Artes y Cultura
Organizan encuentro con Carlos Villalón, el fotógrafo chileno que retrató al narcotráfico
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una planta, cultivada en enormes extensiones de territorio selv√°tico en Colombia, fue lo que primero llam√≥ la atenci√≥n del fot√≥grafo chileno Carlos Villal√≥n. Era el a√Īo 2000 y hab√≠a sido comisionado para cubrir los di√°logos de paz entre el gobierno de Andr√©s Pastrana y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Pero esos arbustos color verde-amarillo -y el hecho de que ellos fuesen el origen de un negocio multimillonario, que en Colombia como en otros pa√≠ses, ha tra√≠do consigo la violencia, el crimen organizado y la muerte de muchas v√≠ctimas inocentes – llev√≥ a Villal√≥n a decidirse a investigar a fondo el fen√≥meno de la planta de coca y la coca√≠na en nuestro continente.

Desde entonces, reparte sus actividades entre Bogot√° y Nueva York, completando m√°s de una d√©cada de viajes y fotograf√≠a, tras el intento de comprender, difundir y acaso plantear salidas posibles a lo que √©l llama ‚Äúuna guerra perdida‚ÄĚ. En todos estos a√Īos, ha combinado su investigaci√≥n con la labor de fot√≥grafo en zonas de conflicto, reportajes de naturaleza y otros.

As√≠, Carlos Villal√≥n colabora en forma regular para medios como CNN, New York Times, Wall Street Journal, Newsweek y la revista VICE. Con su c√°mara al hombro, ha estado cubriendo desastres humanos y naturales en lugares como Hait√≠, Afganist√°n, Cachemira o Pakist√°n. El a√Īo 2003, la revista National Geographic se interes√≥ en su trabajo en torno a la coca en Colombia y distintas zonas de Latinoam√©rica, y en el 2010 obtuvo el segundo lugar del prestigioso concurso World Press Photo, con la imagen de un adolescente asesinado por rencillas entre los carteles de la droga en Medell√≠n.

Con el material visual de su proyecto ‚ÄúCoca, la guerra perdida‚ÄĚ, futura publicaci√≥n que resume sus casi veinte a√Īos inmerso en este trabajo, Carlos Villal√≥n llega a Chile para difundir y compartir la reflexi√≥n en torno a esta problem√°tica social, ya instalada tambi√©n desde hace muchos a√Īos en barrios y poblaciones de nuestro pa√≠s.

El pr√≥ximo 5 de enero, a las 20:00 horas en La Puerta Azul (Girardi 1286), Carlos Villal√≥n presentar√° el diaporama de su proyecto, en un c√°lido ambiente de camarader√≠a que, una vez finalizada la presentaci√≥n, contar√° con la m√ļsica de Miguel Conejeros.

El encuentro

La actividad recorrer√° la propia b√ļsqueda de Villal√≥n, desde sus viajes a las zonas selv√°ticas de Putumayo, Caquet√°, Santa Fe, Montserrat y Pe√Īas Coloradas, donde los campesinos subsisten gracias a las cosechas de este arbusto de inocente apariencia. El fot√≥grafo descubri√≥ y retrat√≥ c√≥mo en las calles de esos pueblos, la base de coca√≠na es secada a vista y paciencia de todos, pues constituye la principal moneda de cambio para cubrir las necesidades m√°s b√°sicas de los pobladores, como la alimentaci√≥n y la higiene. Muy pronto, √©l mismo tom√≥ consciencia de estar frente a un problema social, de pueblos sin acceso a la educaci√≥n, a la salud ni a la moneda nacional, y condenados a utilizar este recurso agr√≠cola como un modelo de trueque, muy lejos ‚Äď por cierto ‚Äď del inconmensurable negocio del narcotr√°fico, que se propaga desde nuestra regi√≥n al mundo entero.

‚ÄúMe interesa el fen√≥meno antropol√≥gico de la coca√≠na ‚Äď dice Carlos Villal√≥n- Esto es mucho m√°s que narcotr√°fico; hay ritos religiosos y culturales en torno a esta planta, considerada sagrada por los pueblos andinos. Quiero mostrar c√≥mo estos rituales milenarios terminan siendo contaminados por la otra cara de esta planta: la coca√≠na del hombre blanco‚ÄĚ.

La cita es para ma√Īana viernes 5 de enero a las 20:00 horas en La Puerta Azul (Girardi 1286). Habr√° jugos y vino de honor y posteriormente animar√° el m√ļsico electr√≥nico chileno Miguel Conejeros.

URL CORTA: http://rbb.cl/iz0o
Tendencias Ahora