Notas
Un muerto durante manifestaciones en Bangkok
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El enfrentamiento político entre partidarios y adversarios del gobierno del gobierno tailandés tomó un giro violento el sábado, con la muerte de una persona en circunstancias confusas, en la víspera de un asalto anunciado por la oposición a la sede del gobierno.

Hace un mes que comenzó la movilización contra la primera ministra, Yingluck Shinawatra, y su hermano Thaksin, el ex primer ministro derrocado por un golpe de Estado en 2006 pero que permanece en el centro de la vida política del reino a pesar de su exilio.

Tras la ocupación y el asedio esta semana de los ministerios y administraciones civiles y militares, la situación se volvió violenta el sábado y la policía tuvo que pedir refuerzos al ejército.

Se espera el despliegue de 3.000 militares “para patrullas comunes con la polic√≠a con el fin de asegurar la paz y la estabilidad”, seg√ļn declar√≥ el portavoz de la polic√≠a, Piya Utayo.

El s√°bado a √ļltima hora del tarde, a pesar de los llamamiento a la calma de Yingluck a ambas partes, unos manifestantes antigubernamentales atacaron un autob√ļs que transportaba a partidarios de los “camisas rojas” fieles a Thaksin, seg√ļn periodistas de la AFP.

Decenas de opositores arrojaron piedras y sillas de pl√°stico contra el autob√ļs lleno de simpatizantes de la primera ministra, atrapados en el tr√°fico, cerca de un estadio en el que unos 70.000 partidarios del gobierno, seg√ļn la polic√≠a, estaban concentrados en apoyo al Ejecutivo.

La situación era muy tensa en los alrededores del estadio protegido por la policía antidisturbios.

En ese contexto fue que un hombre de 21 a√Īos muri√≥ de dos disparos a poca distancia de la instalaci√≥n deportiva en circunstancias todav√≠a confusas, indic√≥ la polic√≠a del barrio a la AFP. Otras tres personas, que llevaban el silbato caracter√≠stico de los manifestantes antigubernamentales, resultaron heridos de bala.

Unas horas antes, unos 2.000 manifestantes trataron de forzar la entrada a la casa del gobierno, haciendo pilas de sacos de arena para pasar por encima de los alambres de p√ļas instalados por las fuerzas de seguridad, explic√≥ Piya Utay, quien advirti√≥ de que “habr√° un intento de azuzar la violencia en varias zonas”.

Los manifestantes empezaron a dispersarse durante la noche, y llamaron a volver el domingo, d√≠a de la “victoria”, anunciada por los l√≠deres de la revuelta.

M√°s de 10.000 manifestantes antigubernamentales, seg√ļn la polic√≠a, estaban repartidos el s√°bado por diferentes puntos de la megal√≥polis de 12 millones de habitantes.

El n√ļmero de manifestantes podr√≠a crecer considerablemente el domingo, tras el peak de 150.000 personas alcanzado el domingo anterior, v√≠spera del aniversario del rey Bhumibol, el 5 de diciembre. Los l√≠deres de la revuelta llamaron a un √ļltimo esfuerzo antes de esta respetada celebraci√≥n que podr√≠a marcar una pausa en las manifestaciones.

Tendencias Ahora