Notas
Esta tarde presentan libro que narra la vida del ex Embajador sueco Harald Edelstam
Publicado por: Cesar Acosta
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con m√ļltiples actividades se est√°n celebrando los 100 a√Īos del Natalicio de ex diplom√°tico sueco, Harald Edelstam, conocido en Chile por proteger a cientos de personas perseguidas por la dictadura los meses despu√©s del Golpe Militar. Una de estas iniciativas es el lanzamiento del libro ‚ÄĚHarald Edelstam, H√©roe del Humanismo, Defensor de la Vida‚ÄĚ. La actividad se realiza hoy a las 19.00 horas, en el auditorio del Museo de la Memoria y contar√° con las intervenciones de los autores, Germ√°n Perotti y Jan Sandqvist y la Embajadora de Suecia, Eva Zetterberg, y la actuaci√≥n de la artista sueco-finlandesa Arja Sajonmaa.

La Embajadora de Suecia en Chile, Eva Zetterberg, destac√≥ la amplia convocatoria que el nombre de Edelstam genera, ya que en las celebraciones han participado autoridades de la Canciller√≠a, parlamentarios chilenos, diplom√°ticos, personalidades suecas y de organismos internacionales, del mundo de los Derechos Humanos, de la Cultura, entre otros. A√Īadi√≥ que el objetivo es ‚Äúmostrar al mundo que existen personas que sin pensar en los peligros personales que corren, estrechan la mano al hermano perseguido‚ÄĚ.

Una las personalidades extranjeras asistente a las celebraciones es el diplom√°tico sueco, Ulf Hjertonsson, colaborador de Edelstam en Chlle en 1973, y quien junto al ex embajador fuera una de las √ļltimas personas en ver a Pablo Neruda con vida el d√≠a antes de su muerte.

Las conmemoraciones también contemplan la producción de un video con entrevistas a personas que fueron rescatadas por embajador, entre otros la diputada Denisse Pascal y el escritor Poli Délano.
Al respecto, la Presidenta de la Corporaci√≥n Harald Edelstam, Rossana Dresdner, resalt√≥ el ejemplo del ex diplom√°tico: ‚Äútodos los testimonios que hemos recogido coinciden en que su compromiso iba m√°s all√° de cualquier afiliaci√≥n pol√≠tica. Era un compromiso con los derechos fundamentales del ser humano. Y ello es algo que no s√≥lo est√° vigente, sino que es absolutamente necesario en la sociedad y el mundo que queremos construir‚ÄĚ.

“El clavel negro”

En 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, Edelstam fue enviado al Berlín de la Alemania Nazi. Después fue trasladado a Oslo, donde estuvo asignado entre 1942 y 1944. En estos dos lugares Edelstam exigió al Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia el derecho de ayudar a las familias judías en Berlín y proteger a quienes luchaban en la resistencia contra el gobierno colaboracionista noruego.

Allí se le dio el apodo de Clavel Negro, que conservó el resto de su vida. Llegó a Chile en 1972, bajo el Gobierno del presidente Allende. Después del golpe de Estado de septiembre de 1973, Edelstam buscó la manera de ayudar a personas de nacionalidad no sueca, pidiendo ayuda entre sus colegas diplomáticos. Dio asilo a más de 500 perseguidos políticos chilenos y salvó a 40 refugiados uruguayos de ser fusilados en el Estadio Nacional.

Esgrimiendo su inmunidad diplomática, evitó que los militares entraran a la embajada cubana y detuvieran a los diplomáticos y refugiados chilenos allí presentes, y declaró el inmueble parte de la embajada sueca, otorgando inmunidad diplomática a todos los que se encontraban dentro.

La dictadura militar lo declaró Persona non grata y abandonó Chile en diciembre de 1973.

Tendencias Ahora