Notas
Descubren que momia conserv√≥ gl√≥bulos rojos durante m√°s de 5.000 a√Īos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El cuerpo momificado de Otzi, el hombre de Similaun descubierto en 1991 en un glaciar entre Austria e Italia, conserv√≥ gl√≥bulos rojos durante m√°s de 5.000 a√Īos, seg√ļn un estudio publicado este martes por la revista brit√°nica Royal Society

La momia de Otzi, muy bien conservada por el glaciar, conten√≠a tejidos intactos al ser descubierta, e incluso elementos del sistema nervioso, pero los primeros estudios cient√≠ficos no hab√≠an permitido detectar ning√ļn rastro de sangre.

Al principio, los investigadores que estudiaron el cuerpo de Otzi habían pensado que su sangre se había autodestruido con el paso del tiempo, hasta que estudios más profundos revelaran rastros de residuos sanguíneos en sus numerosas heridas.

Sin embargo, no se hab√≠a detectado ninguna c√©lula sangu√≠nea 5.300 a√Īos despu√©s de la muerte violenta de Otzi, que seg√ļn los estudios sufri√≥ una lenta agon√≠a.

“Hasta el momento, se ignoraba con precisi√≥n cu√°nto tiempo la sangre pod√≠a sobrevivir y sobre todo a qu√© pod√≠an parecerse las c√©lulas sangu√≠neas que datan de la edad del cobre”, explic√≥ el antrop√≥logo Albert Zink, especialista de Otzi, una momia √ļnica en muchos aspectos.

Zink y sus colegas utilizaron técnicas punteras para profundizar la autopsia de Otzi.

Con un microscopio de fuerza atómica, de una precisión nanométrica, examinaron primero las muestras extraídas de la herida que Otzi tenía en la mano derecha y de otra en el omóplato causada por una flecha.

Los investigadores encontraron tres “corp√ļsculos” con forma de “disco c√≥ncavo, t√≠pico de los gl√≥bulos rojos” contenidos en la sangre, indicaron los investigadores en el estudio.

“Su morfolog√≠a no mostraba ninguna se√Īal de degradaci√≥n, de da√Īos o de desorden” lo que indica, seg√ļn los investigadores, que “los gl√≥bulos rojos fueron preservados durante m√°s de 5.000 a√Īos en los tejidos heridos de la momia”.

Luego, los investigadores sometieron las muestras a la “espectroscopia Raman” un m√©todo no destructivo que permite caracterizar la composici√≥n molecular de una materia gracias a la luz.

Las se√Īales enviadas por los corp√ļsculos encontrados en las heridas de Otzi eran similares a las de la sangre y de los gl√≥bulos rojos humanos.

Los investigadores notaron sin embargo una leve diferencia en la “firma luminosa” de los gl√≥bulos rojos de Otzi, que podr√≠a explicarse por el hecho de que las heridas hab√≠an comenzado a coagular.

“Esa observaci√≥n confirma que el hombre de Similaun sufri√≥ m√ļltiples heridas antes de su muerte”, lo que descarta la hip√≥tesis de una muerte s√ļbita en beneficio de una lenta agon√≠a.

Tendencias Ahora