Notas
C√≥mo las clases de m√ļsica pueden cambiar la vida de un estudiante
Publicado por: Hernán Díaz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La m√ļsica se convirti√≥ con el tiempo en una necesidad para el ser humano, quien a trav√©s de la historia ha encontrado en ella un medio de expresi√≥n en el cual ha podido plasmar fielmente sus ideas y sentimientos en el proceso de interpretaci√≥n. Hoy diversas investigaciones han encontrado una serie de beneficios asociados con la pr√°ctica de un instrumento.

Les Paul (inventor de la guitarra el√©ctrica) dec√≠a que la guitarra era su mejor sic√≥logo, su mejor compa√Īera y su mejor consejera en momentos dif√≠ciles, quiz√°s este es uno de los sentimientos que muchos comparten al momento de tocar un instrumento musical. Pero ¬Ņqu√© es lo que lleva a esta sensaci√≥n de bienestar que da la m√ļsica al interpretarla?

Estudios recientes han confirmado que el practicar un instrumento desarrolla áreas del cerebro que también están encargadas del lenguaje, por lo que algunos investigadores afirman que esto puede ayudar a remediar problemas como la dislexia y comprensión lectora.

Uno de los especialistas que ha recomendado su uso en la educaci√≥n es Lutz J√§ncke, profesor del Instituto Tecnol√≥gico de Z√ļrich en Suiza. Quien a ha llegado a la conclusi√≥n de que el aprender un instrumento musical puede funcionar perfectamente como un tipo de neuroterapia ya que ‚Äúmejora, sin duda, las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial‚ÄĚ.

Esta √ļltima es vital en la vida cotidiana porque otorga el sentido de la orientaci√≥n, mejorando adem√°s otras habilidades como dibujar, ya que gracias a ella se pueden visualizar ideas abstractas, algo esencial en el arte y en otros campos tan distintos como la f√≠sica y las matem√°ticas.

En otras investigaciones se ha reportado que el cerebelo es m√°s grande de lo normal en estudiantes masculinos de m√ļsica cl√°sica, que en hombres que no estudian m√ļsica.

Para Carolyn Phillips, directora ejecutiva de la Joven Sinf√≥nica de Norwalk, “en el terreno individual, tocar un instrumento convierte a quien lo hace en una persona met√≥dica que cuida los detalles (de lo contrario, no suena bien), planifica bien las tareas y tiene mucha capacidad de atenci√≥n”, esto puede ayudar y facilitar el desempe√Īos de los j√≥venes en el terreno acad√©mico.

Aunque se dice que lo mejor es que se inicie a una edad temprana la práctica de un instrumento, también se ha descubierto que comenzar en edades avanzadas sirve como un buen ejercicio para mantener agilidad mental y retardar el proceso de envejecimiento del cerebro. Tal como lo comprobó un estudio de la Universidad Northwestern, de Estados Unidos.

‚ÄúLos que a lo largo de su vida se han dedicado a tocar un instrumento parecen tener una serie de ventajas en, al menos, dos funciones importantes que se deterioran con la edad: la memoria auditiva y la capacidad de o√≠r y mantener una conversaci√≥n en un ambiente ruidoso”, asegura Nina Kraus, directora del Laboratorio de Neurociencia Auditiva de aquella instituci√≥n.

Los autores del estudio agregan “el efecto del entrenamiento musical sugiere que, de forma similar al ejercicio y su impacto en el bienestar del cuerpo, la m√ļsica es un recurso que tonifica el cerebro para la aptitud f√≠sica y por lo tanto requiere que la sociedad reexamine el rol de la m√ļsica en el desarrollo individual”.

Con todo esto se puede entender el por qu√© la m√ļsica ha sido tan importante para el ser humano y porqu√© se debe tomar en cuenta dentro de la educaci√≥n y la salud en nuestra sociedad actual.

Tendencias Ahora