Notas
Videojuego tiene como objetivo salvar la Tierra del calentamiento clim√°tico
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Conducir un Fórmula 1 o acabar con una banda es algo corriente para los aficionados a los videojuegos. Ahora podrán superar un desafío muy diferente: salvar la Tierra de los efectos del calentamiento climático en un juego basado en datos científicos.

“Uno dirige el planeta durante 200 a√Īos, y lo salva o lo destruye” en funci√≥n de las pol√≠ticas ecol√≥gicas, econ√≥micas y sociales aplicadas, resume el inventor del juego, el brit√°nico Gobion Rowlands.

El jugador es nombrado director de la Organizaci√≥n Internacional Ecol√≥gica (OIE) y en sus manos queda “El destino del mundo” (nombre del juego).

El hombre podr√°, por ejemplo, prohibir la explotaci√≥n de la selva amaz√≥nica, imponer la electricidad en los transportes p√ļblicos en Europa o generalizar la pol√≠tica del hijo √ļnico por familia en toda Asia.

Pero tendr√° que tener en cuenta todos los par√°metros: si decide reducir la natalidad para proteger los recursos naturales, la mano de obra podr√≠a escasear, la edad de la jubilaci√≥n podr√≠a subir hasta los 80 a√Īos y el pueblo rebelarse contra la organizaci√≥n.

El jugador puede ver el impacto de sus decisiones por etapas de cinco a√Īos: el orangut√°n queda protegido, la temperatura de la Tierra disminuye un grado, o bien parte de Europa queda inundada mientras la guerra causa estragos en √Āfrica debido a las malas cosechas.

“La gente aprender√° sobre el tema tanto destruyendo el mundo como salv√°ndolo”, estim√≥ Gobion Rowlands, de 35 a√Īos, que preside la sociedad de videojuegos Red Redemption.

“El Destino del mundo” fue concebido a partir de proyecciones cient√≠ficas, econ√≥micas y demogr√°ficas de la NASA, de las Naciones Unidas e incluso de la universidad de Oxford.

Este juego “permite experimentar el tipo de decisiones a las cuales podr√≠amos estar confrontados y ver que las respuestas no son f√°ciles”, estim√≥ Myles Allen, un experto sobre calentamiento global de la universidad de Oxford.

A pesar de su grafismo elemental, este juego pedagógico, que se diferencia de los tradicionales videojuegos, a menudo muy violentos, recibió una acogida muy positiva de organizaciones de defensa del medio ambiente, asociadas al proyecto.

Una versi√≥n Beta del juego ya est√° disponible en Internet, y la definitiva ser√° lanzada en ingl√©s a comienzos de febrero, pero para la francesa, la espa√Īola y la alemana habr√° que esperar hasta marzo del pr√≥ximo a√Īo.

Tendencias Ahora