Internacional
Miles de brasile√Īos salen a las calles para pedir la destituci√≥n de Rousseff
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de brasile√Īos salieron a las calles el domingo para pedir la destituci√≥n de la presidenta Dilma Rousseff en decenas de ciudades, en medio de un clima de fuerte descontento social por la recesi√≥n econ√≥mica y las revelaciones de un gigantesco fraude en la estatal Petrobras.

Los manifestantes te√Ī√≠an las calles con el color amarillo y verde de la camiseta de la selecci√≥n de f√ļtbol de Brasil durante una jornada de protesta que se extender√° en m√°s de 400 ciudades y que por primera vez es apoyada expl√≠citamente por partidos de la oposici√≥n.

En Rio de Janeiro, que ser√° la sede de los Juegos Ol√≠mpicos en agosto, una ola de personas se api√Īaba junto a las playas de Copacabana, en una escena que se ha vuelto usual desde que eclosion√≥ la crisis econ√≥mica y pol√≠tica que sacude a la potencia emergente.

“Estoy manifestando porque creo que solo participando se podr√° frenar el desperdicio de las riquezas del pa√≠s”, dijo Marcelo Antunes, un ingeniero de 66 a√Īos. “Todos los brasile√Īos debemos participar, no podemos quedarnos al costado”.

Las tensiones políticas pusieron a Rousseff frente a un potencial juicio político que podría terminar anticipadamente su mandato, previsto hasta 2018. Y la adhesión a las protestas de este domingo es considerada clave para dar combustible a ese proceso que está en ciernes en el Congreso.

Las estimaciones previas daban cuenta de que m√°s de un mill√≥n de brasile√Īos dejar√°n retratado su descontento en las calles del pa√≠s, que estar√°n vigiladas por una operaci√≥n policial reforzada.

“Tenemos que deshacernos de Dilma, del PT, todos ellos. Ya no es m√°s su tiempo”, dijo Maria do Carme, de 73 a√Īos, portando una bandera nacional en Rio.

En Brasilia, en la explanada central que conduce al Congreso, miles de manifestantes se agrupaban en torno a los camiones desde donde los organizadores arengan a la multitud con consignas antigobierno.

Im√°genes de televisi√≥n mostraban el mismo cuadro en otras ciudades del gigante sudamericano, incluso en tradicionales bastiones del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), que lleva m√°s de 13 a√Īos en el poder, en el noreste.

Se espera que, al igual que en las protestas que tapizaron 2015, Sao Paulo, la capital econ√≥mica e industrial de Brasil re√ļna la mayor cantidad de personas esta tarde. Un a√Īo atr√°s, cerca de un mill√≥n de brasile√Īos se congregaron en esa ciudad, devenida en el coraz√≥n de las protestas del agitado 2015.

La conducci√≥n forzada del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva para declarar ante la polic√≠a por la “Operaci√≥n Lava Jato” (lavadero de autos), que descubri√≥ una trama de sobornos en Petrobras para financiar partidos pol√≠ticos, recalent√≥ el clima pol√≠tico y los dirigentes mostraron su preocupaci√≥n por la posibilidad de que haya violencia.

Rousseff pidió calma y respeto en la víspera y el PT pidió a su militancia que se abstenga de manifestar para evitar choques.

Tendencias Ahora