Vida
Por primera vez las mujeres podr√°n entrar a estudiar cine en Arabia Saudita
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En Arabia Saudita, un país ultra conservador, donde las salas de cine están prohibidas y las mujeres no tienen derecho a conducir, una universidad ofrece un programa de vanguardia en estudios audiovisuales para formar a mujeres en el arte de convertirse en cineasta.

Una escuela de 150 estudiantes de la Universidad de Yeda, en la costa del mar Rojo, tiene como objetivo que sus alumnas aprendan a filmar, producir y realizar montajes de películas.

Las estudiantes dicen que es el √ļnico programa de este tipo en el reino, un pa√≠s muy conservador, que no tiene industria del cine y donde no hay una formaci√≥n equivalente para hombres.

Los estudiantes y los instructores explicaron que el programa de tres a√Īos de duraci√≥n, busca desarrollar competencias para la producci√≥n visual y digital, con el objetivo desarrollar la industria del cine en Arabia Saudita.

“Me gustar√≠a hacer historias que lleguen a tocar las emociones”, cont√≥ Reem Almodian, una aspirante a directora que con una dulce voz cuenta sus sue√Īos. La estudiante viste el tradicional niqab, un velo negro que s√≥lo deja los ojos al descubierto.

Mujeres usando el tradicional niqab | Archivo | Jacquelyn Martin / POOL / AFP

Mujeres usando el tradicional niqab | Archivo | Jacquelyn Martin / POOL / AFP

Para ella, uno de los temas para retratar es la depresión juvenil.

“Abrir√≠a los ojos a los padres” (sobre el problema), expres√≥ Almodian.

Jawaher Alamri, de 20 a√Īos, decidi√≥ proyectar sus propias dudas existenciales, en un “mon√≥logo” audiovisual.

“La gente me dice siempre que parezco un ser diferente”, dijo la joven, que creci√≥ en Jubail, en el este del pa√≠s.

Su documental aborda la cuesti√≥n de “C√≥mo puedo yo encontrar mi propia definici√≥n de felicidad”.

En Jalida Batawil, de 20 a√Īos, presentar√° con sus compa√Īeras la ceremonia de apertura del tercer festival de cine de Arabia Saudita.

“Me gustar√≠a expresar nuestros propios sentimientos y nuestra historia al mundo”, afirm√≥ durante la inauguraci√≥n.

‘Temas de gran peso intelectual’

Bentley Brown, un cineasta estadounidense, ense√Īa un taller de gui√≥n y medios interactivos, cuenta que 13 de sus estudiantes han hecho pel√≠culas que participar√°n entre las 125 producciones que compiten en la muestra que durar√° cinco d√≠as.

Para √©l, los estudiantes est√°n explotando “temas de gran peso intelectual” en sus obras.

Mai Alshaibani, de 21 a√Īos, est√° esperando ganar con su opera prima “S.A.D.”, una historia de un chico que deja a su novia para casarse con otra.

Alshaibani es licenciada en psicología con una mención en video y producción digital. Al igual que muchas otras estudiantes entrevistadas, habla perfecto inglés.

Todas las estudiantes portan el velo isl√°mico.

País ultra conservador

Arabia Saudita es uno de los países donde las mujeres tienen menos derechos, entre ellos la prohibición de tener un permiso de conducir.

Hay separaci√≥n entre los sexos en restaurantes y otros lugares p√ļblicos. Las mujeres necesitan autorizaci√≥n de un miembro de su familia var√≥n para viajar, trabajar y para casarse.

Este tipo de restricciones han propiciado que haya una dificultad adicional para que las mujeres sigan estudios audiovisuales, ya que los hombres sí pueden hacerlo en el extranjero, Almodian.

“Estamos limitadas por nuestras opciones”, dijo cuando se le pregunt√≥ por qu√© esta universidad fue la primera en ofrecer este tipo de carrera.

Aunque los cines no est√°n permitidos en Arabia Saudita, existe un creciente inter√©s en las pel√≠culas y en el proceso de producirlas, como refleja este programa y el renacimiento del Festival de Cine Saudita, que fue reeditado el a√Īo pasado despu√©s de siete a√Īos de ausencia.

En privado hay muchas proyecciones y hace un mes se realizó el Primer Festival de Cine Juvenil, en Yeda.

La ausencia de salas de cine “no es una raz√≥n para no contar historias” que necesitan ser puestas en escena, asegur√≥ Rawan Namngani, de 21 a√Īos, que present√≥ un peque√Īo documental en el festival de Yeda.

El cine es sólo una de las muchas plataformas donde estas películas pueden ser expuestas, asegura.

“Si empezamos a hacer pel√≠culas, vamos a tener cines”, dijo.

Tendencias Ahora