Artes y Cultura
Centro Cultural La Moneda: La apasionada y sensual Afrodita presente en El Mito de Roma
Publicado por: Max Duhalde
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Afrodita, Venus, La Diosa del Amor, son sólo algunos de los cientos de nombres con el que se conoce a esta divinidad, presente en la exposición de El Mito de Roma, en el Centro Cultural La Moneda, escultura proveniente de Museos Vaticanos.

Si nos basamos en la mitología griega, es la diosa de la belleza y del amor. Es importante aclarar que en épocas helénicas el concepto amor hacía referencia a lo erótico y no a lo romántico, hay que entender entonces que era la patrona de la sensualidad, sexualidad y una imagen de referencia a lo que debía despertar un deseo en alguien.

Nacida adulta de la espuma, con una belleza desbordante y deseada por mortales y dioses, es protagonista recurrente de la mitología griega. Reconocido y popular es su romance, estando casada, con Ares, dios de La Guerra y su pasión descontrolada por el mortal y bello Adonis. Lo anterior, la llevó a ser juzgada y envuelta en problemas, respectivamente.

Siempre representada en el arte, ya sea como Afrodita (griego) o Venus (romano), saliendo del mar, que es también su lugar de nacimiento, y junto a él delfines, palomas, cisnes, almejas, veneras, perlas, y árboles como el granado, el manzano, el mirto y las rosas.

A continuación una narración de la mitología griega

La infidelidad de Afrodita

Afrodita contrajo matrimonio con Hefesto, dios del fuego y la fragua, pero su corazón y pasión permaneció junto a él poco tiempo, pues sus deseo estaban con Ares, dios de la Guerra, quien se convierte en su amante.

El dios del Sol, Helios, le comenta a Hefesto de la infidelidad de Afrodita, éste al enterarse, decidió construir una red de metal casi invisible que estaría sobre el lecho de ambos, con la intensión de atraparlos en pleno acto y que fueran juzgado por los demás dioses del Olimpo.

El plan se Hefesto de concreta, descubre a su mujer con su amante en plena acción amorosa. Ambos son atrapados por esta poderosa red, por lo cual no pueden moverse. Hefesto llama a todos los dioses del Olimpo, pero sólo acuden Poseidón, Hermes y Helios. Los tres de ríen de Hefesto y los tres envidian a Ares, quienes desean estar en su posición.

Poseidón ordena a Hefesto que libere a los dos amantes, pero antes le prometió que Ares pagaría por el error mediante desagravio. Sin embargo, el dios de la Guerra y Afrodita son liberados, y huyen juntos en busca de otro lecho de pasión para perpetuar su amor.

Bío Bío es La Radio oficial de la exposición El Mito de Roma

Tendencias Ahora