Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
ARCHIVO | Cristobal Escobar | Agencia UNO

Falta de voluntad política tiene en punto muerto idea de postergar elecciones del 10 y 11 de abril

Jueves 18 marzo de 2021 | 01:19
248.509 VISITAS

Ni Chile Vamos ni la oposición manifestaron voluntad para impulsar una reforma constitucional para postergar las elecciones del 10 y el 11 de abril, y aseguraron que se ve compleja la posibilidad de llegar a un acuerdo transversal.

Complejo es el escenario político respecto a la idea de impulsar una reforma constitucional para modificar la fecha de las elecciones del 10 y el 11 de abril.

En lo concreto, se trata de la advertencia que se hizo por parte del exministro de Salud Jaime Mañalich, y también desde el Colegio Médico.

Y si bien diferentes voces de las bancadas del Congreso manifestaron apertura de avanzar, a la hora de concretar, el tema cambió debido a la nula disposición para impulsar una reforma constitucional.

En la oposición, los parlamentarios en su mayoría observaron con cautela el calendario electoral, y señalaron, por un lado, que si bien se debe revisar el número de contagios, no están por ingresar una reforma que vaya en línea de aplazar los comicios.

Al respecto, el jefe de la bancada del PPD, Raúl Soto, reconoció que no están a favor de la iniciativa, menos de impulsarla. Mientras, el diputado socialista Leonardo Soto sostuvo que el debate es “artificial”, aludiendo a un eventual cálculo político.

La diputada de Revolución Democrática, Maite Orsini, en tanto, se refirió a los antecedentes sanitarios con los que se cuenta.

El poco tiempo que queda, las eventuales segundas vueltas, y los detalles que se deben afinar por parte del Servel, son parte de los argumentos por los cuales el mundo político no estaría dispuesto.

En el oficialismo, tampoco hay definiciones. Por ejemplo, el diputado RN Frank Sauerbaum señaló que en su partido al menos, no hay ningún parlamentario que haya manifestado la intención de legislar en la materia.

El diputado de Evópoli y vicepresidente de la Cámara, Francisco Undurraga, señaló que un acuerdo debe ser gatillado por las fuerzas especializadas en el aspecto sanitario.

En el Senado el escenario se repite. En el fondo, buscan un pronunciamiento formal del mundo académico, antes de tomar cualquier tipo de decisión. Esto, pese a que las sugerencias se encuentran sobre la mesa.

El socialista Alfonso de Urresti sostuvo que no hay disposición para una modificación de esa naturaleza.

Si bien hay algunos parlamentarios que se cierran ahora, aseguran que de todas formas el escenario sanitario será el que dará el pase para la última palabra, según destacó el senador independiente Carlos Bianchi.

Algunos parlamentarios oficialistas señalaron que están dispuestos a apoyar una reforma solo si es impulsada por el Gobierno. Sin embargo, La Moneda se mantiene firme en que el camino es el voto en dos días.