Nacional
Juegos Gioco de Concepción cierra por remodelación: conoce sus 3 historias desconocidas
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Si tienes menos de 40 a√Īos y vives o viviste en Concepci√≥n, seguro alucinaste al encumbrarte hasta las nubes (de la imaginaci√≥n) en el helic√≥ptero de Gioco, el √ļltimo y m√°s tradicional local de entretenimientos electr√≥nicos de la capital de la Regi√≥n del B√≠o B√≠o.

Pues bien, este viernes ser√° el √ļltimo en que los Gioco mantendr√°n su forma actual. Pero no desesperes porque no cierra, sino que ser√° remodelado para dar paso a una cafeter√≠a tem√°tica que rinda tributo a los juegos cl√°sicos de los 80 que marcaron nuestra infancia.

Bajo el nuevo proyecto, Gioco cerrará hoy las puertas de su sala de juegos, aunque mantendrá funcionando su cafetería durante mayo. Posteriormente el local cerrará en su totalidad para reinaugurarse el 1 de agosto, conservando su nombre.

En su versión 2.0, los Gioco darán paso a una amplia cafetería donde además se podrán consumir comestibles como sandwiches y pastelería. Además se mantendrán algunos de los juegos infantiles, flippers (pinball) y videojuegos más icónicos que han pasado por sus instalaciones, y ahora las fichas no se venderán, sino que se regalarán a los clientes.

Christian Leal | BBCL

Christian Leal | BBCL

3 historias de los Gioco que desconocías

1. Nació gracias a un taca-taca electrónico criollo

Que los Gioco estén en la galería Tomás Olivieri no es casualidad. No todos saben que este local es parte de Radio Bío Bío (y de BioBioChile), que nació en 1980 como parte de la inventiva de su mismo fundador, Nibaldo Mosciatti Moena.

Hombre inquieto y autodidacta, Nibaldo Mosciatti se dio a la tarea de construir un futbolito o taca-taca electrónico a fines de la década de los 70, cuando los juegos electromecánicos eran toda una novedad. Su prototipo resultó tan exitoso, que una empresa estadounidense le compró los derechos para producirlo en masa.

Sin embargo para entonces la tecnología cambiaba de forma vertiginosa y finalmente decidió no fabricarlo. Para indemnizar a su inventor, la empresa le ofreció pagarle con videojuegos, oferta que Mosciatti aceptó, convirtiéndose en los primeros entretenimientos que formarían parte de los Gioco: Seawolf II de Bally/Midway y Super Speed Race V de Taito, entre otros clásicos.

Por cierto, el futbolito electr√≥nico que encendi√≥ la chispa funcion√≥ tambi√©n en los Gioco durante un tiempo, y actualmente est√° conservado en un lugar sin acceso a p√ļblico para resguardarlo de sufrir da√Īos.

2. Un concepto de entretención familiar

El dise√Īo completo del local tambi√©n fue realizado por Nibaldo Mosciatti, incluyendo el futurista techo de formas curvas e iluminaci√≥n led. Pero el fundador de Radio B√≠o B√≠o no quiso que s√≥lo fuera un local de videojuegos como otros que se estaban comenzando a abrir en el pa√≠s, sino un espacio para la familia, por lo cual decidi√≥ dotarlo de una cafeter√≠a donde los padres pudieran esperar a que sus hijos jugaran mientras conversaban tom√°ndose un caf√©.

Curiosamente, esta idea fue contempor√°nea a la que tuvo el propio fundador de Atari, Nolan Bushnell, cuando en 1980 abri√≥ su cadena Chuck E. Cheese’s, donde los ni√Īos pod√≠an ir con sus padres a comer pizza y jugar videojuegos.

Christian Leal | BBCL

Christian Leal | BBCL

3. Los Gioco salvaron a Radio Bío Bío

Aunque a medida que pasaban los a√Īos y la tecnolog√≠a se hizo m√°s avanzada en los hogares de las casas que en las salas de videojuegos, cerr√°ndolas una a una, los Gioco se mantuvieron en pie no s√≥lo como un s√≠mbolo, sino tambi√©n como una forma de agradecimiento, pues pocos saben que este local de entretenci√≥n fue el que permiti√≥ seguir funcionando a Radio B√≠o B√≠o tras la dura crisis econ√≥mica de 1982.

Esto porque cuando el d√≥lar se desplom√≥ provocando incluso la quiebra de muchos bancos, la publicidad que manten√≠a al medio tambi√©n se vino al suelo. Fue entonces cuando Pac-Man, Dig Dug, Pooyan, Rally-X, Pole Position y los tradicionales juegos mec√°nicos para ni√Īos vinieron al rescate, permitiendo que sus entonces generosos recursos mantuvieran el funcionamiento de la radio hasta que pudo volver a sostenerse por s√≠ misma.

A continuaci√≥n te invitamos a dar un paseo por el interior de los Gioco, en su √ļltimo d√≠a de funcionamiento:

Tendencias Ahora