Artes y Cultura
Miércoles 14 agosto de 2019 | Publicado a las 15:49 · Actualizado a las 15:50
Crítica de Teatro: "Kassandra", vibrante testimonio de un personaje "no binario"
visitas

La canci√≥n del grupo Abba ‚ÄúThe winner takes it all‚ÄĚ (‚ÄúEl ganador se lo lleva todo‚ÄĚ) equivale a un himno vital que sintetiza el ser y no ser de la protagonista de ‚ÄúKassandra‚ÄĚ.

Por Leopoldo Pulgar Ibarra

Y más que exaltar a quien triunfa, marca a fuego al perdedor que queda en el camino o cae al abismo, siempre con las manos vacías.

Ahora, en el contexto de esta obra del dramaturgo uruguayo Sergio Blanco (‚ÄúTebas Land‚ÄĚ, ‚ÄúLa ira de Narciso‚ÄĚ, ‚ÄúEl bramido de D√ľsseldorf‚ÄĚ), el sentido de la letra est√° en la m√©dula del migrante actual y de quienes sufren discriminaci√≥n en la sociedad contempor√°nea.

A esto el autor agrega la condición sexual y de género inestable de la protagonista, además de una referencia a la mitología griega que alude a Casandra, la princesa troyana que goza del don de la profecía y, al mismo tiempo, sufre una maldición, porque nadie le cree.

Universo m√ļltiple

Para desarrollar los m√ļltiples factores y situaciones suficientemente complejas, ‚ÄúKassandra‚ÄĚ dispone de varios soportes fundamentales.

El autor hace hablar a la protagonista en una suerte de inglés coloquial básico, frases cortas que incluyen términos cuyo sentido, en general, todos pueden entender.

Al mismo tiempo, la sit√ļa en tiempo real y concreto, como vendedora de cigarrillos de contrabando en el bar clandestino de un pa√≠s ajeno, mientras trata de comunicarse con el espectador, a trav√©s de un di√°logo inmersivo de mucha energ√≠a, deshilvanada y ca√≥tica, pat√©tica y divertida.

A esto le agrega una visión inteligente del mundo que la rodea y ficciona, al rozar su vida con alusiones a guerras y exilios reales, amores dudosos, amenazas varias en la vida actual, además de conectar el presente a relatos delirantes sentimentales y sexuales con personajes del pasado mitológico.

También es fundamental en este unipersonal definir a la protagonista en lo indefinible, como expresión máxima de lo discriminatorio… o la aproximación a una verdadera identidad.

‚ÄúI‚Äôm not a women, I‚Äôm not a boy, I am Kassandra…‚ÄĚ, afirma esta mujer, cuyo vestido transparente muestra a un hombre con gestos femeninos delicados, sensuales y seductores.

Ni masculino ni femenino asoma el rol que interpreta el actor Lucas Balmaceda, clave en esta propuesta, cuyo perfil esc√©nico ‚Äúno binario‚ÄĚ alude a quienes asumen rasgos parciales de varios g√©neros en funci√≥n de su identidad.

Aporta un gesto corporal y una sonoridad vocal envolvente como parte de una din√°mica intensa que recorre la obra desde que ingresa a la sala.

En paralelo, tal vez sin buscarlo, el unipersonal pone en primer plano un rasgo de todo proceso de migración: el grito que se lanza para ser parte de una sociedad que lo rechaza.

Conducta que implica tener que vivir la vida ajena y la gloria o tragedia de otros, a través de la admiración y la domesticación cultural, vía pérdida de identidad y memoria.

A eso se agrega mirar el futuro como mitigaci√≥n del presente, para transformar la tragedia real, la negaci√≥n de la identidad y las ansias de cari√Īo y amistad en un juego optimista‚Ķ muchas veces falso e ilusorio.

Con la direcci√≥n de Soledad Gaspar, ‚ÄúKassandra‚ÄĚ es una de las propuestas m√°s atractivas e inquietantes de la temporada 2019.

Kassandra

Dirección: Soledad Gaspar
Elenco: Lucas Balmaceda

Matucana 100.
Miércoles a sábado, 20.30 horas; domingo 19.30 horas.
Entrada general $ 6.000; estudiantes, tercera edad, miércoles y jueves populares $3.000. Hasta el 18 de agosto.

Tendencias Ahora