Artes y Cultura
"Una mujer fantástica": Políticamente correcta, inofensiva y brillante por Daniela Vega
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La cinta de Sebasti√°n Lelio (“Gloria”) ha cosechado premios como ninguna otra pel√≠cula chilena. En Berl√≠n obtuvo el Oso de Plata al Mejor Gui√≥n y Teddy Award al Mejor Largometraje; en Festival Internacional de Cine de San Sebasti√°n el Premio Sebastiane Latino; en el Festival de Cine de Lima el Premio del jurado y Mejor Actriz; en los Premios Iberoamericanos de Cine F√©nix obtuvo Mejor Pel√≠cula, Mejor Direcci√≥n y Mejor Interpretaci√≥n Femenina; en Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana el Premio Especial del Jurado, Mejor Actriz y Premio √önete-Naciones Unidas; y en los Premios Foqu√© el galard√≥n a la Mejor Pel√≠cula Latinoamericana, por mencionar algunos.

La historia de la joven transexual Marina (Daniela Vega), cuya pareja, Orlando Onetto (Francisco Reyes), de 57 a√Īos, muere en forma repentina despu√©s de celebrar el cumplea√Īos de √©sta, toca teclas que apuntan a denunciar prejuicios y estigmas, sociedades y grupos (muy) conservadores, sumados a violencias de diversos tipos (machistas, por ser diferente, por ser pareja de un hombre ‚Äúbien‚ÄĚ y mayor, etc). Algunas impl√≠citas y otras expl√≠citas.

“Una Mujer Fant√°stica” es una buena pel√≠cula, con un gran elenco (Daniela Vega, Francisco Reyes, Luis Gnecco, Aline Kuppenheim, Nicol√°s Saavedra, Amparo Noguera, Alejandro Goic, Sergio Hern√°ndez, Nestor Cantillana, Trinidad Gonz√°lez, Antonia Zegers y Marcial Tagle, entre otros) y algunas actuaciones destacadas, que da la sensaci√≥n de estar hecha para ganar premios, para seducir a la cr√≠tica, para situarse en un lugar preponderante de lo ‚Äúpol√≠ticamente correcto‚ÄĚ y ‚Äúoportuno‚ÄĚ, donde criticarla puede ser riesgoso, mientras alabarla y premiarla asegura un lugar entre los ‚Äúprogresistas‚ÄĚ, entre los que defienden los derechos de las minor√≠as, de los (injustamente) estigmatizados. O al menos, evita ser cuestionado.

Lo cierto es que “Una Mujer Fant√°stica”, salvo excepciones, ha cosechado nominaciones y premios y muy buenas cr√≠ticas.

Es una cinta con luces propias que se sostiene en gran medida en su protagonista, Daniela Vega (que ya fue primera figura en la pel√≠cula “La visita” de 2014, con un personaje transexual y con una gran actuaci√≥n suya y de Rosa Ram√≠rez), ayudada en parte por lo que simboliza. Sin Vega, el filme se desinfla y quedar√≠a en una median√≠a.

Daniela (en esto reconocemos una gran labor de Sebasti√°n Lelio) hace un gran papel, mostrando ese terreno fr√°gil del drama, el dolor, junto a los temores al rechazo, a tener que estar casi siempre a la defensiva, reafirm√°ndose en lo que es (o cree ser), combinado con momentos de rabia, de dudas como de ternura (por ejemplo en el crematorio, o con su profesor de canto: un notable Sergio Hern√°ndez).

El elenco de “Una Mujer Fant√°stica” es muy bueno, con algunas actuaciones sobresalientes (Daniela Vega, Sergio Hern√°ndez, Luis Gnecco, Nicol√°s Saavedra, entre otros), pero con debilidades de gui√≥n y/o de direcci√≥n, donde el dramatismo de la situaci√≥n (la repentina muerte de Orlando y la urgencia de su ‚Äúfamilia‚ÄĚ por excluir a su ‚Äúpervertida‚ÄĚ pareja de las ceremonias f√ļnebres) no logran plasmarse ni transmitirse…

A nuestro entender, sobran lugares comunes, imágenes ya vistas, prejuicios expresados en forma tosca, en una historia que se hace a ratos poco creíble. Por la gran cantidad de cosas que pasan entre la muerte de Orlando y su funeral (máximo 48 horas), por la mezcla de locaciones que, para quienes conocemos esos lugares, se hacen ilógicos, y un secuestro que no calza con la realidad actual de nuestro país.

M√°s all√° de lo planteado, “Una Mujer Fant√°stica” es una pel√≠cula que no provoca ni ofende a (casi) nadie… Es m√°s bien complaciente, hecha ‚Äúpara todo espectador‚ÄĚ (en eso, est√° en las ant√≠podas de ‚ÄúJes√ļs‚ÄĚ, de Fernando Guzzoni, que denuncia, provoca, incomoda y agrede mostrando de forma cruda -sin tomar partido y sin sermones- una realidad en extremo inc√≥moda y amenazante), mostrando esa realidad con buenas capas de ‚Äúcorrecci√≥n‚ÄĚ.

El filme ha tocado las teclas adecuadas (como cinta y como gesti√≥n de F√°bula) para obtener nominaciones y premios en el circuito de festivales internacionales. Pero, a m√≠ entender, y reconociendo sus m√©ritos, estos los ha recibido en buena medida por m√©ritos que no son cinematogr√°ficos (porque creo hay mejores cintas). Los temas tratados, ese car√°cter inofensivo, su ‚Äúcorrecci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ (todo ello apoyados en la gran actuaci√≥n de Daniela Vega) son cosas que pueden generar rabia. Una rabia que puede llevar a posturas radicales o a fomentar la indiferencia. Todo lo opuesto a lo que, aparentemente, busca “Una Mujer Fant√°stica”. Son el tipo de hechos que facilitan liderazgos como el de Trump, los populismos y otros.

URL CORTA: http://rbb.cl/j3zy
Tendencias Ahora