temas del día

Nacional


Investigan hallazgo de presuntos detenidos desaparecidos en cementerio de Los Andes

AconcaguaNews
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hasta el Cementerio Parroquial de Los Andes llegaron funcionarios de la PDI de Santiago junto al ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jorge Arancibia y tres testigos para realizar una serie de pericias en busca de eventuales casos de detenidos desaparecidos al interior del recinto.

Según un informe, al cual nuestro medio asociado Aconcagua News tuvo acceso, se señala que serían cuatro casos los que se investigan. Estos sucesos habrían sido descubiertos por trabajadores del cementerio cuando realizaban labores al interior de éste.

Uno de los casos, según detalla el archivo, corresponde al hallazgo de un cuerpo masculino en el sector norponiente del recinto en 1985, el cual estaba amarrado de pies y manos, en posición fetal y al interior de un saco. Tras el hallazgo se le ordenó al trabajador derivarlo hasta una fosa común al interior del mismo cementerio.

El segundo caso, corresponde a un cadáver hallado en el cuerpo de caridad del recinto, entre 1985 y 1990, según detalla el escrito. En esa oportunidad el sepulturero Luis Berríos, cuando se encontraba efectuando una sepultura, halló un cadáver amarrado desde los pies hasta la cabeza con alambre, el que luego fue nuevamente sepultado al interior de un ataúd, en el mismo lugar donde fue encontrado.

El tercer caso, se encuentra emplazado en el mismo lugar donde fueron hallados los otros cuerpos. Este cadáver fue encontrado ahorcado con un yugo de madera con un sistema de pernos tipo mariposa. El cadáver habría sido hallado en 1986 aproximadamente y según desprende el documento también habrían sido reducidos en el mismo cementerio parroquial.

El cuarto caso corresponde a lo relatado por otro de los trabajadores del recinto, quien señala en su declaración que en del sector poniente del cementerio en el año 1973, un piquete de militares lo obligó bajo amenazas a enterrar un cuerpo, el cual no cumplía en ese entonces con los tramites de rigor.

El trabajador sostiene en su declaración que siempre fue apuntado por un militar, obligándolo a sepultar el cadáver. Hoy en el lugar se encuentra un nicho con una lápida que señala “Juan Ramón Órdenes Torres, Por tu ejemplo seguiremos viviendo sin olvidarte jamás”. El trabajador que habría sido apuntado por militares, ya estaría fallecido.

La PDI y el ministro se encuentran fijando el lugar y levantando la mayor cantidad de evidencias. Asimismo, los testigos del hecho y de los hallazgos han recordado y relatado lo que se vivió, en esos años, al interior del recinto parroquial.

Aún se desconoce si se solicitará la exhumación de los cadáveres.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados