos poder en las pr√≥ximas semanas determinar la reacci√≥n en esos ratones, en su sangre, su respuesta en t√©rminos de anticuerpos contra el coronavirus‚ÄĚ, explic√≥ Paul McKay.

El equipo del Imperial College espera ser el primero en llevar a cabo ensayos clínicos en humanos y conseguir una vacuna efectiva. Para ello, estos investigadores confían en sus estudios previos sobre el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que comenzó hace dos décadas.

‚ÄúUna vez que se complete la primera fase de los ensayos, que puede llevar varios meses, podemos probar inmediatamente la eficacia de la vacuna en las personas, lo que tambi√©n llevar√° unos meses. As√≠ que tal vez para finales de a√Īo habr√° una vacuna viable que pueda ser usada en humanos‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Cabe se√Īalar que encontrar una vacuna contra este tipo de virus es un proceso laborioso que suele llevar varios a√Īos, ya que se debe demostrar que la vacuna es segura y eficaz antes de que pueda ser producida masivamente.

Es una ‚Äúcarrera de colaboraci√≥n‚ÄĚ, afirm√≥ sin embargo McKay, asegurando que existe un ‚Äúintercambio de informaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúLos chinos, tan pronto como secuenciaron el genoma, lo compartieron libremente con todos, por lo que el lado competitivo probablemente no es exacto. Yo dir√≠a que es una carrera de colaboraci√≥n‚ÄĚ, subray√≥ el investigador.

Mapeo 3D de la parte del virus que infecta las células humanas

En paralelo, un equipo de científicos estadounidenses de la Universidad de Texas en Austin y de los Institutos Nacionales de Salud ha creado el primer mapa 3D a escala atómica de la parte del nuevo coronavirus que infecta las células humanas, una etapa clave para el desarrollo de una vacuna y de tratamientos.

Los investigadores recurrieron a una tecnología llamada criomicroscopía electrónica, premiada con el Nobel de Química en 2017, para mapear la parte del virus que se adhiere a las células, unas puntas llamadas proteínas de espícula.

‚ÄúLa punta es el ant√≠geno que quisi√©ramos introducir en los humanos para provocar de manera preventiva la producci√≥n de anticuerpos por el sistema inmunitario, de manera que est√© listo a responder a un ataque cuando llegue el verdadero virus‚ÄĚ, explica a la AFP Jason McLellan, el cient√≠fico que dirigi√≥ el estudio.

Su equipo y √©l llevaban a√Īos estudiando otros virus de la misma familia que el COVID-19 surgido en China.

Aprovechando esa experiencia previa y a partir del genoma publicado por China al principio de la epidemia, los investigadores estadounidenses crearon una versión estable de las puntas del virus en su laboratorio. Su estructura molecular está ahora disponible para los científicos de todo el mundo.

‚ÄúEs una hermosa y n√≠tida estructura de una de las prote√≠nas m√°s importantes del coronavirus, un verdadero avance para entender c√≥mo el coronavirus encuentra y penetra en las c√©lulas‚ÄĚ, comenta el vir√≥logo Benjamin Neuman, de la Texas A&M University-Texarkana, que no particip√≥ en el trabajo.

El mapa ayudará a los investigadores a entender cómo se esconde el virus y cómo neutralizarlo, y les dará pistas para elaborar medicamentos antivirales y una vacuna.

Tendencias Ahora