Internacional
Pa√≠ses occidentales presionan a Kiev y a Mosc√ļ para alcanzar la paz en Ucrania
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los pa√≠ses occidentales pidieron este s√°bado al presidente ruso, Vladimir Putin, “actos” para alcanzar la paz en Ucrania e instaron a Kiev a aceptar “las decisiones necesarias”, en un contexto de recrudecimiento de la violencia en el este del pa√≠s.

Para probar “la agresi√≥n y la presencia de tropas rusas” en su pa√≠s en apoyo a los separatistas prorrusos, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, mostr√≥ pasaportes de soldados rusos que entraron en territorio ucraniano, durante la Conferencia de Seguridad de M√ļnich (sur de Alemania).

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, hab√≠a instado poco antes al jefe de Estado ruso a mostrar con “actos, no palabras”, que est√° dispuesto a frenar el conflicto armado. “Demasiadas veces el presidente Putin ha prometido paz y entregado tanques, tropas y armas”, reiter√≥ en M√ļnich.

Tras reunirse en Mosc√ļ con Putin, la canciller alemana, Angela Merkel, albergaba dudas el s√°bado sobre el √©xito de la iniciativa de paz franco-alemana para Ucrania, considerada por el presidente franc√©s, Fran√ßois Hollande, como una de las “√ļltimas oportunidades” para evitar la “guerra”.

“No es seguro que esta negociaci√≥n tenga √©xito (…) pero comparto con el presidente Fran√ßois Hollande que vale la pena intentarlo”, afirm√≥ Merkel en M√ļnich, mientras la situaci√≥n parece recrudecerse en el terreno.

Al menos cinco soldados ucranianos y siete civiles fallecieron en las √ļltimas 24 horas en el este de Ucrania. En Debaltseve, uno de los puntos calientes del frente, los disparos de lanzacohetes m√ļltiple se reanudaron un d√≠a despu√©s de una corta tregua.

El ej√©rcito ucraniano afirm√≥, por su parte, que las tropas separatistas y “rusas” concentraban efectivos para lanzar una ofensiva en Debaltseve y Mariupol, dos ciudades estrat√©gicas bajo control del ej√©rcito ucraniano.

“Si no logramos un acuerdo duradero de paz, conocemos perfectamente el escenario, que tiene un nombre y se llama guerra”, reiter√≥ Hollande de regreso a Francia tras la reuni√≥n de Mosc√ļ.

Varios interrogantes contin√ļan en suspenso respecto a un eventual acuerdo, indic√≥ el entorno del presidente franc√©s, en referencia especialmente al “estatuto de los territorios”, el “control de las fronteras” y la “retirada de armamento pesado”.

“Veremos si el domingo se puede avanzar hacia un acuerdo. Si no se cierra ma√Īana, continuaremos las conversaciones el tiempo que sea necesario, pero no tenemos mucho tiempo”, a√Īadi√≥ esta misma fuente, la v√≠spera de una conversaci√≥n telef√≥nica conjunta entre Merkel, Putin, Poroshenko y Hollande.

Las actuales negociaciones buscan encauzar la aplicaci√≥n del protocolo de Minsk, firmado entre Kiev y los separatistas prorrusos en septiembre de 2014, que prev√© un alto el fuego inmediato y la retirada de “grupos armados ilegales, armamento pesado y de todos los combatientes y mercenarios de territorio ucraniano”.

¬ŅArmas para Kiev?

Vladimir Putin afirm√≥, por su parte, que Rusia “no piensa librar una guerra contra nadie”. “Pero hay un intento de frenar nuestro desarrollo por diversos medios”, subray√≥ en referencia a las sanciones occidentales que perjudican la econom√≠a rusa.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, se mostr√≥ prudentemente optimista. “Pensamos que es posible tener resultados y alcanzar un acuerdo respecto a las recomendaciones que permitan a los dos bandos desactivar verdaderamente el conflicto”, estim√≥ en M√ļnich.

Por su parte, su hom√≥logo alem√°n, Frank-Walter Steinmeier, pidi√≥ “a Mosc√ļ y a Kiev tomar las decisiones necesarias” para avanzar hacia la redacci√≥n de un plan de paz.

Enfrentado a una situaci√≥n militar y econ√≥mica desastrosa, Poroshenko se encuentra presionado adem√°s por los separatistas que reclaman una mayor autonom√≠a y tomar en cuenta los avances en el terreno de estas √ļltimas semanas en las negociaciones.

Los llamamientos, especialmente a Estados Unidos y al este de Europa, a entregar armas al ejército ucraniano para equilibrar la relación de fuerzas en el terreno no encuentran una unanimidad entre los socios de Ucrania.

Sin pronunciarse directamente sobre la cuesti√≥n, Biden subray√≥ que Kiev ten√≠a el derecho de “defenderse” frente a la ofensiva de los separatistas.

Sin embargo, Par√≠s y Berl√≠n descartan esta opci√≥n. “Esto conducir√≠a a un mayor n√ļmero de v√≠ctimas”, respondi√≥ Merkel.

Di√°logo de sordos

En este contexto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el jefe de la diplomacia rusa se reunieron el s√°bado tambi√©n en M√ļnich, por primera vez desde el paso de la pen√≠nsula de Crimen de soberan√≠a ucraniana a rusa.

“Subray√© la responsabilidad de Rusia en la situaci√≥n (…), ya que Rusia apoya a los separatistas y no respeta las reglas (…) Violaron la integridad territorial de Ucrania”, explic√≥ Stoltenberg en rueda de prensa al t√©rmino de la reuni√≥n.

Por su parte, Lavrov denunci√≥ el “apoyo” aportado por la Alianza Atl√°ntica a las “operaciones” militares de Kiev contra los separatistas, ya que estas “no contribuyen para nada a la b√ļsqueda de soluciones pac√≠ficas a la profunda crisis ucraniana”.

Tras una aparente calma a finales de 2014, los enfrentamientos entre los separatistas prorrusos y el ej√©rcito ucraniano se reanudaron de nuevo desde principios de a√Īo. En diez meses de conflicto, un total de 5.300 personas perdieron la vida en el este de Ucrania, seg√ļn Naciones Unidas.

Tendencias Ahora