Notas
La compleja situación que enfrentan propietarios de edificios post terremoto en el Gran Concepción
Publicado por: María Elizabeth Soto
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Altos edificios en el gran Concepci√≥n post terremoto, se mantienen en pie; desocupados, como foco de delincuencia y a la espera de decisiones judiciales que a lo menos tardar√°n un par de a√Īos m√°s. La venta de terrenos con las estructuras a medio destruir es materia de an√°lisis, que requiere reformas legales para proceder.

En Concepci√≥n, posterior a la demolici√≥n de los edificios que resultaron colapsados por el terremoto, a√ļn quedan vestigios de la cat√°strofe.

Parados, con da√Īos evidentes, sin habitantes, sin acuerdo entre los due√Īos y sus inmobiliarias, esperan dict√°menes de la justicia, a estas alturas civil, cuando todas las causas penales ya han sido sobrese√≠das o prescritas.

Edificios que en general deber√°n ser reparados, pero cuyos propietarios -bajo la ley de copropiedad- deber establecer acuerdos, sin capital de inversi√≥n para subsanar los da√Īos que dej√≥ el terremoto, con la intenci√≥n de vender, pero amarrados por una legislaci√≥n que requiere un acuerdo total de los m√°s de 100 habitantes de las distintas estructuras a√ļn en disputa.

Si bien los edificios con da√Īo total fueron demolidos por el Estado, con inversiones del Ministerio del Interior en los casos del Alto R√≠o, Centro Mayor, Torre O’Higgins, Alto Arauco y la Torre Libertad; otros s√≥lo registraron da√Īos menores, no estructurales, pero de igual manera permanecen inhabitables a la espera de una reparaci√≥n total.

No se hicieron cargo de éstas las inmobiliarias, ni constructoras, por esta razón permanecen en conflicto judicial.

Plaza del R√≠o es uno de ellos. Ubicado en calle Salas casi al llegar a Manuel Rodr√≠guez, una de sus alas result√≥ con colapso estructural y fue demolida, mientras que la otra permanece a√ļn en estudio para analizar su eventual reparaci√≥n. Sin embargo, los dineros deber√≠an ser inversi√≥n de los mismos propietarios para la decisi√≥n que emane del estudio.

Para aquello necesitar√°n un quorum del 80% de los propietarios, luego de √©ste un 100% de acuerdo. Considerando que su inmobiliaria “Futuro” tambi√©n es propietaria de algunos departamentos que no fueron vendidos, las decisi√≥n no ser√° f√°cil.

Guillermo Ruz, vocero del edificio Plaza del Río, comentó la situación judicial y práctica en que se encuentran de cara a qué decidirán sobre el futuro de la estructura.

5 mil millones de indemnización demandaron las 104 familias que mantienen este juicio en etapa probatoria. Algo justo relata la defensa de ellos, que se traduce en 12 millones y medio por persona, debido a la pérdida de sus departamentos.

En Concepci√≥n otro de los edificios colapsados que qued√≥ en pie y fue demolido s√≥lo en su parte de da√Īo estructural es la Torre O’Higgins, que hoy d√≠a con menos pisos, fue vendida y actualmente se encuentra en etapa de activa reparaci√≥n.

Las torres II y III del conjunto Plaza Mayor, ubicados en Manuel Rodr√≠guez con Colo Colo, hace m√°s de un a√Īo fueron reparadas y mejoradas gracias a los acuerdos y uso de seguros de los copropietarios. La torre I en tanto, comenzar√≠a a ser reconstruida para ser entregada en 2014.

Mientras, en la intercomuna Hualpén, existe otra situación de estructura colapsada, caso cuyos propietarios judicializaron sin acuerdo con su inmobiliaria.

Se trata del edificio Puerto de Palos, entregado en 2004 por la inmobiliaria Colón del Grupo CIS, consorcio inmobiliario San Sebastián. En lo judicial con una demanda civil de 57 afectados, en etapa final, y una prescripción en lo penal, con garantía vencida al momento del terremoto.

Edificio reparable, seg√ļn informes de Dictuc, obra de la que debieran hacerse cargos sus propietarios; con todo lo que aquello implica de inversiones particulares de las que carecen.

Tendencias Ahora