Un sentimiento de indignación y rabia recorre este viernes Italia tras la cruel ejecución en Gaza del pacifista italiano Vittorio Arrigoni, sobre todo porque el asesinato fue cometido por un grupo islamista radical palestino contra un firme defensor de la causa palestina.

Hubo manifestaciones este viernes en toda la península para protestar contra el asesinato de Arrigoni, de 36 años, periodista, escritor y militante del movimiento pacifista International Solidarity Mouvement (Movimiento de Solidaridad Internacional).

Partidos de izquierda, organizaciones no gubernamentales, el Forum Palestino y asociaciones pacifistas se citaron en marchas y sentadas en Roma, Milán, Génova, Rimini, Lecco, Turín, Nápoles y Brindisi para rendir homenaje al defensor de la causa palestina.

En un mensaje enviado a la madre, Egidia Beretta, el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, condenó el asesinato a manos de los salafistas de la franja de Gaza, un puñado de grupúsculos islamistas palestinos radicales.

“Me he enterado con consternación de la terrible noticia del vil asesinato de su hijo Vittorio en Gaza. Esta barbarie terrorista causa repulsión en las conciencias civiles”, escribió Napolitano.

“Nunca estuvo con los poderosos, ni frecuentaba los palacios. El único lugar de ese tipo que solía visitar era la sede de Hamas. Vivía en contacto con el pueblo”, contó a la prensa la madre Egidia Beretta, también militante de izquierda y alcaldesa de la localidad de Buciago, cerca de Milán (norte).

“Estoy terriblemente afligida y sorprendida por lo que ocurrió allá. Vittorio no era una persona que arriesgaba la vida ni se metía en situaciones peligrosas”, agregó.

“Muchas personas de Gaza están impresionadas por la muerte de Vittorio, del cual estoy muy orgullosa, al igual que su padre, porque compartimos siempre sus ideales”, agregó.

El tribunal de Roma anunció la apertura de una investigación judicial por el secuestro y la muerte con fines terroristas de Arrigoni, la cual fue confiada al fiscal adjunto Pietro Saviotti.

Vittorio Arrigoni, guapo y fuerte, vivía en Gaza desde hace tres años, era contrario a la ocupación israelí de los territorios palestinos y solía escribir crónicas sobre la situación en Gaza para el diario de izquierda Il Manifesto.

“Estamos conmovidos por su muerte. También nos interrogamos sobre el hecho de que un pacifista, totalmente comprometido a favor de los palestinos, sea asesinado por palestinos, si bien hay que preguntarse quiénes son esos palestinos”, declaró a la AFP Maurizio Matteuzzi, editorialista del diario.

“Es evidente que esta tragedia indica que Hamas está debilitado, que perdió el control total”, estimó.

Arrigoni es el autor del libro “Gaza. Quedemos humanos”, sobre la ofensiva israelí “Plomo Endurecido” contra la franja de Gaza (diciembre 2008 – enero 2009). Este viernes, sus amigos y varias organizaciones recordaban la vida y la militancia del pacifista.

“Vittorio, no nos iremos de Gaza. Nuestra presencia seguirá siendo testimonio ocular, de hora en hora, de los crímenes que se cometen contra una población indefensa”, declaró el sacerdote Nandino Capovilla, coordinador nacional del movimiento católico Pax Christi Italia.

Unas veinte organizaciones humanitarias italianas que trabajan en Gaza decidieron aumentar las medidas de seguridad y confirmar su permanencia en señal de solidaridad y cooperación con la sociedad civil palestina.