¿encontraste un error?
avísanos

Sostenes sin arco: la prenda de ropa interior a la que no debes temer

0VISITAS
Flores

Publicado por

Estas prendas además de ofrecer un excelente soporte al busto, son suaves y sin demarcación, y están especialmente confeccionadas para cuidar la delicada piel de esa zona.

La industria de la ropa interior ha evolucionado en la confección de prendas específicas para la mujer actual, que busca vestir de forma práctica y versátil todos los días.

En ese sentido, Jack Esquenazi, Subgerente de Marketing de Flores destaca que “los sostenes sin arco son una gran innovación pues tienen la ventaja de ofrecer contención y cobertura, sin necesidad de llevar barbas debajo del busto, lo que permite un look firme y natural”.

Lee también: Sostenes: Todo lo que debes saber para sacarle partido a tus pechos

Aunque algunas les temen, muchas mujeres los prefieren porque buscan un sostén con un diseño atractivo, funcional y cómodo.

Además, puedes obtener algunos beneficios gracias a la tecnología aplicada en su confección:

En el interior consta de una pieza de fabricación automática y sin costuras, asegurando la suavidad al contacto con el cuerpo.

La espuma utilizada para su fabricación, denominada “Flexible Foam”, permite que el sostén se adapte a distintos tipos de busto.

Los breteles son diferenciados, es decir, son más anchos a medida que aumenta la talla del sostén y están ubicados en la posición correcta para ofrecer el soporte necesario.

El exterior está fabricado de microfibra extra-suave y los elásticos del contorno van ocultos dentro de dos capas de tela, aumentando el confort.

Están diseñados en diferentes colores y texturas exteriores (Jacquard, microfibra lisa y estampada), con el fin de ofrecer opciones según los gustos de cada mujer.

Flores
Flores

Esquenazi añade que “su uso se recomienda para quienes tienen el busto sensible, que están recién operadas e incluso para realizar ejercicio, ya que cumple la función de un peto deportivo pero con diseño más lindo y que permite lucir el escote”.

Los sostenes sin arco se han sumado con éxito a otras innovaciones que han revolucionado la industria años atrás, gracias a que ofrecen beneficios estéticos y funcionales, entre las que destacan:

* Uso del láser: Empleado para el corte y pegado de las prendas, y al no tener costuras, no se marcan sobre la ropa.

* Telas sin demarcación: La microfibra es uno de los materiales más utilizados en la elaboración de ropa interior, debido a que tiene una larga vida útil, es altamente resistente a lavados frecuentes, no encoge, no se deforma y en general no llega a perder sus propiedades con el uso diario. Además, tampoco se marcan sobre la ropa.

* Malla Powernet: Es una tela de alta tecnología, respirable que se utiliza en las prendas modelantes para dar una función de control.

Flores
Flores

5 errores comunes que las mujeres cometen con sus sostenes

Cuando se trata de sostenes, las mujeres cometen muchos errores. Así lo afirma la especialista Bobbie Smith, de la tienda neoyorquina Freshpair, quien dice que podemos reparar esas equivocaciones que van desde la compra hasta la mantención de la prenda.

1. No saber elegir la copa y el número

Según explican en Intime.cl, la talla (número) “es la medida del contorno de la espalda” y se “obtiene midiendo horizontalmente, alrededor del torso, a la altura de la base del busto”.

Mientras, la copa (letra) es “el volumen del busto”, cuyo valor se consigue midiendo el contorno en “la altura de la parte más sobresaliente del pecho”. Además, debes fijarte que la copa no presione los senos, sino que sólo los sostenga. “Tampoco debe partirlo en dos con su borde superior. Después de ponerte el sostén, mete tu mano y levanta cada uno de tus senos para que quede lo más elevado posible dentro de la copa”, señalan desde Intime.

2. Dejar que la banda quede hacia arriba en la espalda

Si esto pasa corres el riesgo de lesionar tu espalda. Además debes procurar que no apriete ni quede demasiado suelto atrás. Si puedes meter la mano extendida entre el cierre y la espalda, está mal. Algo similar pasa con los tirantes, pues “no deben quedar ni demasiado largos ni tan tensos que se te suba la espalda hacia atrás”, indica Nuria Sardá, directora creativa de la marca de ropa interior Andrés Sardá.

Además, tal como indica Intime.cl, “no debe quedar espacio entre el frente del sostén y tu esternón”.

3. Pensar que sólo debes usar sostenes con barbas y moldeados

Bobbie Smith dice que usar un sostén blando o uno moldeado y con barbas (esos que mantienen siempre su forma aunque estén en un cajón), depende de la textura de los senos. Ella dice que si tus pechos son firmes y levantados, puedes prescindir de los “push-up”. Pero si, tus pechos son más suaves y un poco caídos, se pueden usar prendas con barba.

Sin embargo, Bobbie también explica que la mayoría de las mujeres tienen los pechos en forma de cono, no redondos, entonces si se pone un contorno, los tejidos tratan de adaptarse a esa forma y pueden lucir desparramados o incluso cuadrados.

Por ello, ella cree que es mejor inclinarse por los sostenes con costuras, porque dan un soporte más natural que sigue la forma de la mama y a la vez, la moldea.

4. Pensar que un sostén sirve para cualquier tipo de ropa

Mientras algunas poleras se ven mejor si tus senos están un poco más abajo, hay vestidos que requieren que se vean más levantados. Por lo mismo, es bueno probar diferentes sostenes con cada prenda de ropa y elegir los que combinan mejor con cada atuendo.

5. Usar un sostén por 2 días sin descanso

Aunque un sostén te guste mucho, es bueno dejarlo descansar al menos por un día, para que la banda elástica recupere su fuerza. Bobbie dice que usar un sostén dos días seguidos hace que el elástico se estire continuamente, se debilite y se desgaste más de lo habitual. Además, recomienda lavar estas prendas en agua fría para que se mantengan mejor.

También sugiere tener al menos entre 6 y 7 sostenes para ir rotándolos con el vestuario, y hacer que duren más tiempo.

URL Corta: http://rbb.cl/eokk