Notas
China vigila de cerca a 360 millones de internautas y exaspera a Google
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con la adopción de Internet, la China comunista permitió a millones de personas expresarse como nunca antes, pero ahora el régimen no quita los ojos de sus 360 millones de internautas y de las cada vez más activas redes sociales, una censura que llevó a Google a amenazar con irse.

Google China

Imagen: Publico.es

En el pa√≠s m√°s poblado del mundo, con 1.300 millones de habitantes, donde el Partido Comunista lleva m√°s de 60 a√Īos en el poder, la Red se impuso como la principal caja de resonancia del descontento social y pol√≠tico.

En 2009, seg√ļn un informe publicado por la Academia de Ciencias Sociales de China, los temas difundidos en la Red eran recurrentes: “protecci√≥n de los derechos de los ciudadanos, supervisi√≥n de la fuerza p√ļblica, preservaci√≥n del orden p√ļblico y promoci√≥n de la moral p√ļblica”.

Encabezaba la lista la historia de una joven acusada de asesinato que evitó ser procesada gracias a la movilización de los internautas.

Los investigadores chinos Zhu Huaxin, Shan Xuegang y Hu Jiangchun hablan de la emergencia de una “nueva clase de los que dan su opini√≥n”, con considerable influencia.

Pero el gobierno se anda con cien ojos para evitar los deslices y detectar los atisbos de hostilidad.

En 2009 cerr√≥ decenas de miles de p√°ginas web en nombre de la lucha contra la pornograf√≠a, detuvo a m√°s de 5.000 personas y bloque√≥ muchas redes sociales y plataformas blogueras: Youtube en marzo, Blogsport y Blogger en mayo, Twitter y Facebook en julio, cuando estallaron los disturbios sangrientos de la provincia occidental de Xinjiang, donde lleg√≥ a “desconectar” Internet.

“Esto demuestra bien el v√≠nculo que establece el poder entre Internet y los peligros de explosi√≥n” social, afirma Renaud de Spens, experto en comunicaci√≥n.

“Los sitios internet web 2.0 hacen circular el flujo de informaci√≥n, lo que significa que los ciudadanos obtienen informaci√≥n m√°s r√°pido que el gobierno”, explica Michael Anti, uno de los blogueros m√°s conocidos en China.

En un art√≠culo publicado en diciembre, el ministro de Seguridad P√ļblica (polic√≠a), Meng Jianzhu, estima que “Internet se ha convertido en un medio poderoso de las fuerzas hostiles a China para llevar a cabo actividades de sabotaje y de infiltraci√≥n”.

Jeremy Goldkorn, analista de Internet en China, asegura sin embargo que la mayor√≠a de los internautas consultan informaciones ajenas a la pol√≠tica, m√°s bien de “entretenimiento”.

En este panorama de recelo y censura y ante los reiterados ataques informaticos, el motor de b√ļsqueda Google amenaz√≥ hace dos d√≠as con retirarse del pa√≠s.

Este jueves en la Red bullían los comentarios sobre su posible retirada y afluían los mensajes de apoyo al gigante estadounidense.

“No es Google el que se retira de China, es China la que se retira del mundo”, opinaba un internauta desolado en el sitio de microblogs Twitter, normalmente bloqueado.

Unos pocos daban poca credibilidad a la amenaza. “Exageran”, dec√≠a uno de ellos.

El gobierno chino se declar√≥ este jueves favorable a las actividades en su territorio de compa√Ī√≠as de internet internacionales que sean respetuosas con la ley.

“China acoge las operaciones conformes a la ley (china)”, declar√≥ el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores Jiang Yu.

Un peri√≥dico, del grupo Diario del Pueblo, el √≥rgano del Partido Comunista, advert√≠a este jueves que si se cumpliera la amenaza saldr√≠an perdiendo los dos: Google y China. Para el primero ser√≠a “una p√©rdida incalculable”, sobre todo “estrat√©gica”, estima.

Y es que no hay que perder de vista que sus rivales, sobre todo Microsoft o Hewlewtt-Packard (HP), anunciaron que no tenían la intención de seguir sus pasos.

Tendencias Ahora