¿encontraste un error?
avísanos

La verdad tras 6 mitos comunes sobre el vello púbico

0VISITAS
kf_fotografie (CC) Flickr

Publicado por

Ahora que los días están más calurosos, crece la preocupación entre las mujeres por la depilación íntima. Mientras algunas creen que “deben” arrasar con todo el vello como una obligación imperiosa, otras tienen mucho miedo sobre qué pasará si simplemente deciden no hacerlo.

Para acabar con algunos mitos, un grupo de especialistas aclaró algunas verdades a la revista de salud femenina Women’s Health. Pon atención.

Lee también: 10 dudas sobre la depilación íntima que muchas chicas tienen

Mito 1. “El vello púbico protege contra enfermedades de transmisión sexual”

No está del todo claro. Algunos especialistas creen que el vello púbico podría actuar como un caldo de cultivo para las bacterias. “No hay duda de que tener menos pelos en esa zona puede ser una buena opción porque el pelo proporciona bacterias”, dice Wendy Askew, ginecóloga del Instituto para la Salud de la Mujer en San Antonio (EEUU).

La especialista explica que aunque no se ha investigado específicamente los gérmenes en el vello púbico, hay estudios que han demostrado cantidades alarmantes de bacterias en las barbas de los hombres, dice Askew.

La profesional señala que muchas mujeres asumen incorrectamente que el vello púbico las protege de las verrugas genitales y las enfermedades de transmisión sexual que afloran del contacto piel con piel. “El vello púbico por sí solo no es suficiente para proteger contra las ETS”, dice Sejal Shah, dermatólogo de Nueva York, quien asegura que en ocasiones el vello podría ayudar al virus a sobrevivir.

De hecho, un estudio concluyó que el VPH (virus papiloma humano) presente en el vello púbico de un hombre podría causar problemas relacionados con el VPH en sus parejas femeninas.

Sin embargo, otro estudio reciente indica que las personas que se depilan la zona genital tienen una incidencia más alta de enfermedades de transmisión sexual como herpes, sífilis o clamidia.

Mito 2: “El vello púbico hace el sexo menos placentero”

No necesariamente. El vello púbico puede provocar menos fricción, lo que hace que el roce sea más suave. Y es que el vello ayuda a amortiguar y proteger el área, dice Shah.

Por otro lado, algunas mujeres prefieren sensaciones más intensas y por eso se inclinan por depilarse completamente, añade Askew. “En teoría, se puede obtener una estimulación más directa. Depende de cuánto prefieran las mujeres y cuánta estimulación o presión necesiten para alcanzar el orgasmo”, explicó.

Mito 3: “El color del vello púbico siempre coincide con el de la cabeza”

Totalmente falso. En realidad pasa algo similar con las cejas, que no siempre coinciden completamente con el color del pelo de la cabeza.

De hecho, “el vello púbico tiende a coincidir con el color de las cejas” y no el de la cabeza, dice Askew.

Mito 4: “El vello púbico es ‘matapasiones"”

En realidad, depende de cada pareja, pero hay algunas pruebas de que el vello púbico podría incluso activar más el deseo porque está lleno de feromonas.

“Las glándulas sebáceas, que son tan frecuentes en la piel con vellos, producen una secreción inodora. Entonces, ésta se mezcla con las bacterias que tenemos en la piel y el cabello, produciendo un particular olor que puede ser afrodisiaco. Las personas que son sensibles al olor se podrían sentir atraídas hacia éste”, dice Askew.

Mito 5: “El vello púbico nunca para de crecer”

El pelo deja de crecer cuando llega a cierto punto, dice Askew. “Se detendrá y, básicamente, permanecerá en un cierto nivel, y luego cuando se corte, crecerá de nuevo hasta ese punto”, dice.

La longitud en la que se detiene varía de persona a persona, pero Shah dice que generalmente se detiene entre 1.2 y 5 centímetros. Eventualmente, podría incluso llegar a ser más delgado con el tiempo.

“Normalmente lo vemos después de que las mujeres pasan por la menopausia y tienen deficiencias hormonales. El pelo se volverá mucho más escaso, mucho más fino y mucho menos densamente poblado”, explica la profesional.

Mito 6: “Si tienes piel sensible, no puedes rasurar esa zona”

“Si te afeitas agresivamente cerca de la piel y no usas crema de afeitar emoliente, vas a ser más propensa a romper o dañar la piel”, afirma Askew. “Si la suavidad es tu objetivo, prueba una crema de afeitar emoliente o considera otros métodos de depilación como la cera o láser”, agrega.

URL Corta: http://rbb.cl/fb2j