Internacional
Justicia argentina condena al primer empresario como cómplice de la dictadura
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un tribunal argentino conden√≥ este lunes a 12 a√Īos de prisi√≥n al due√Īo de una empresa de transporte, Marcos Lev√≠n, el primer empresario enjuiciado por su complicidad con la dictadura (1976/83), seg√ļn un fallo difundido por el Centro de Informaci√≥n Judicial (CIJ).

Lev√≠n, due√Īo de La Veloz del Norte, una firma de transporte de pasajeros de la provincia norte√Īa de Salta, fue condenado por el secuestro y torturas infligidas al sindicalista V√≠ctor Cobos, en enero de 1977.

Junto al empresario fueron condenados a 12 a√Īos de prisi√≥n los polic√≠as retirados V√≠ctor Hugo Almir√≥n y V√≠ctor Hugo Bocos, mientras que el polic√≠a V√≠ctor Cardozo recibi√≥ una pena de ocho a√Īos de c√°rcel.

Los querellantes, el propio Cobos y la Asociaci√≥n Encuentro Memoria Verdad y Justicia de Salta hab√≠an solicitado 20 a√Īos de c√°rcel para los tres primeros y 18 para el cuarto, por su condici√≥n de subalterno en el momento de los hechos.

Seg√ļn las querellas, Lev√≠n, que era presidente de la Federaci√≥n de Empresarios Salte√Īos del Transporte (Festap) y propietario de la firma m√°s importante del sector en Salta, “se vali√≥ de la estructura represiva para disciplinar a sus empleados y obtuvo beneficios de las autoridades dictatoriales, como ampliar rutas comerciales”, indicaron.

Los hechos se remontan a principio de la década de 1970, cuando se organizó el sindicato del sector Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Salta, y en otras provincias del norte argentino y comenzaron a reclamar mejores condiciones laborales.

Antes del golpe de estado de 1976, la Festap pidió a la policía provincial que aplicara a los gremialistas la llamada ley antisubversiva, que habilitaba a las fuerzas armadas y de seguridad a reprimir la violencia política.

En enero de 1977, el due√Īo de La Veloz denunci√≥ en una comisar√≠a de Salta un supuesto fraude a su empresa y entreg√≥ una lista de una veintena de trabajadores supuestamente involucrados en la maniobra.

Al menos 16 empleados fueron detenidos y obligados a confesar bajo tortura, seg√ļn las denuncias.

Sin embargo, sólo el caso de Cobos llegó a juicio debido a que por ser sindicalista se lo admitió como una persecución política, las denuncias restantes esperan un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia para saber si llegarán a juicio oral.

Empresarios de la prensa, del sector automotor y el due√Īo del ingenio azucarero Ledesma en Tucum√°n han sido denunciados por v√≠ctimas y organismos de derechos humanos por su presunta complicidad con la dictadura pero hasta ahora no han llegado a la instancia de un juicio oral.

Tendencias Ahora