Tecnología
ALMA logra inédita captura de un anillo de gas que ayuda a comprender la formación de planetas
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Utilizando ALMA, los astrónomos han detectado, por primera vez, una serpentina de polvo y gas que fluye desde un disco externo masivo hacia el interior de un sistema de estrellas binarias.

Esta forma nunca antes vista, puede ser la responsable de mantener a un segundo disco de formaci√≥n planetaria, m√°s peque√Īo que, de no estar en estas condiciones, habr√≠a desaparecido hace mucho tiempo.

La mitad de las estrellas de tipo solar nacen en sistemas binarios, lo que significa que estos hallazgos tendr√°n consecuencias importantes para la b√ļsqueda de exoplanetas con resultados publicados este jueves en la revista Nature.

Un grupo de investigaci√≥n, dirigido por Anne Dutrey, del Laboratorio de Astrof√≠sica de Burdeos, (Francia) y el CNRS, ha utilizado el telescopio chileno ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) para observar la distribuci√≥n de gas y polvo en un sistema estelar m√ļltiple llamado GG Tau-A [1]. Este objeto s√≥lo tiene unos pocos millones de a√Īos y se encuentra a 450 a√Īos luz de la Tierra, en la constelaci√≥n de Tauro.

Igual que si observ√°ramos una rueda dentro de otra rueda, GG Tau-A contiene un gran disco externo que rodea a todo el sistema, as√≠ como un disco interno alrededor de la estrella central principal. Este segundo disco interno tiene una masa casi equivalente a la de J√ļpiter. Su presencia ha sido un intrigante misterio para los astr√≥nomos, ya que est√° perdiendo material hacia su estrella central a una velocidad tal que deber√≠a haberse quedado sin material hace mucho tiempo.

Observando estas estructuras con ALMA, el equipo hizo un interesante descubrimiento: en la regi√≥n que hay entre los dos discos, hallaron aglomeraciones de polvo y gas. Las nuevas observaciones sugieren que el material se est√° transfiriendo del disco exterior hacia el disco interior, alcanzando un equilibrio que permite que ambos sigan existiendo, una especie de “salvavidas”.

“El material que fluye a trav√©s de la cavidad fue predicho por las simulaciones, pero no se hab√≠an obtenido im√°genes hasta ahora. Detectar estas aglomeraciones indica que el material se est√° moviendo entre los dos discos, permitiendo que uno se alimente del otro”, explica Dutrey. “Estas observaciones demuestran que el material del disco externo puede mantener al disco interno durante mucho tiempo. Esto tiene consecuencias importantes para la capacidad de formaci√≥n de planetas”.

Los planetas nacen del material sobrante dejado tras la formaci√≥n de la estrella. Este es un proceso lento, lo cual significa que un disco perdurable es un prerrequisito para la formaci√≥n del planeta. Si el proceso de alimentaci√≥n hacia el disco interno detectado ahora con ALMA sucede en otros sistemas estelares m√ļltiples, los hallazgos introducen un gran n√ļmero de nuevas posibles ubicaciones para encontrar exoplanetas en el futuro.

La primera fase de b√ļsqueda de exoplanetas se centr√≥ en estrellas individuales como nuestro Sol. Recientemente se ha demostrado que una gran proporci√≥n de planetas gigantes orbita alrededor de sistemas binarios de estrellas. Ahora, los investigadores han comenzado a mirar m√°s de cerca y a considerar la posibilidad de que haya planetas orbitando estrellas individuales dentro de sistemas estelares m√ļltiples. El nuevo descubrimiento apoya la posible existencia de estos planetas, dando a los descubridores de exoplanetas nuevos lugares donde ampliar sus b√ļsquedas.

Emmanuel Di Folco, coautor del art√≠culo, concluye que “casi la mitad las estrellas de tipo solar han nacido en sistemas binarios. Esto significa que hemos encontrado un mecanismo para alimentar la formaci√≥n planetaria que se aplica a un n√ļmero significativo de estrellas de la V√≠a L√°ctea. Nuestras observaciones son un gran paso adelante en la verdadera comprensi√≥n de la formaci√≥n planetaria”.

URL CORTA: http://rbb.cl/b2jv
Tendencias Ahora