Artes y Cultura
Investigación sobre archivos de Woody Allen determina una "obsesión por las adolescentes"
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El esc√°ndalo sexual que qued√≥ al descubierto en Hollywood tras las acusaciones por abuso y acoso contra el exproductor Harvey Weinstein, ha generado una incertidumbre sobre el tema que contin√ļa reverberando a las m√°ximos referentes de la industria cinematogr√°fica.

Esta vez, una investigaci√≥n del diario estadounidense The Washington Post fij√≥ su atenci√≥n sobre uno de los directores que desde hace d√©cadas viene siendo cuestionado por actitudes “poco √©ticas” en su vida privada: Woodye Allen.

El director, que se cas√≥ con su hija adoptiva (Soon-Yi Previn) cuando ella ten√≠a 21 a√Īos y que en 1992 fue acusado de abusar de la hija que tuvo con Mia Farrow (Dylan) tras un bullado l√≠o judicial, fue objeto de un art√≠culo que escudri√Ī√≥ en su filmograf√≠a y que determin√≥ que en ella persiste una “obsesi√≥n” por las adolescentes.

‚ÄúWoody Allen est√° obsesionado con las adolescentes. Lo s√© porque he visto toda su carrera de cerca, sus guiones y sus garabatos, su sala de corte f√≠sica y mental que se encuentra en 57 a√Īos de archivos que ha estado recopilando desde 1980‚ÄĚ, se lee en el art√≠culo que firma Richard Morgan, quien tuvo acceso al archivo de guiones, cuentos y textos de Allen que salvaguarda la Universidad de Princeton. En total, fueron aproximadamente 56 cajas de material.

‚ÄúExaminar todas las cajas fue enfrentarse a una obsesi√≥n insistente y v√≠vida con mujeres, adolescentes y ni√Īas j√≥venes. Hay historias de j√≥venes de 17 a√Īos que encantan a sus vecinos de 53 a√Īos y revisiones de cuentos que transforman a una protagonista de 21 a√Īos en dos de 18, conocido como el ‚Äėtruco de magia de Hollywood’‚ÄĚ, escribi√≥ Morgan.

Una de las anotaciones m√°s particulares tiene relaci√≥n con el guion de “The Kugelmass Episode” (1977), cuya historia narra la atracci√≥n que siente un hombre mayor por las alumnas adolescentes de un instituto de menores, y donde ‚Äúal lado de uno de los di√°logos de este personaje, Allen apunta, y luego borra, ‚Äėc‚Äôest moi‚Äô (soy yo)‚ÄĚ.

‚ÄúNo hay nada criminal en la fijaci√≥n de un hombre de 82 a√Īos con los 18 y no es tan malo como ‚Äėsacarse el pene de repente‚Äô. Pero es profunda y anacr√≥nicamente burdo (‚Ķ) Vive, piensa y crea al igual que lo hac√≠a en los 70, hace casi medio siglo‚ÄĚ, public√≥ el autor del art√≠culo.

URL CORTA: http://rbb.cl/j0c8
Tendencias Ahora