Tecnología
La noche invade el día en Europa por eclipse solar
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En avi√≥n, desde las grandes capitales europeas o desde las cumbres nevadas de un archipi√©lago perdido en medio del √Ārtico, buena parte del hemisferio norte asiste este viernes al espect√°culo m√°gico de un eclipse solar, siempre que la meteorolog√≠a lo permita.

Desde primera hora de la ma√Īana, los cient√≠ficos han empezado a observar desde el oc√©ano Atl√°ntico c√≥mo la luna escond√≠a parcialmente el sol.

“Es muy bonito. Es uno de los espect√°culos astron√≥micos m√°s maravillosos que se pueden ver”, declar√≥ a la AFP el astrof√≠sico Alfred Rosenberg, uno de los primeros que han podido disfrutar del evento desde el observatorio de las islas Canarias.

El eclipse ser√° luego visible en Europa, el noroeste de √Āfrica y Asia, y en Oriente Medio, antes de terminar su recorrido cerca del Polo Norte.

Como es habitual, las autoridades han multiplicado las advertencias, exhortando a la población a llevar lentes de protección especial para evitar graves lesiones oculares.

El fenómeno podría ser estropeado en parte por las condiciones meteorológicas, ya que el cielo anunciaba nubes en muchas de las regiones donde podrá verse.

Para esquivar las malas condiciones atmosf√©ricas, habr√° aviones que embarquen a cient√≠ficos y amantes de la astronom√≠a, para permitirles ir a contemplar el “sol negro” por encima de las nubes. Previo pago de varios centenares de euros por cabeza, 50 daneses se montar√°n a bordo de un Boeing 737 arrendado especialmente para la ocasi√≥n.

Aunque incluso all√≠ se enfrentar√°n a algunos inconvenientes: “Desde el suelo, se puede o√≠r a los p√°jaros comportarse de forma distinta y sentir c√≥mo cae la temperatura”, explica a la AFP uno de los pasajeros, Valentin Mikkelsen. “Y pude que no veamos todo, por lo peque√Īas que son las ventanas”, explica este profesor de 63 a√Īos.

Por décima vez desde el inicio del siglo XXI, el eclipse solar será total, pero solo podrá verse el fenómeno íntegro desde territorios remotos del planeta.

Red eléctrica bajo tensión

Miles de cazadores de eclipses, llegados en ocasiones desde las ant√≠podas, viajaron a las Islas Feroe, territorio aut√≥nomo dan√©s situado encima del Reino Unido, y a Svalbard (Noruega), a 1.300 kil√≥metros del polo Norte, en medio del √Ārtico, para ver la noche en pleno d√≠a durante aproximadamente dos minutos y medio.

En Svalbard, que acaba de salir de cuatro meses de noche polar, los hoteles colgaron el cartel de completo para este d√≠a hace varios a√Īos.

En estas tierras remotas todo es extremo: temperaturas de -18¬ļC y riesgo de osos polares. El ataque el jueves a un turista checo al meterse el animal en su tienda record√≥ la realidad de esta amenaza, que ha dejado 5 v√≠ctimas mortales desde 1971.

Un eclipse solar total es cuestión de distancia y alineación: es necesario que la luna se intercale con el sol en un eje perfecto y a una distancia lo suficientemente próxima de nuestro planea como para que el diámetro aparente del satélite sobrepase al del astro rey, tapándolo completamente.

Por casualidad, el eclipse coincide con el equinoccio de primavera, cuando el sol pasa del hemisferio sur al hemisferio norte, as√≠ como con la “Superluna” (luna llena en perigeo, el punto en que el sat√©lite se halla m√°s pr√≥ximo a la Tierra).

El eclipse pondrá la red eléctrica bajo tensión, suprimiendo durante algunos minutos casi la totalidad de la producción de electricidad de origen fotovoltaico y obligando a los responsables a tomar medidas inéditas.

La alineación entre la Tierra, la luna y el sol será seguida de grandes mareas el sábado en las costas del Atlántico, el canal de la Mancha y el mar del Norte.

Tendencias Ahora