Notas
Dentistas creen que hay una ‘epidemia’ de caries precoces en ni√Īos
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Como una aut√©ntica epidemia fue calificado por los odont√≥logos el sistem√°tico incremento que en la actualidad evidencian las denominadas “caries de inicio precoz” a nivel mundial, realidad que afecta por igual a la poblaci√≥n infantil de los pa√≠ses m√°s desarrollados o que est√°n en v√≠as de serlo, y asunto que fue analizado por investigadores nacionales y extranjeros en simposio internacional organizado por la Facultad de Odontolog√≠a de la Universidad de Valpara√≠so (UV).

“Nuevas fronteras de la Odontopediatr√≠a: un desaf√≠o global”, se llam√≥ el encuentro en el que tambi√©n la Universidad de Melbourne, Australia, y la Sociedad de Odontopediatr√≠a de la Quinta Regi√≥n. El encuentro convoc√≥ a m√°s de 200 profesionales, investigadores, docentes y estudiantes, quienes se dieron cita en Valpara√≠so.

El origen de las caries en los ni√Īos y ni√Īas no es claro, pero estar√≠a dado por diversos cambios sociales, econ√≥micos y culturales surgidos en las √ļltimas d√©cadas, los cuales han modificado significativamente los h√°bitos de alimentaci√≥n e higiene bucal de los lactantes, a partir de su primer a√Īo de vida o luego de que dejan de ser amamantados.

Seg√ļn antecedentes aportados por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, en algunos pa√≠ses como Arabia Saudita, Camboya y Filipinas la situaci√≥n es tal, que el 94 por ciento o m√°s de los ni√Īos ya presenta problemas en sus dientes antes de los cinco a√Īos. En Am√©rica Latina, en tanto, la cifra se aproxima al 80 por ciento, y es algo m√°s baja en el Norte de Europa.

En Chile, casi el 50 por ciento de los ni√Īos presenta caries al cumplir los cuatro a√Īos, porcentaje que se eleva a 70 por ciento entre quienes tienen seis a√Īos o m√°s.

Seg√ļn explic√≥ el odont√≥logo e investigador de la Universidad de Melbourne, Rodrigo Mari√Īo, quien es profesor visitante de la Escuela de Odontolog√≠a de la UV, la realizaci√≥n del simposio surgi√≥ de la necesidad de reexaminar y actualizar los conocimientos que existen de las determinantes biol√≥gicas y sociales de este tipo de patolog√≠a oral, as√≠ como tambi√©n de sus mecanismos de prevenci√≥n, diagn√≥stico, tratamiento y est√°ndares de cuidado, entre otros aspectos.

“Lo que m√°s nos preocupa como especialistas es que hoy existe el conocimiento y las herramientas para evitar o revertir esta situaci√≥n. Sin embargo, a pesar de ello, las caries de inicio precoz no s√≥lo siguen ocurriendo sino que los casos van en aumento”, dijo el profesor Mari√Īo.

Respecto del origen de este fen√≥meno, el acad√©mico e investigador del King’s College de Londres, Raman Bedi, explic√≥ que no hay consenso al respecto, y que los criterios suelen estar asociados a variables como el n√ļmero de lesiones, c√≥mo afectan a los dientes y la edad en la que aparecen.

“No hay claridad de las causas exactas ni estamos seguros acerca de cu√°l es la raz√≥n epidemiol√≥gica de que el problema sea mayor en algunos pa√≠ses. Entonces, este es un mal end√©mico, que necesita del apoyo de los dentistas, educadores, de las autoridades y los pol√≠ticos. Todos debemos reconocer lo grave que es esta situaci√≥n para la sociedad y, por tanto, necesitamos del apoyo de todos para superarla”, sostuvo el especialista brit√°nico.

Lo que sí está comprobado es que el consumo de golosinas, cereales y bebidas gaseosas a toda hora, que incluso los propios padres promueven de manera inconsciente entre sus hijos desde temprana edad, sumado a un deficiente y a veces inexistente cepillado, promueve la aparición de caries en la primera infancia.

Las caries como proceso

Para el cirujano dentista y profesor de la c√°tedra de Odontopediatr√≠a de la Facultad de Odontolog√≠a de la Universidad de Valpara√≠so, Juan Eduardo Onetto, quien tambi√©n intervino en el simposio, este fen√≥meno es a√ļn m√°s complejo y grave de lo que revelan las cifras oficiales.

A su juicio, los análisis y estudios se quedan cortos en su diagnóstico, por cuanto definen la existencia de caries cuando hay cavidades o huecos en los dientes y no a partir de la aparición de una o más lesiones (manchas blancas), que surgen en la etapa previa.

“La caries debe ser entendida como un proceso. Este se inicia cuando dejamos de ser alimentados exclusivamente con leche materna y comenzamos a ingerir con mayor frecuencia que la recomendada, m√°s de cuatro veces al d√≠a, papillas y otros l√≠quidos que contienen az√ļcares. A partir de entonces se comienza a producir un aumento de la acidez, lo que desequilibra la flora o placa bacteriana natural que tenemos en la boca, promoviendo el aumento desmesurado de Streptococcus mutans y Lactobacillus acidophilus, organismos que producen grandes cantidades de √°cido, que es el que finalmente causa la desmineralizaci√≥n de nuestros dientes”, explic√≥ el docente de la UV.

De hecho, de acuerdo a sus investigaciones, si se consideraran las lesiones y no s√≥lo las cavidades, se puede afirmar que el 80 por ciento de los ni√Īos de nuestro pa√≠s ya presenta caries antes de los tres a√Īos.

Su visi√≥n fue compartida por el odont√≥logo brasile√Īo Fernando Hugo Neves, quien expres√≥ que

los antecedentes epidemiol√≥gicos revelan que los ni√Īos pertenecientes las familias m√°s pobres o vulnerables son los que se ven m√°s afectados por esta patolog√≠a oral.

“Los estudios muestran que los hijos de madres con menos de ocho a√Īos de escolaridad y en cuyo hogar la renta promedio es igual o inferior a 700 d√≥lares, evidencian mayor n√ļmero de caries. El entorno familiar es clave, ya que en los ambientes de mayor vulnerabilidad social o donde no existen patrones de alimentaci√≥n ni h√°bitos de higiene adecuados, la probabilidad de que los ni√Īos desarrollen enfermedades es mucho mayor, incluidas las caries”, argument√≥.

Tendencias Ahora