Artes y Cultura
Primera pel√≠cula dirigida por una mujer en Hait√≠ compite por el √ďscar
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Haití sigue devastado desde el terremoto de 2010 que dejó más de 220.000 muertos, pero una naciente industria fílmica empieza a emerger desde los escombros de sus destruidos pueblos.

Al frente del fen√≥meno est√° Guetty Felin con Ayiti Mon Amour, una pel√≠cula que retrata el duelo de esta naci√≥n tras el sismo y que recientemente fue anunciada como el primer filme del pa√≠s caribe√Īo que entra a la categor√≠a de mejor pel√≠cula extranjera en los √ďscar.

Diez d√≠as despu√©s del desastre, esta mujer haitiana viaj√≥ a Puerto Pr√≠ncipe en un avi√≥n de socorro. Felin a√ļn recuerda las escenas que encontr√≥ cuando aterriz√≥: im√°genes que se quedaron en ella como cineasta.

“Nunca antes hab√≠a olido la muerte, cuerpos por todos lados. Yo solo estaba pensando ‘¬ŅQu√© es este hedor?’ Por toda la ciudad, simplemente era devastador”, dijo a la AFP.

Las escuelas, hospitales e infraestructura de esta nación del Caribe quedaron destruidos, el temblor de magnitud 7,0 dejó 300.000 heridos y 1,5 millones de personas sin casa, en el país más pobre de América Latina.

Siete a√Īos despu√©s, “Ayiti Mon Amour” marca no solo la emergencia de una nueva voz en la cinematograf√≠a haitiana sino tambi√©n un hito en la reconstrucci√≥n cultural del pa√≠s, al ser el primer largometraje filmado en el pa√≠s dirigido por una mujer.

Aprovechando su trabajo previo en documentales, Falin imprime las realidades del Haití actual -los cortes de luz, la escasez de agua y la amenaza del cambio climático- con una lírica que resalta su lado místico.

Dictadura Brutal

Situada en Kabic, un peque√Īo pueblo de pescadores donde el agua ha ido cubriendo la tierra a consecuencia del cambio clim√°tico, la c√°mara de Felin muestra c√≥mo ha cambiado la vida cinco a√Īos despu√©s del sismo.

Un adolescente que llora a su padre descubre que desarroll√≥ literalmente un s√ļper poder electrizante, mientra un viejo pescador quje habla con su vaca piensa que la cura para su esposa enferma puede encontrarse en el mar.

Por otro lado, la hermosa y misteriosa musa de un novelista luchador, que es el personaje principal de su libro, se turna intranquila y decide dejarlo y seguir su propia vida.

Nacida en Puerto Pr√≠ncipe, Felin vivi√≥ su infancia y adolescencia entre Nueva York y Hait√≠, aunque viene de vivir una etapa art√≠stica en Par√≠s, adonde fue a estudiar cine y termin√≥ qued√°ndose 20 a√Īos.

Felin se enamor√≥ del cine en los autocinemas de Puerto Pr√≠ncipe, a los que se escapaba durante la brutal dictadura de Francois “Papa Doc” Duvalier, que fue seguido por su desp√≥tico hijo Jean Claude o “Baby Doc”.

“Crec√≠ en este espacio sabiendo que la dictadura exist√≠a, pero al mismo tiempo fue un lugar de dicha”, dijo recordando su barrio de la infancia como un lugar de m√ļsica y fiestas.

“Hubo momentos en los que tem√≠as que alguien te pudiera llevar de aqu√≠. Entonces, la fragilidad de la vida -ese baile que mis padres tuvieron que hacer todo el tiempo- me inspir√≥ totalmente”, explic√≥.

“Ayiti Mon Amour”, que est√° buscando un distribuidor en Estados Unidos, solo cuenta con un actor profesional, mientras el resto del elenco y muchos otros colaboradores salieron de la comunidad y de la propia familia de Felin.

‘Culpable de sobrevivir’

El esposo francés de la directora, el veterano cineasta Herve Cohen, fue el encargado de filmar y su hijo mayor Yeelen fungió como su asistente, mientras que la novia de éste fue la segunda cámara.

Aunque, la verdadera estrella de la pel√≠cula es el hijo menor de Felin, Joakim Ethan Cohen, un principiante de 17 a√Īos en el momento de la filmaci√≥n, que ha sido aclamado por su actuaci√≥n.

“√Čl sab√≠a que lo que estaba haciendo significaba mucho para m√≠. Fue como un regalo para m√≠”, dijo Felin.

“Lo dirig√≠ pero fue muy f√°cil, cada toma era verdaderamente buena, y creo que √©l conoc√≠a la historia desde dentro”, asegur√≥.

La industria del cine en Hait√≠ ya estaba sufriendo antes del terremoto. La √ļltima sala de cine hab√≠a cerrado un a√Īo antes, en medio de una rampante pirater√≠a y no se proyect√≥ ninguna pel√≠cula en un espacio p√ļblico cinco a√Īos despu√©s de eso.

“Es duro hacer cine en un lugar como Hait√≠ porque siempre pasa algo que es prioritario, bien sea la inestabilidad pol√≠tica o un desastre o algo as√≠”, dijo Felin.

“Hacer cine no es una prioridad para la gente haitiana”, expres√≥.

La pel√≠cula surgi√≥ de los escombros de edificios destruidos por el sismo, pero Felin, quien perdi√≥ un amigo cercano y dice que se siente “culpable de sobrevivir”, no quer√≠a que la cinta fuera solo sobre el duelo, sino como una carta de amor para su pa√≠s.

URL CORTA: http://rbb.cl/ieby
Tendencias Ahora