Notas
Rusia pone fin a pol√©mica por ba√ļl de Louis Vuitton en la Plaza Roja
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Kremlin exigi√≥ que se desmonte el ba√ļl gigante con los colores de la marca francesa de lujo Louis Vuitton instalado en la Plaza Roja, patrimonio mundial de la Unesco, para poner fin a la indignaci√≥n suscitada en Mosc√ļ.

Una fuente cercana a la presidencia dijo a agencias rusas que se hab√≠a pedido retirar “r√°pidamente” la instalaci√≥n levantada en esa plaza, entre las murallas del Kremlin y el centro comercial Gum, que fue el encargado de obtener las autorizaciones para construir el pabell√≥n en ese sitio.

“La cuesti√≥n de desmontar ese pabell√≥n, que ha dado mucho que hablar, est√° resuelta, y los organizadores comienzan a desmontarla”, declar√≥ unas horas m√°s tarde un portavoz del ayuntamiento de Mosc√ļ, Vladimir Tchernikov, citado por la agencia Interfax.

“De momento nada es oficial. No hemos recibido orden oficial de desmontarlo”, declar√≥ por su parte a la AFP un portavoz de la marca de lujo en Par√≠s.

El centro comercial Gum hab√≠a indicado horas antes en un comunicado que hab√≠a pedido a la marca desmontarlo r√°pidamente ante la indignaci√≥n “de una parte de la sociedad y el hecho de que la construcci√≥n sobrepasa las dimensiones autorizadas”.

El ba√ļl marr√≥n y amarillo con las siglas de Louis Vuitton, LV, y dos franjas con los colores de la bandera rusa mide nueve metros de alto y 30 de largo y lleva diez d√≠as en el centro de la plaza.

El pabell√≥n iba a acoger a partir del 2 de diciembre, y hasta el 19 de enero, una exposici√≥n de maletas de Louis Vuitton que a lo largo de la historia pertenecieron a diversas celebridades y cuya recaudaci√≥n se destinar√≠a a la fundaci√≥n caritativa de la modelo rusa Natalia Vodianova, Naked Hearts, que ayuda a ni√Īos discapacitados.

Un pabell√≥n “monstruoso”

Su presencia a dos pasos del Kremlin suscitó numerosas reacciones, y muchos denunciaron una operación de comunicación en un lugar de gran valor simbólico para Rusia.

“Es una construcci√≥n horrible”, dijo a la AFP Liudmila, una jubilada que se paseaba por la Plaza Roja, mientras que Tikhon, un joven de unos treinta a√Īos, calific√≥ el pabell√≥n de “monstruoso”.

Internet se hizo eco de la polémica convirtiendo la instalación en objeto de burla: un montaje fotográfico compartido en Facebook mostraba el mausoleo de Lenin, situado en la misma plaza, decorado con los colores de Louis Vuitton.

Ante la pol√©mica generada, el Kremlin y el Ayuntamiento de Mosc√ļ rechazaron toda responsabilidad, mientras que el Gum se√Īal√≥ en un comunicado que la construcci√≥n hab√≠a recibido todas las autorizaciones necesarias.

“Fue el Gum quien se encarg√≥ de las cuestiones de autorizaci√≥n (…) Nosotros no estuvimos implicados de ninguna forma en este asunto”, declar√≥ Viktor Jrekov, portavoz de los servicios administrativos del Kremlin.

Preguntado sobre si hab√≠a sido consultado antes de la instalaci√≥n del ba√ļl gigante, el servicio de protecci√≥n del Kremlin, conocido por su intransigencia en lo referido a la seguridad de la presidencia rusa, asegur√≥ no tener ninguna informaci√≥n sobre el asunto.

Por su parte, el ayuntamiento de Mosc√ļ dijo que la Plaza Roja no entraba en sus competencias.

“Como est√° en la Plaza Roja, son las estructuras federales las que avalan” el proyecto, declar√≥ un responsable de seguridad del ayuntamiento, Alexei Maiorov, citado por la agencia Interfax.

Tendencias Ahora