Notas
La Sinf√≥nica y Ver√≥nica Villarroel emocionaron al p√ļblico del Teatro del Lago
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Teatro del Lago

Teatro del Lago

Fue extensa la jornada con que se inauguró, ayer sábado 6 de noviembre, el Teatro del Lago en Frutillar, Región de los Lagos.

Concebida en dos partes, una dedicada a los discursos oficiales y otra, centrada en destacadas presentaciones art√≠sticas, la ceremonia inaugural ‚Äďque se inici√≥ a las 11 de la ma√Īana- se extendi√≥ por m√°s de cuatro horas ante un p√ļblico entusiasta que replet√≥ las 1.200 butacas del flamante recinto.

El Teatro del Lago es la √ļnica obra Bicentenaria construida √≠ntegramente con recursos privados y su magn√≠fica sala impresiona por la belleza del dise√Īo, el uso de maderas nobles y la perfecta ac√ļstica. En su concepci√≥n se aprecia un cuidado extremo en los detalles arquitect√≥nicos y de comodidad para el p√ļblico, y no es improbable que √©ste sea el mejor y m√°s moderno escenario de Am√©rica Latina para interpretar m√ļsica sinf√≥nico-coral, jazz y √≥pera.

Teatro del Lago

Teatro del Lago

La parte musical de la ceremonia de inauguraci√≥n comenz√≥ con la interpretaci√≥n de la Orquesta Sinf√≥nica de Chile, con el energ√©tico director polaco Michal Nesterowicz en la batuta de la Sinfon√≠a del Nuevo Mundo, de Dvorak. A lo largo de sus cuatro movimientos, Nesterowicz realiz√≥ una lectura intensa y vibrante la esta c√©lebre obra, y la Sinf√≥nica respondi√≥ con impecable precisi√≥n, matices finos y un br√≠o que culminaron con la primera ovaci√≥n en la historia del Teatro. Sin duda, la Orquesta Sinf√≥nica es uno de los tesoros art√≠sticos de Chile, y hac√≠a falta un escenario donde el talento y oficio de sus m√ļsicos pudiera lucir al nivel que se merecen.

Luego estuvo en el escenario la soprano Ver√≥nica Villarroel, quien, en la secci√≥n dedicada a la √≥pera, cant√≥ dos exigentes arias de ‚ÄúTannhauser‚ÄĚ, de Wagner, y ‚ÄúRusalka‚ÄĚ, de Dvorak. A continuaci√≥n hizo su entrada el quinteto de jazz del cubano Paquito d‚ÄôRivera, que acompa√Ī√≥ a Villarroel en tres pasajes de la √≥pera de George Gershwin ‚ÄúPorgy and Bess‚ÄĚ.

La soprano chilena despleg√≥ aqu√≠ sus notables recursos vocales, hasta entregar un ‚ÄúSummertime‚ÄĚ sensacional, en clave musical de jazz y con canto l√≠rico, que emocion√≥ al p√ļblico y se levant√≥ como uno de los grandes momentos del concierto.

Luego, ya en el escenario solos con la Orquesta Sinf√≥nica, Paquito y su clarinete y saxo, junto a sus cuatro virtuosos acompa√Īantes (bater√≠a, piano, trompeta y bajo) demostraron un manejo art√≠stico deslumbrante. Con alegr√≠a, extrema pericia y una capacidad inagotable para sorprender con nuevas improvisaciones, ellos cinco m√ļsicos mantuvieron a la concurrencia pegada a sus asientos hasta casi las tres y media de la tarde.

Fue un final de antología, con la gente cantando y aplaudiendo al ritmo de un artista extraordinario, que cerró el primer concierto de este Teatro del Lago, destinado a abrir una nueva etapa en la cultura nacional.

-

-



Tendencias Ahora