Notas
“Shakira de Kurdist√°n” genera pol√©mica y rompe esquemas en Medio Oriente
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con su ritmo pop, sus meneos de caderas provocadores y sus escotes pronunciados, Dashni Murad, apodada la “Shakira del Kurdist√°n”, causa sensaci√≥n en esta regi√≥n aut√≥noma del norte de Irak, donde sacude las costumbres conservadoras a golpe de m√ļsica.

Esta joven de 23 a√Īos, de larga cabellera y peque√Īa cintura, cuenta con un √°lbum en el mercado y se ha hecho muy popular entre los j√≥venes del Kurdist√°n.

“Admiro mucho a Shakira, la considero un modelo. Escucho sus canciones desde que soy peque√Īa”, afirma Dashni, que habla con fluidez ingl√©s y holand√©s por haber crecido en Holanda.

Su admiraci√≥n por la cantante colombiana de ra√≠ces libanesas es perceptible en sus videoclips y sus coreograf√≠as. En el videoclip de una de sus nuevas canciones, “Hela Hupa”, aparece vestida con una falda de lentejuelas. Con el cabello al viento, la joven baila al son de contoneos de caderas que recuerdan a los de Shakira. “Me inspiro de ella art√≠sticamente pero intento crear mis propios movimientos”, explica.

Son bailes que generan pol√©mica en el Kurdist√°n, una regi√≥n tribal muy conservadora donde todav√≠a abundan los cr√≠menes de “honor” y la igualdad entre hombres y mujeres parece un sue√Īo inalcanzable.

Aunque muchos jóvenes kurdos adoran a esta nueva artista, otros se sienten molestos por sus meneos, que consideran una afrenta a su cultura y al islam.

“Es una manera extra√Īa de presentarse. No es conveniente para nuestra comunidad”, estima Rasul Faqin, un funcionario de 34 a√Īos. “Quiz√° sea porque creci√≥ en Occidente. Para los europeos vale, pero para nosotros no. Va a destruir las bases de nuestra comunidad. No queremos que nuestros j√≥venes crezcan as√≠”, explic√≥.

Incluso las asociaciones feministas se oponen a la artista por estimar que atenta contra la imagen de la mujer.

“Nos oponemos a estos bailes y a la utilizaci√≥n del cuerpo de la mujer para atraer la atenci√≥n. Va contra nuestra pol√≠tica de defensa de los derechos de la mujer y de su emancipaci√≥n”, aduce Susan Aref, responsable de la Organizaci√≥n por la Emancipaci√≥n de las Mujeres del Kurdist√°n. “No queremos emancipar a las mujeres para liberar sus cuerpos”.

Dashni rebate estas cr√≠ticas afirmando que, por el contrario, quiere hacer que su m√ļsica se convierta en un instrumento de modernizaci√≥n de la cultura kurda. “Eleg√≠ hacer esto porque pienso que la gente, en particular los j√≥venes, necesita un nuevo estilo art√≠stico para romper las cadenas” del pasado, resume.

Dashni Murad no es una novata en el Kurdist√°n. Entre 2005 y 2007 se hizo famosa presentando el programa “Fuera de control”, donde entrevistaba a kurdos residentes en Europa sobre su forma de vida.

Hoy presenta otro programa “El Dashni Show”, algo as√≠ como una tertulia donde habla abiertamente de lo que preocupa a las mujeres, sobre todo de las relaciones amorosas, un tema tab√ļ en la sociedad kurda.

(AFP)

Tendencias Ahora