Notas
Messi y Neymar, el frío debut de los divos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los m√°ximos estelares de la Copa Am√©rica, el argentino Lionel Messi y el brasile√Īo Neymar, se contagiaron del fr√≠o polar que azota a Argentina con actuaciones de casi bajo cero en sus respectivos debuts en un certamen que por ahora invita al bostezo m√°s que al aplauso.

Las expectativas se frustraron al nivel de la temperatura reinante de apenas 3 grados centígrados en el moderno estadio de La Plata, donde la Argentina de Messi apenas pudo rescatar el viernes un punto ante Bolivia (1-1) por el Grupo A y al día siguiente, en el mismo escenario Brasil fue sorprendido por un sólido equipo venezolano (0-0) por el Grupo B.

Argentina y Brasil, los dos m√°ximos favoritos a quedarse con el torneo de selecciones m√°s antiguo del mundo decepcionaron en sus partidos iniciales tanto como sus estrellas Messi (24 a√Īos) y Neymar (19), mientras que las ‘cenicientas’ Bolivia y Venezuela lograron resultados hist√≥ricos y sum√≥ cada una un punto de oro.

Messi, Bal√≥n de Oro de la FIFA en 2009 y 2010, carga con el estigma de su deuda con la selecci√≥n argentina y la presi√≥n le pesa ante un p√ļblico que sigue sin entender c√≥mo le cuesta tanto repetir lo que hace en el FC Barcelona, donde cuenta con compa√Īeros de la talla de los campeones mundiales espa√Īoles Iniesta y Xavi.

‘Lio’ Messi, considerado el mejor futbolista del planeta, no logra meterse en la piel de los exigentes hinchas argentinos y lo llamativo es que el viernes fue ovacionado por primera vez desde que viste la casaca albiceleste no por sus regates y disparos sorpresivos, sino por haberse topado cara a cara con el duro defensa boliviano Ronald Raldes durante un conato de incidente.

El orientador argentino Sergio Batista planificó un esquema como el del FC Barcelona para rodear a Messi pero en el debut Argentina sólo fue vértigo y empecinamiento y chocó una y otra vez con un eficaz dispositivo defensivo de Bolivia, encabezado por Raldes.

Algo parecido le ocurri√≥ a Brasil, soprendido por un once ‘vinotinto’ que neutraliz√≥ a Neymar, Robinho, Alexander Pato y Ganso, un poderoso cuarteto ofensivo que comenz√≥ el partido como para arrasar con Venezuela y lo termin√≥ sumido en una gran impotencia a tono con el fr√≠o atardecer en La Plata.

El habilidoso Neymar (Santos), en alza tras su reciente consagración en la Copa Libertadores de América, se topó con un inflexible Roberto Rosales y más atrás con un cerrojo vinotinto que le cerró todos los movimientos.

“Hicimos un muy buen primer tiempo y solamente nos falt√≥ el gol. Generamos muchas situaciones, eso nos deja tranquilos, m√°s all√° de que siempre es mejor ganar”, sostuvo Robinho al t√©rmino del partido disputado el domingo.

A diferencia de Bolivia, que sólo se defendió aunque eficazmente en el partido inaugural con Argentina, Venezuela llegó a jugarle de igual a igual en la segunda parte a Brasil y puso a la figura del partido, el criterioso centrocampista Tomás Rincón.

Los traspies iniciales de Messi y de Neymar pudieron haber sido producto de los nervios por el debut, la presión por cumplir sus roles de figuras o por la falta de coordinación de sus equipos en el debut, pero nadie se animaría a asegurar que estas luminarias, y sus equipos, estarán apagadas hasta el fin de la Copa.

Tendencias Ahora